"No puedes criar serpientes en tu jardín y esperar que sólo muerdan a tus vecinos" (Homeland, extraordinaria serie sobre el funcionamiento de la CIA que desnuda la perversa moral del imperio).

27 de junio de 2011

¡NO, DANILO!: NI CERCA, NI QUE TE APOYE, NI QUE HABLE A TU FAVOR... -2011

Una advertencia a Danilo Medina

Si se lee de esta forma, no se podrá entender en su totalidad el verdadero significado de lo que queremos decir:
Los 'dominiques' son únicos. Por eso no aparece un Chávez, un Fujimori, un Lugo. A los 'dominiques' les gusta que los dobleguen... Prefieren a Leonel -charlatán, cobarde, mentiroso e incumplidor- sobre Danilo, quien conoce el funcionamiento del Estado muchísimo mejor que el etéreo genio y, además, encarna los principios más puros del profesor Juan Bosch.

Al pueblo dominicano hay que conocerlo, y Juan Bosch y sus postulados sociopolíticos son las herramientas para lograrlo. Si Leonel Fernández hubiese sido el candidato, seguro hubiese triunfado; el pueblo hubiese votado por él. La contienda entre Danilo e Hipólito será cerrada, y si Leonel apoya a Danilo se abrirá a favor de Hipólito. Así funcionan los 'dominiques'!

Un llamado público a Danilo Medina, hoy 27 de junio de 2011: Leonel Fernández le resta votos a tu candidatura; ni lo llames a tu lado ni le pidas que se pronuncie a tu favor, ambas tienden a restarte simpatía. Precisamente esa es su estrategia, apoyarte para que pierdas. Un fuerte abrazo y éxitos!
Estas tres entregas, publicadas en 'Facebook', las hicimos mientras nos encontrábamos visitando un cliente en Canóvanas, y como la lluvia prácticamente lo estropea todo en este país, nos sentamos muy tranquilamente a meditar lo que puede suceder a partir de hoy en la República Dominicana, cuando ya está totalmente definida la selección de los dos candidatos que se disputarán el poder en la contienda de mayo del 2012.

Vamos a ordenar las mismas en el orden en que salieron de nuestro celular hacia la red social 'Facebook' y, de ser necesario, corregir, aclarar o mejorar algún concepto -de los que gustan al Cantinflas que gobierna la República Dominicana- que esté fuera de contexto.
(Hacemos) un llamado público a Danilo Medina, hoy 27 de junio de 2011: Leonel Fernández le resta votos a tu candidatura, ni lo llames a tu lado ni le pidas que se pronuncie a tu favor; ambas (acciones) tienden a restarte simpatía. Precisamente esa es su estrategia: apoyarte para que pierdas. ¡Un fuerte abrazo y éxitos!

[Luego se nos ocurrió explicar por qué decíamos lo
que habíamos publicado, buscando acortar el
número de palabras para que apareciese dicha
explicación sin cortes en la entrega].

Al pueblo dominicano hay que conocerlo, y Juan Bosch y sus postulados sociopolíticos son las herramientas para lograrlo. Si Leonel Fernández hubiese sido el candidato (por el Partido de la Liberación Dominicana), las posibilidades de triunfo del PLD frente al Partido Revolucionario Dominicano serían mayores; el pueblo votaría por él como lo ha venido haciendo en contiendas anteriores, y aquí es donde radica lo "inexplicablemente explicable" ante lo que señalamos a continuación: el enfrentamiento entre Danilo Medina e Hipólito Mejía será uno cerrado, y si Leonel Fernández apoya a Danilo dicho enfrentamiento se abrirá a favor de Hipólito Mejía y el PRD.

Así funciona la sociedad dominicana: el pueblo está "jarto" del PLD, de Leonel Fernández, de sus ministros, de sus ejecutorias... pero está "jarto" del conjunto... quiere un cambio en la administración completa; sin embargo, no es la realidad en lo aislado, en lo individual, frente a un Leonel Fernández al margen de "todo", y la razón estriba en lo siguiente: además de haber hecho buenos gobiernos en términos de arroz y habichuelas, haber mantenido un crecimiento económico prácticamente sostenido (independientemente de los millones de dólares que circulan por el narcotráfico) en un momento histórico de crisis económica mundial, haber mantenido la moneda nacional estable frente al dólar, se ha forjado como el único líder con carisma, totalmente informado (lo que usa a su conveniencia, en su narcisismo... en su enamoramiento) y con una oratoria que sólo podría ser superada por el más grande de los guías populistas que ha dado la patria de Duarte: José Francisco Peña Gómez.

En su conformación de clases, la República Dominicana es una sociedad puramente pequeñoburguesa, con una incidencia muy alta de las capas bajas pobre, muy pobre y baja propiamente dicha. Los que pertenecen a este amplio sector de la sociedad (muy poco conocido en sociedades desarrolladas como la inglesa, la alemana, la francesa, la norteamericana, la canadiense... ) son capaces de hacer cualquier cosa que pueda parecer inexplicable ante los ojos de un espectador normal: de aquí salieron los calieses de la Era de Trujillo y salen los actuales, que reciben sueldos para mantenerse cacareando estupideces por la radio a favor de la tiranía, sin siquiera saber leer y escribir correctamente y que no pasan el menor escrutinio académico, mucho menos el intelectual; salen los trepadores y los oportunistas, que hacen lo impensable por escalar capas en el espectro bajo pequeño burgués en el que se enmarcan; salen los que alimentan el frente oligárquico, que difaman, injurian y matan para verse favorecidos por los eternos dueños del país, los mismos a quienes representa Leonel Fernández en el ejercicio del poder... Y es aquí donde culmina, no como última razón, la búsqueda a las explicaciones a las interrogantes planteadas.

Los dominicanos somos únicos. Por eso la sociedad actual no puede parir un militar como Hugo Chávez; no puede dar, de la nada, un mandatario como lo dio Perú con Alberto Fujimori o como lo dio Paraguay con Fernando Lugo; no puede dar (y ojalá sea Danilo si la contienda le favorece, o Hipólito si revalida su triunfo del 2000 -para lo que tendrá que honrar sus palabras en las que reconoce los errores que cometió-) un jefe de Estado que gobierne para los pobres como lo dio Ecuador con Rafael Correa o como lo dio Bolivia con Evo Morales... A los dominicanos nos gusta que nos dobleguen, que se burlen de nosotros, que nos maltraten... Preferimos un Leonel Fernández -charlatán, cobarde, mentiroso e incumplidor- sobre un Danilo Medina que conoce el funcionamiento del Estado muchísimo mejor que el etéreo genio y que, además, se aproxima, en sus intenciones, a los más puros ideales del profesor Juan Bosch.
Ing. Nemen Hazim Bassa
27 de junio del 2011
Carolina, Puerto Rico