"No puedes criar serpientes en tu jardín y esperar que sólo muerdan a tus vecinos" (Homeland, extraordinaria serie sobre el funcionamiento de la CIA que desnuda la perversa moral del imperio).

23 de octubre de 2011

LEONEL FERNANDEZ... ¿DISCIPULO DE JUAN BOSCH?-2011

¿Es Leonel Fernández un discípulo de Juan Bosch?

Define la Real Academia Española en su edición digital:
Discípulo, la.
(Del lat. discipŭlus).
1. m. y f. Persona que aprende una doctrina, ciencia o arte bajo la dirección de un maestro.
2. m. y f. Persona que sigue la opinión de una escuela, aun cuando viva en tiempos muy posteriores a los maestros que la establecieron
[m. y f. significan nombres masculino y femenino].

Define Wikipedia, "la enciclopedia libre digital":
Discípulo.
.- Cada uno de los seguidores del maestro fundador de alguna escuela, especialmente de una escuela filosófica o una escuela de pensamiento religioso; también de una escuela artística, aunque en este caso suele emplearse la palabra colectiva taller.

La de Wikipedia, que define discípulo como "cada uno de los seguidores del maestro fundador de alguna escuela, especialmente de una escuela filosófica... " incluye implícitamente a los seguidores de una escuela política, definida por ideología (orientada sobre la base del pensamiento y el uso de la razón), objetivo (sustentado en el diálogo y el discernimiento, muy bien definido en sus orígenes) y conducta (producto de una rígida y constante práctica de decencia, decoro, justicia, rectitud, honradez, integridad, dignidad y modestia) que adornan al maestro.

Con la definición de "discípulo" que conocemos históricamente, aplicada a la religión, podemos establecer un juicio mucho más amplio, pero sin salirnos de los conceptos que han trillado la historia durante siglos, quizás desde Tales de Mileto (Siglo VII a. de C.), consagrado como el iniciador de la formulación racional (física) sobre el universo y, además, considerado como el primer filósofo de Occidente.

Una definición acabada sería:
Discípulo.
.- Persona que estudia, sigue y defiende las ideas y opiniones de una escuela -o de un maestro fundador de alguna escuela- pero, además, que aprende una doctrina, ciencia o arte bajo su dirección, aun cuando pertenezca a una generación muy posterior... El discípulo es alguien que aprende del líder, es su partidario; no se conforma con ser un simple entusiasta... ¡SE COMPROMETE CON LA ENSEÑANZA DE SU MAESTRO!

Sólo una persona, en toda la historia dominicana, ha creado una escuela política con ideología definida, objetivos muy bien delineados y mecanismos de fiscalización altamente efectivos para evitar que la conducta humana violente el desarrollo natural de la sociedad: Juan Bosch, quien creó esa escuela a partir del 15 de diciembre del 1973 cuando fundó el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), luego de abandonar al Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que "había dejado de ser lo que diez años atrás creí que podía ser. ¿Cómo podía yo exponerme a ser candidato presidencial perredeísta para las elecciones de 1974?... ¿Con quiénes iba a gobernar si en el PRD no llegaban a cien los hombres y las mujeres que... fueran incapaces de usar los cargos públicos en provecho propio? ["El PLD, un partido nuevo en América" - Juan Bosch, Página 112, Tercera Edición - 1999, Editora Alfa y Omega. Santo Domingo, República Dominicana].

Históricamente los partidos políticos dominicanos se han nutrido de la baja pequeña burguesía, clase social que se reproduce a la velocidad de la luz en un país como el nuestro, de capitalismo tardío, en el que la burguesía no ha entendido nunca el rol que le corresponde jugar en la sociedad, coincidiendo constantemente con una oligarquía rancia que resucitó con la muerte del tirano Rafael Trujillo.

Sobre esa baja pequeña burguesía habíamos escrito lo siguiente, en un artículo publicado en este foro bajo el título "La baja pequeña burguesía perredeísta y el neotrujillismo":
"El pequeñoburgués de las capas baja, baja pobre y baja muy pobre, cuando adopta una definición ideológica, la alimenta con sentimientos y emociones que lo empujan a 'destacarse socialmente', a 'escalar posiciones que lo distingan'; sólo le interesa darse a conocer y nada más...

"La conducta de la baja pequeña burguesía esta regida por el afán desmedido de escalar sectores o capas superiores sin miramientos, haciendo cuanto esté a su alcance para lograr, siempre en el plano personal, los lujos o formas de convivencia atípicos en una sociedad atrasada. En su movilización a otros horizontes, la baja pequeña burguesía ha arrastrado hábitos y patrones de comportamiento similares a los que la sustentan en la patria de origen...

