"No puedes criar serpientes en tu jardín y esperar que sólo muerdan a tus vecinos" (Homeland, extraordinaria serie sobre el funcionamiento de la CIA que desnuda la perversa moral del imperio).

11 de junio de 2016

ANTONIO IMBERT, LA PRENSA DOMINICANA Y EL PLD: ANTIVALORES QUE DEFORMAN LA SOCIEDAD-2016

[Nota: ¿Barreras o Barrera?]

Los padres dominicanos tienen la obligación de explicar a sus hijos que lo que este inmoral gobierno fomenta es la inversión de valores. Deben explicarles que al decretarse tres días de duelo por la muerte de un golpista lo que hace la canalla que administra el Estado es honrar valores contrarios a la dignidad de la naturaleza humana a cambio del saqueo al erario que la clase dominante le permite por hacer de lacaya.

Padres e hijos deben conocer la esencia del manifiesto de los militares que derrocaron, el 25 de septiembre de 1963, a Juan Bosch, el único presidente honesto y verdaderamente democrático que ha tenido este país en más de un siglo.

Síntesis del manifiesto:
.- Poner fin "al estado caótico en que se encontraba el país y a la debilidad del presidente ante las maniobras de los dirigentes del comunismo internacional y ateo que han llevado la nación al borde de la ruina".

.- Deponer a Juan Bosch y su gobierno "por ser indiferentes al estado de subversión latente; la angustia se ha apoderado de la familia dominicana al punto que nuestros obispos se vieron en la necesidad de expresar que no hay hogar dominicano donde se disfrute de paz plena".

.- Violentar la Constitución "porque no puede ser un dique infranqueable cuando ella misma no basta para la preservación de la paz, especialmente cuando los secuaces del comunismo entreguista se escudan en el gobierno".

.- "Declarar ilegal la doctrina comunista, derogar la Constitución de 1963 y disolver las cámaras legislativas".

Firmado

Antonio Imbert Barreras y 23 gorilas más
(El mismo Imbert Barreras que la calamidad morada acaba de despedir con honores. Primero fue Juan de los Santos, ahora es el más dañino de todos los dominicanos que han nacido en la patria de Duarte y mañana será Leonel Fernández o Quirino Ernesto Paulino Castillo).
Todas "las razones" esgrimidas por los gorilas que derrocaron a Bosch, según el manifiesto, giran alrededor de la injerencia "del comunismo ateo y disociador" y la "debilidad del presidente" ante sus maniobras. El 6 de mayo de 1965, a sólo un día de coronarse como el traidor más grande de la nación (el 7 sería hecho presidente por los yanquis para encabezar la retrógrada facción que enfrentó al gobierno constitucionalista que intentaba reponer a Juan Bosch en la presidencia, liderado por el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó), es citado en una conversación telefónica entre dos funcionarios norteamericanos esgrimiendo las mismas insanas razones: "El señor Mann dijo que la mejor evidencia era el reporte de Imbert... que él estaba dando la lista de los rebeldes... y que Imbert había nombrado aproximadamente 8 personas de las cuales 5 eran comunistas...". Ese reporte había sido definido en la conversación como "material difícil de conseguir porque no tenemos control de los comunistas" ('Coronel Rafael Fernández Domínguez, Soldado del Pueblo y Militar de la Libertad'/Arlette Fernández).

Ese "material difícil de conseguir porque no tenemos control de los comunistas" sería proporcionado al invasor yanqui por el delator Imbert Barreras. Los restos de ese traidor a la patria fueron honrados con tres días de duelo por la perversidad de Danilo Medina y su gobierno.
«El embajador norteamericano en Santo Domingo, William Tapley Bennet, comenzó a fraguar la formación de un gobierno provisional. Hombre previsor, mientras aguardaba se le sirviera la comida, urdía una voluble y antojadiza lista de "comunistas infiltrados" en el alto mando militar "rebelde". La lista, que para el consomé había sido de 12, ya para el rosbif superaba los 30 y, a los postres, rondaba los 40, elevándose con el café a 53 el número de "comunistas"... Ese mismo día, muy discretamente, un corpulento militar dominicano, acompañado por un obispo y un coronel yanqui, volaron en helicóptero, aparentemente, hacia el portaaviones Boxer. PRONTO ESTARÍA DE VUELTA EL GENERAL IMBERT» (Ibíd. Mayúsculas mías, nh).