"El bajo pequeñoburgués hace lo impensable para subir en la escala social: miente, roba, inventa chismes, mata, traiciona... Se cree amigo personal de militares y funcionarios que no conoce; 'sabe de todo', calumnia, fabula; repite lo que oye y lee sin constatarlo y su alma vende al diablo -de ser necesario-, por la exhibición y la obtención de bienes materiales... es responsable -por los millones de iguales- ... de los interminables gobiernos de Pedro Santana, Buenaventura Báez, Ulises Heureaux, Rafael Trujillo, Joaquín Balaguer, Leonel Fernández... ".
Los vicios que se adquieren en los niveles de la baja pequeña burguesía (baja propiamente dicha, baja pobre y baja muy pobre) -casi en la totalidad de sus componentes-, son de por vida. Es por eso por lo que un pequeñoburgués de capa media o capa alta, en sus expresiones y actividades, o en su comportamiento, y al margen de estudios o niveles académicos, se comporta idéntico a un bajo pequeñoburgués; sólo las apariencias y el cúmulo de riquezas mal habidas lo diferencia (siempre habrá una que otra bien habida).

Los niveles medio y alto de la pequeña burguesía son los máximos a los que normalmente aspira un bajo pequeñoburgués en la división de clases de la burguesía. El salto natural a la capa siguiente, que es la burguesía, nunca lo da el pequeñoburgués -o casi nunca-; sólo la acumulación de dinero es lo que importa; ser 'rico' es su máxima ambición. En muy, pero muy contadas excepciones, un pequeñoburgués de capa alta dispone de los medios de producción para comprar mano de obra y generar riqueza, lo que lo llevaría al escalón máximo: la burguesía.

Es por eso por lo que los pequeñoburgueses terminan aliándose a la oligarquía (Iglesia, Sector Financiero, Fuerzas Armadas, Embajada USA, Importadores, Hacendados... ), la que los usa a su conveniencia a cambio de proporcionarles "exhibiciones y apariencias" en actividades sociales que nunca imaginaron podrían participar. El oligarca rancio, 'de estirpe' (o 'de primera', como comenzó llamándole Juan Bosch antes de conocer el marxismo), desprecia a este "sapo" de las clases sociales, pero lo usa desde la presidencia hasta cualquier otro cargo de menor jerarquía, siempre en beneficio de sus intereses. [Sólo por el cargo, aun sin contar con los "recursos" (?) para estar en la capa alta de la pequeña burguesía, Leonel Fernández forma parte de ella, pero hay más: el Dr. Fernández ha pasado a sustituir a Joaquín Balaguer como representante de la oligarquía... sin ser un oligarca representa los intereses de esa clase (caso similar al de Balaguer), que subyuga al pueblo con la anuencia y el respaldo entusiasta de los mismos sapos].

Cuando Juan Bosch abandonó el PRD y fundó el PLD lo hizo con conocimiento cabal de esta realidad. Por eso el PLD, desde sus inicios, fue concebido como un partido de militantes -como un partido de organismos-, no como un partido de personas, puesto que esta era "la manera de asegurarle a cada miembro del PLD que el partido hijo del PRD no acabaría siendo igual a su padre-madre" (Ibíd.).

La experiencia que le ofreció el PRD llevó a Juan Bosch a buscar fuentes de inspiración en patrones de comportamiento exhibidos por la "iglesia católica y los ejércitos", orientados a la formación de una organización que pudiese agrupar militantes "dedicados a luchar en el orden político para resolver los problemas del pueblo dominicano, no los suyos personales... " (Ibíd.).

El PLD se fundó como una negación al PRD; mientras Juan Bosch se mantuvo al frente del mismo -con su instinto fiscalizador de los métodos de trabajo, organización y disciplina-, funcionó como una maquinaria perfecta, como una escuela filosófica... como una verdadera escuela política; si hubiese perdurado a través del tiempo, quizás estuviésemos recogiendo los frutos (y que no se use como argumento que para ganar las elecciones había que cambiar las estructuras del partido -de uno de cuadros a uno populista-, pues para muestra basta el botón del 1990: o las elecciones se ganaron por votos, aunque fueron saqueadas por Joaquín Balaguer y su recua, o se perdieron por muy pocos como argumenta Víctor Grimaldi. El hecho es que, como partido de cuadros, el PLD demostró que para alcanzar el poder no tenía que convertirse en una letrina igual a las tradicionales).

Pero la escuela fue negada, fue saboteada, de la misma forma que el maestro... y los orígenes de la negación y el sabotaje no son recientes; datan de los días posteriores a las elecciones del 1990... del protagonismo que comenzó a ejercer la trilogía Fernández - Montás - Bengoa en el PLD, que se encargó de anular las acciones que Juan Bosch había decidido tomar, junto al pueblo, de lanzarse a las calles a luchar por el respeto a la voluntad popular expresada en las urnas (las acciones derivadas de este evento provocaron la salida de Vicente Bengoa del PLD).

Desde esta nueva plataforma -las elecciones del 1994-, el discipulado dejaba ver ya las intenciones de llegar al poder al margen de toda influencia boschista; y el non plus ultra de los descaros se dio con aquella firma del Frente Patriótico, engendro diseñado maquiavélicamente para una segunda vuelta en unas elecciones anticipadas (mayo 16 y junio 30 de 1996), fruto de los acuerdos generados por el nuevo fraude que ejecutaron Joaquín Balaguer y su misma recua contra el doctor José Francisco Peña Gómez y el PRD en esos comicios.

El esquema estaba al borde de su aparición con el triunfo de Leonel Fernández en esa segunda vuelta y la selección de los miembros del gabinete, misma que, de acuerdo con el Comité Político, "quedaba a discreción del Presidente".

De ahí para acá, las acciones concretas -al tenor del maestro- brillan por su ausencia, dentro de lo que se debería conocer como el mayor fraude en la historia de la República Dominicana: la formación de oportunistas en una escuela política -que garantizaba mejores condiciones de vida para los dominicanos, respeto a sus instituciones, soberanía nacional, y un futuro promisorio con la implementación de una educación integral y moderna al margen de consideraciones presupuestarias-, con la única finalidad de saquear a un pueblo ignorante, que le proporciona las herramientas, con su conformismo, para que el Comité Político del PLD sea hoy un núcleo alto pequeñoburgués/oligárquico (ni son obreros ni son burgueses, y los millones que poseen los tienen depositados en bancos locales y en el exterior; son ricos, dañinos a la sociedad, y por tanto actúan como oligarcas... ¡sin tener noción de lo que hacen!... el boschismo lo han usado para pasárselo por donde no les da el sol) con las más abultadas cuentas bancarias del país, provenientes del robo al erario y del tráfico de influencias, drogas, armas, ciudadanos extranjeros y mujeres para la prostitución.

La pequeña burguesía se mantuvo dentro de los límites de la honestidad y el compromiso mientras el partido funcionó bajo los niveles de fiscalización que estableció Juan Bosch... pero desde su salida del ambiente político, por razones conocidas, la historia comenzó a contarse al revés.

Esa pregunta que se hizo Juan Bosch cuando abandonó el PRD en 1973 se la haría de nuevo si estuviese inmerso en la encrucijada que tendría que afrontar dentro de un PLD al que obligatoriamente abandonaría: ¿Con quiénes 'voy' a gobernar si en el PLD no 'llegan' a cien los hombres y las mujeres... incapaces de usar los cargos públicos en provecho propio?

Las metas de Juan Bosch estaban establecidas desde la fundación del partido en 1973 y, en 'El PLD, un partido nuevo en América' -referencia de este escrito-, en la página 176, están contenidas las palabras que respaldan esta aseveración, que no fueron más que el producto de su fe en la consagración de un partido para servir al pueblo, no para servirse de él, sin darse cuenta que sus miembros -dentro de los cuales surgió uno que dividió la sociedad entre peledeístas y corruptos-, sobre todo los más avezados "discípulos", le deparaban a los dominicanos el mayor fraude que conoce la historia del país, lo que, analizado bajo las herramientas que él mismo creó, era fácilmente predecible debido a la conformación social de los "hombres y mujeres encuadrados en grupos dedicados a luchar... para resolver los problemas del pueblo dominicano, no los suyos personales" (¡Sí, Pepe!... diría mi hija frente a tan falsas expectativas).

Juan Bosch se planteaba -ante el fracaso de un PRD estructurado bajo las normas tradicionales- un partido nuevo, con sólida formación política, bien organizado y con una férrea disciplina; con el convencimiento de que el estudio de la historia era la herramienta precisa para conocer las causas de los errores cometidos y así evitar sus repeticiones. La respuesta ante este nuevo reto se lograba:
"Creando un partido de organismos, no de personas; un partido que fuera distinto del PRD; uno que luchara a conciencia sabiendo que para resolver el problema de cada uno de los peledeístas había que luchar para resolver los (problemas, nh) de todos los dominicanos, o dicho en el lenguaje propio de la política, había que crear y desarrollar el partido que el país no había conocido; el de la Liberación Dominicana, el llamado a libertar de su atraso, de su dependencia, de la miseria a millares de compatriotas, no a una parte pequeña o mediana o grande de los dominicanos sino a todos los dominicanos... Era necesario, absolutamente necesario, que antes de ser miembro del partido el que deseaba serlo pasara por la etapa de aspirante que sería agotada en un Círculo de Estudio...
Miembro era la máxima categoría que adquiría un militante dentro del PLD y, como tal, desarrollaba funciones muy específicas dentro del marco de las actividades del partido que lo convertían en un cuadro, "lo que equivale a decir que el PLD es un partido de cuadros, el único partido de cuadros entre los partidos democráticos de América" (Ibíd.).

La implementación de métodos de trabajo como forma efectiva para lograr los objetivos; el estudio de la conformación social como referente para las aplicaciones de las medidas requeridas; la unidad de criterio en la toma de decisiones; la divulgación, por los medios especializados del partido -'Vanguardia del Pueblo' y 'Política: Teoría y Acción'-, de temas históricos, económicos y políticos; la puesta en marcha de métodos organizativos y disciplinarios; la práctica de valores morales y éticos; la desconfianza sembrada en la membresía para impedir el desarrollo de grupos internos (práctica intrínseca de las agrupaciones políticas dominicanas)... y la vigilancia permanente de las finanzas del partido, hacían del PLD "un partido único en América", producto de la dedicación, el sacrificio y el esfuerzo de un ilustre dominicano que se entregó por completo a la búsqueda de alternativas para cambiar la composición social dominicana, siempre con propuestas revolucionarias que coronaba con rectitud, integridad y compromiso sin paralelos en el ejercicio político local, cualidades que, aun como Presidente, puso de manifiesto con estas palabras pronunciadas mientras ejercía la jefatura del Estado en 1963:
"Queremos advertir al país que el Presidente de la República no tiene amigos, ni enemigos, ni arientes, ni parientes; la ley protege a todos los dominicanos pero la ley también le cae encima a todo dominicano que la viole. Esto es una república que tiene que regirse por la ley, y la ley no conoce nombres, ni personas, ni sentimientos, ni relaciones familiares. Los funcionarios de este gobierno, los escasos funcionarios de este gobierno que crean que el Presidente no se va a enterar si hacen algo mal hecho, están equivocados, porque el Presidente se entera, y el Presidente envía a la Justicia y hace detener al más íntimo de sus amigos y al más cercano de sus colaboradores; ¡me duele hacerlo, pero tengo que hacerlo!, para preservar la democracia en este país, y para conservar mi dignidad y mi orgullo. ¡Yo puedo ser derrocado como cualquier gobernante puede ser derrocado en América Latina, pero no seré deshonrado. Cuando salga del poder tendrán que reconocer mi honestidad. Este gobierno, en ningún caso ordenará, ni protegerá, ni encubrirá una inmoralidad, una maldad o un crimen!".
Un "Wikileak" de la época lo ratifica, reconociendo en Juan Bosch la pulcritud con que gobernó y el celo con el que manejó los dineros del pueblo:
"Un informe confidencial de la Embajada estadounidense dice: el gobierno de Bosch es de los más honrados gobiernos de la historia del país, y se puede comparar muy favorablemente con muchos gobiernos de América Latina y de los Estados Unidos; si Bosch descubre alguno que roba o que abusa de una u otra forma de su autoridad, lo echa casi al instante. Y a seguidas el informe relata el caso de Virgilio Gell, Director de la Oficina de Seguridad y Protección del Presidente, quien fuera amigo personal de Bosch durante más de quince años y quien solía dormir en su casa. El empresario Celso Pérez le confesó al Presidente Bosch, a través de su sobrina Milagros Ortíz Bosch, que Virgilio Gell lo estaba extorsionando por 25 mil dólares. El Presidente Bosch ordenó una investigación, y luego de confirmar las denuncias recibidas, ordenó el apresamiento de Virgilio Gell, lo canceló, clausuró la oficina que dirigía y lo sometió a la Justicia".
Ha sido extensa la descripción del maestro, pero necesaria para reconocer al anticristo, al anti Robin Hood (título que un ex gobernador de Puerto Rico -Pedro Roselló- otorgó al actual -Luís Fortuño-, para dar a entender que este último le roba a los pobres para darle a los ricos) y sus 40 ladrones, que se han encargado de "Joder al Partido para Joder al Pueblo", no de "Servir al Partido para Servir al Pueblo".

¿Es Leonel Fernández un discípulo de Juan Bosch? Estableceremos posiciones, planteamientos y acciones que ha asumido el personaje, así como cambios estructurales, orgánicos y conductuales que se han ido dando en una organización en la que, quienes la dirigen -en lugar de "luchar en el orden político para resolver los problemas del pueblo dominicano"-, se han dedicado a resolver sus problemas personales, a construir sus riquezas individuales.
- Se hace imperativo que el primer señalamiento se dirija al nombre del partido: "Partido de la Liberación Dominicana", que de liberación, desde la salida del profesor Juan Bosch de la actividad política, no tiene absolutamente nada. Cambiar el nombre del partido o el significado de la "L" sería lo correcto; y de permanecer la "L", debería pasar a llamarse "Partido de los Ladrones Dominicanos". Un partido de liberación nacional es "el llamado a libertar de su atraso, de su dependencia, de la miseria a millares de compatriotas, no a una parte pequeña o mediana o grande de los dominicanos sino a todos los dominicanos". La dependencia y el atraso no se logran contándole a la Embajada de los Estados Unidos los chismes internos, ni los temores a golpes de Estado... ni los miedos a los militares corruptos, que junto a los funcionarios de la misma estirpe le chupan al pueblo sus recursos, tal y como la sanguijuela hace con la sangre de los vertebrados.

- El siguiente señalamiento debe estar dirigido al lema de partido: "Servir al Partido para Servir al Pueblo", realidad constatada mientras el partido fungió como uno de cuadros, pero denigrada y reemplazada por acciones contrarias al significado del mismo; hoy, los "instruidos" miembros del PLD se 'Sirven del Partido para Servirse del Estado'.

- Leonel Fernández hizo, al violentar las razones por las que el PLD se fundó como un partido cerrado, que los mecanismos de vigilancia y fiscalización desaparecieran, dando lugar al reencuentro de sus miembros con las malas mañas, que habían estado vivas en cada peledeísta, a la espera de que esto sucediera. Eliminó los Círculos de Estudios, llevando al PLD al mismo nivel del PRD que Bosch abandonó en 1973... Bajo este viejo y conocido escenario, se propuso la obtención del poder a como diera lugar y, ya desde él, gobierna el país con unos niveles de corrupción superiores a los que se dieron en todos los gobiernos anteriores, proporcionando a sus acólitos la acumulación originaria necesaria para mantenerse él en el poder con "los símbolos agobiantes del absolutismo, los mismos con los cuales gobernó Balaguer... dentro de la democracia formal en que vivimos (Andrés L. Mateo - "Las modalidades del autoritarismo". Acento.com.do/Hoy - 20/10/2011).

- Leonel Fernández y el Comité Político del PLD usan las principales herramientas con las que se creó el partido no para gobernar en beneficio del pueblo sino para saquearlo... La disciplina es el único mecanismo que exhiben; pero no es una disciplina consciente -la que nace en forma natural de los principios y las ideas- sino, una disciplina impuesta por los mismos que se han hecho millonarios en el ejercicio del poder. Los miembros del Comité Político mantienen a los demás dirigentes dando explicaciones "cantinflescas", a sus dirigidos cacareando los disparates que les son proporcionados y a los gobernados sumidos en la esperanza de la materialización de sus sueños, que confunden con una gestión etérea que se queda en meras palabras" (Ver 'Leonel Fernández, lo mal hecho y la globalización' - Foro de Nemen Hazim, 10 de abril de 2010).

- El actual Presidente del PLD insertó, dentro de los estatutos del partido, esta "obra de arte" (artículo 3 de los mismos): "El boschismo constituye la teoría oficial del Partido, entendida como un conjunto de principios, interpretaciones de acontecimientos históricos, métodos y lineamientos organizativos desarrollados y explicados en la obra política del Profesor Juan Bosch y en su excepcional vida de patriota". ¡Peor no se puede ser en la vida! Esta definición no le dice nada a los militantes y simpatizantes del PLD; en un país donde leer es una especie de castigo, el Dr. Fernández espera que sus borregos lean -y analicen- todo lo que escribió Bosch y, más aún, que interpreten esta cantinflada, proeza que ni los "ilustres" miembros del Comité Político están en capacidad de hacer. Textualmente, lo que expresa la misma es que "el boschismo es un conjunto de principios, interpretaciones de acontecimientos históricos, métodos y lineamientos organizativos desarrollados y explicados por Juan Bosch mientras vivió", que sería lo mismo que decir que "el boschismo lo desarrolló y explicó Juan Bosch mientras vivió". Esta es la mejor de todas las cantinfladas, incluyendo las expresadas por el propio Mario Moreno (Ver 'Quien gobierna la RD es Juan Bosch... ' - Foro de Nemen Hazim, 27 de junio de 2009).

- Leonel Fernández convirtió el Partido de la Liberación en uno de derecha... populista, enterrando los preceptos ideológicos y morales de Juan Bosch y, lo más importante, comprando los compromisos de los integrantes del Comité Político -pagándoles sueldos de lujo en el aparato estatal para mantenerlos alejados de las ocupaciones políticas inherentes al partido-; además, doblegó las voluntades de algunos que bien pudieron luchar por los principios fundamentales del PLD, cuyos mecanismos de fiscalización fueron disueltos para dar paso al ejercicio inescrupuloso del poder (Ver 'Aires de dictadura en la RD' - Foro de Nemen Hazim, 12 de abril de 2008).

- Frente al histórico problema de la reelección, el Dr. Leonel Fernández se embarcó -en el 2007- en un proceso continuista que sólo sirvió para mostrar su Maquiavelo interno, llevándose de paro a Danilo Medina en el evento primarista, autor de aquella famosa frase, descriptiva por demás: "¡el Estado me derrotó!". El uso de los recursos del Estado en esas primarias, como práctica bochornosa y corrupta, dio pie a una cadena de actos indecorosos por encima a la exhibida por los gobiernos de la Internacional Socialista en toda América Latina. Su inclinación como gobernante "eterno e imprescindible" es muestra fidedigna de que lo único que le importa es el poder, para lo que no existen límites en los recursos a utilizar en modificaciones constitucionales, mentiras, doble moral, actuaciones, compra de conciencias y voluntades, empeño de la soberanía... Leonel Fernández y su cuadrilla han convertido el país en la más asquerosa de las pocilgas del planeta Tierra, y han convertido la vida de los dominicanos en estampas de miserias morales y materiales.

- La creación de "NOMINILLAS" para sustentar los parásitos peledeístas y asegurarse el respaldo incondicional en cualquier evento; el reparto denigrante y asqueroso de cajas de comida como una burla a la necesidad y a la miseria; la concertación de préstamos cuyos destinos o paraderos son aún desconocidos; la indiferencia ante los problemas que aquejan a la nación; el miedo a enfrentar militares corruptos y su protagonismo en la criminalidad y las drogas; la práctica mediocre y burda de implementar medidas -en sus pintorescos discursos-, y no aplicarlas en la cotidianidad (para él, lo más importante es mencionarlas... no aplicarlas); la preponderancia dada al despacho de la “Primera Dama” -título que tiene carácter circunstancial-, que recibe recursos económicos que deberían estar prestos para las carteras correspondientes, con la finalidad exclusiva de beneficiarla políticamente en sus aspiraciones (o en la expansión de sus tentáculos monárquicos); los innecesarios y cuantiosos gastos en los que incurre cuando viaja en aviones privados, con "su corte", en la búsqueda de reconocimiento para satisfacer ambiciones personales; la creación de un sistema judicial propio de las sociedades nórdicas, no de una finca de su propiedad a la que educa con menos del 3% del Producto Interno Bruto;... hacen de Leonel Fernández un anticristo -el anti Robin Hood que menciona el Dr. Pedro Roselló-.
Leonel Fernández asimiló de Juan Bosch sólo lo que era importante para su proyecto (así como los terroristas de Al Qaeda sólo asimilaron el despegue de los aviones que estrellaron el 11-S); aprendió lo deslumbrante -el silencio- y las malas mañas de Balaguer; y el arte de malignizarse, de Maquiavelo. Con estas tres influencias, se convirtió en el seductor de los peledeístas, con la finalidad de apartarlos de la formación que Juan Bosch trató de inculcarles mediante un partido de cuadros, un partido de organismos... un partido cerrado que, con la vigilancia y la fiscalización, no tenía alternativas de desvío en su propuesta final: "luchar a conciencia sabiendo que para resolver el problema de cada uno de los peledeístas había que luchar para resolver los (problemas, nh) de todos los dominicanos, o dicho en el lenguaje propio de la política, había que crear y desarrollar el partido que el país no había conocido; el de la Liberación Dominicana, el llamado a libertar de su atraso, de su dependencia, de la miseria... a todos los dominicanos".

Como dice Andrés L. Mateo, en una "entremezcla" de sus escritos:
"La tierna y valerosa consagración de su imagen (la de Juan Bosch, nh) ha de durar todo el tiempo de vida de esta nación, porque se resistió a la tentación del dinero, y porque su idea de la gloria no se empinaba sobre la riqueza material... Cuando Juan Bosch salió del gobierno, producto del golpe de Estado de 1963, dejó una cuenta bancaria de ciento cuatro pesos con cuatro centavos... La locura del modelo de honradez que enarboló con su ejemplo, era como llevar el ideal al extremo y ser tragado por él".

"¿Puede servir la razón para entender la megalomanía de un gobernante que, en medio de un país devastado, azotado por el cólera, con un 43% de la población bajo la pobreza, y 7.5% en la indigencia extrema, se gasta millones de dólares en viajes faraónicos que sólo han servido para la exaltación hagiográfica de lo que él se cree ser? ¿No es el mismo sujeto escindido que se tongonea en las más razonables exposiciones intelectuales cuando habla en FUNGLODE? ¿Ese noble instrumento de la cultura occidental que es la razón, no salta en pedazos cuando desde este país destruido observamos a quien nos gobierna como un ser distante de nuestra realidad, sublimado hacia dentro de sí mismo, sensible a lo que pasa en el mundo, pero ajeno por completo a nuestros sufrimientos?"

"Uno no sabe qué le puede servir para sustituir la realidad que vive la sociedad encanallecida que él gobierna, porque la razón no puede ser; como no puede ser tampoco, el mundo falso que inventa con el ruido del lenguaje... Los dominicanos deberíamos afinar nuestra capacidad de repudio, marcar con fuego la memoria de espanto que nos desvela, y arrojar de la vida nacional las prácticas que han encanallecido de arriba abajo a este país".
Para concluir, igual como hicimos con Juan Bosch, presentamos un resumen de los "Wikileaks" más notables acerca de Leonel Fernández, personaje de la historia dominicana que tuvo en sus manos las herramientas "para resolver los problemas de todos los dominicanos", para fortalecer "el partido que el país no había conocido; el de la Liberación Dominicana, el llamado a libertar de su atraso, de su dependencia, de la miseria... a todos los dominicanos", pero que optó por hacer exactamente lo contrario, en su afán de ejercer el poder a como diera lugar, teniendo como único objetivo superar a Balaguer y a Trujillo en la cantidad de años que gobernaron.
. Cable 004481, del 3 de octubre de 2005, en el que Leonel afirma estar feliz con que las dos Chinas compitan con sus regalos y ofertas... Canciller dominicano dijo China y Taiwan son corruptas y financian candidatos de RD.

. Cable 004292, del 14 de septiembre de 2005, en el que se afirma que el plan de Leonel para ahorro de combustibles era un “adorno”. "Las medidas son poco más que un decorado”.

. Cable del 17 de mayo de 2007, que muestra preocupación por la existencia de funcionarios corruptos en el ministerio de Haciendas de República Dominicana, quienes estarían actuando con la aprobación y guía de los niveles más altos en esa institución.

. Cable de finales del año 2009, que califica la situación de la corrupción en la República Dominicana como “endémica”, y que advierte que ese problema afecta negativamente los intereses estadounidenses en el país y la lucha contra el narcotráfico.

. Cable 000003, del 6 de enero de 2010, que expresa la preocupación de EE.UU. por la falta de transparencia y por la ineficiencia con que la Presidencia de la República maneja los recursos multimillonarios que se asigna en el Presupuesto Nacional.

. Cable 000426, del 6 de abril de 2009, que critica al gobierno dominicano por la falta de transparencia, por el ocultamiento deliberado de información, por la incompetencia de los contadores de la secretaría de Hacienda y por la falta de control en el gasto público.

. Cable 000963, del 25 de agosto de 2009, en el que se afirma que contrario a lo que suele ocurrir en América Latina, el anuncio del gobierno dominicano de que acudiría al FMI le generó apoyo de la oposición, los empresarios y los técnicos, debido a que ese organismo internacional le puede poner controles al Gobierno en el uso de los recursos, y obligarlo a ser más transparente y menos corrupto.

. Cable 003105, del 29 de septiembre de 2006, en que la Embajada de Estados Unidos puso en duda la seriedad de la acusación de corrupción vertida en el año 2006 por la entonces secretaria de Educación, Alejandrina Germán, contra la ex incumbente de ese cargo Milagros Ortiz Bosch. La acusación fue desestimada por la Fiscalía del Distrito Nacional, en octubre de 2009, por no tener ningún asidero ni consistencia.

. Cable 002722, del 6 de mayo de 2004, en el cual se califica a Leonel Fernández de analista reflexivo, pero no de pensador profundo.

. Cable 4041, del 12 de septiembre de 2005, que narra: “El ministro dominicano de Industria y Comercio, Francisco Javier García, le facilitó al Embajador (USA) una copia del acuerdo bilateral PETROCARIBE, cuyo texto aún no se ha hecho público”.

. Cable del 21 de marzo de 2006, en el que Danilo Medina dice a la Embajada de Estados Unidos, cuando era ministro de la Presidencia, que al pasar de un partido de cuadros a uno de masas, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se volvió más vulnerable al financiamiento con “dinero sucio”.

. Cable del 18 de mayo de 2008: La “corrupción rampante” que se registra en República Dominicana genera inseguridad para el inversionista extranjero.

. Cable del 5 de diciembre de 2006: La Embajada de Estados Unidos consideró que el presidente Leonel Fernández “no es administrador”, y es reacio y temeroso de ejercer su autoridad directamente. Critica que el gobernante prefiera disertar en grandes foros en los que difícilmente se alcance el consenso, y destaca lo que definió como “persistentes deficiencias de Fernández”. Sostiene que la única iniciativa propia del gobernante ha sido la construcción del Metro de Santo Domingo, obra que la Embajada de EE.UU. califica de “sumamente dudosa”.

. Cable 289, del 6 de marzo de 2009: La Embajada de los Estados Unidos considera que el presidente Leonel Fernández ha desarrollado un “sistema político” que consiste en desperdiciar el dinero que los dominicanos pagan en impuestos y en repartir el Estado como un “botín” entre sus seguidores políticos.

. Cable del 16 de enero de 2009: El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero, reconoció ante la Embajada que fue un error el fallo emitido en diciembre de 2008 para declarar inadmisibles los recursos de inconstitucionalidad interpuestos contra los contratos de préstamos entre la Sun Land Corporation y el Estado Dominicano por US$130 millones, sin la aprobación del Congreso Nacional.

. Cable 000434, del 8 de abril de 2009: EE.UU. muestra preocupación por el lavado de dinero fruto de la corrupción, del narcotráfico y otros crímenes, y lo calcula en por lo menos el 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

. Cable 12958, del 2 de abril de 2007: El gobierno de Estados Unidos le recrimina al presidente Fernández por qué ha dejado que la corrupción se salga de control. Asimismo, advierte que la recuperación económica no ha beneficiado a la “modesta” clase media ni a los pobres, que son la gran mayoría de los dominicanos.

. Cable 12958, del 2 de abril de 2007, que pone de relieve que el presidente Fernández parece preferir las actividades intelectuales al duro trabajo de gobernar, y reitera que el gobernante dominicano, en privado, emite duras críticas contra su homólogo venezolano Hugo Chávez.

. Cable 000656, del 24 de febrero de 2006: La Embajada de Estados Unidos afirma que, debido a la corrupción en la Marina de Guerra dominicana, su gobierno se opuso a que se vendieran al país 4 lanchas patrulleras.

. Cable 3408, del 29 de junio de 2005, que refiere que el presidente Leonel Fernández, en secreto, tiene opiniones negativas sobre Hugo Chávez, señalando que “es intelectualmente débil”, y que incluso tiene problemas para poder elaborar “argumentos coherentes”.

. Cable 22151, del 28 de octubre de 2004, que revela que el presidente dominicano admitió que era incapaz de enfrentar la corrupción entre los altos militares de su gobierno, por temor a que lo mataran. En reunión sostenida con el presidente Fernández, el embajador Hans Hertell le mencionó la “bien conocida práctica de los militares de quedarse con el 10%, o más, de los contratos” de las entidades estatales a su cargo, a lo que el presidente Fernández respondió: “Eso está más allá de mi capacidad de intervenir. Si un presidente latinoamericano interfiere seriamente con ese tipo de asunto de los militares, se arriesga a que atenten contra su vida”.
¿ES LEONEL FERNÁNDEZ EL DISCÍPULO DE JUAN BOSCH?

Ing. Nemen Hazim Bassa
San Juan, Puerto Rico
23 de octubre del 2011