¿Fue Imbert el líder del tiranicidio?
«"Nada se hace en este país sin órdenes. Nada. Los militares ni nadie se mueven sin órdenes. Tienen treinta y un años de acondicionamiento para obedecer las órdenes de un hombre: Trujillo. Cuando él se vaya, nosotros daremos esas órdenes y ellos obedecerán", expresaba Juan Tomás (Díaz). Una proclama al país firmada por el secretario de las Fuerzas Armadas, después de la muerte de Trujillo, bastaría para echar la bola a rodar. "Habrá un efecto desconcertante tan pronto como el cambio sea establecido por Pupo (Román)", se aseguraban entre sí (los conjurados). La proclama también llevaría los nombres de Juan Tomás (Díaz) y (Antonio) De la Maza. Estos nombres propiciarían la adhesión de (otros) generales...»
¿Dónde está el liderato que Antonio Imbert Barreras quiere arrogarse cuando no queda nadie vivo de los que ajusticiaron a Trujillo? ¿Por qué la prensa subordinada al capital sucio no ha cuestionado el panfleto legado por el golpista, delator y traidor llamado Antonio Imbert Barreras?

Muertos todos los actores, incluyéndolo a él, Antonio Imbert Barreras deja un insulso escrito reclamando un protagonismo que no tuvo y que la servil prensa, como es costumbre en un país carente de medios serios y objetivos, ha publicado sin investigar. Resulta más 'cómodo' servir a intereses oscuros que servir a la verdad.

"Vamos, vamos", le urgía imperativamente Antonio de la Maza cuando el automóvil de Trujillo pasaba rápidamente del otro lado de la pista. ¿Se le habla así al líder?

"Párate, párate, carajo, párate" le habría gritado con enojo, De la Maza a Imbert, después que Trujillo y su conductor resultaran heridos con los disparos realizados por él y el teniente Amado García, que por ser tiradores experimentados estaban sentados "en el lado derecho del automóvil para encargarse de la mayor parte de la tarea". ¿Se le grita así al líder?

"¿Y qué hacemos con el chófer?", pregunta Imbert Barreras a Antonio de la Maza, verdadero propiciador del ajusticiamiento de Trujillo. ¿Es la pregunta de un líder? (Al ver la forma en que Diederich formula la interrogación asoma a mi memoria la cara de 'mosquita muerta' a la que siempre acudía para burlarse de toda la nación).

Es sumamente extraño que transcurrido cierto tiempo después del magnicidio, y conociendo el servicio de inteligencia que Pedro Livio Cedeño había admitido, herido de gravedad y bajo una paliza, su participación con la sola mención del nombre de "Pupo, Pupo (Román)", "el jefe de estado mayor del ejército" enviara "un telegrama urgente," (con el) "número 23031, a todos los comandantes del ejército", que rezaba como sigue:
"Transmita órdenes a sus soldados de que si algún oficial comandante de alguna compañía, campamento o puesto avanzado bajo su comando permite que Juan Tomás Díaz, Modesto Díaz, Antonio de la Maza, Huáscar Tejeda, Amado García Guerrero, Luis Salvador Estrella, César Estrella, Luis Amiama Tió o Franklin Díaz Montaño escapen mientras crucen su zona o frontera, será fusilado por negligencia".
Nota: Comillas de Bernard Diederich ('Trujillo. La Muerte del Dictador').

¿No falta algún nombre? ¿Por qué el nombre de Antonio Imbert Barreras no fue incluido en el telegrama enviado por el jefe del Ejército?

Imbert Barreras y sus serviles pretenden, mostrando un documento que Bernard Diederich había mencionado en la primera edición de junio de 1978 de su obra 'Trujillo. La Muerte del Dictador' ("documento de cinco páginas" señala Diederich, y no de cuatro como ha sido desempolvado por Miguel Guerrero, servil de la oligarquía y comerciante por excelencia de la desgracia dominicana), desvirtuar la verdad de los acontecimientos que culminaron con el ajusticiamiento de Trujillo.

Lo que sigue es un extracto de una carta que el señor Tomás Báez Díaz enviara al general Antonio Imbert Barreras y que fue publicada por el Listín Diario del 27 de abril de 1964. El mismo revela la intriga y las intenciones mezquinas de quien quiere adjudicarse un protagonismo que nunca tuvo ('En las Garras del Terror'/Tomás Báez Díaz: historiador y diplomático dominicano que en 1961 participó en la conjura para asesinar a Trujillo, por lo que fue encarcelado y torturado. Fue el primer presidente de la Fundación 30 de Mayo. Todos los paréntesis son míos, nh):
«a) Usted afirma que solamente actuaron cuatro personas en la muerte de Trujillo y que después de muerto el tirano llegaron al teatro del hecho Pedro Livio Cedeño, Huáscar Tejeda y Roberto Pastoriza, recibiendo el primero una herida en el vientre y acercándose a usted llorando (dudamos que esa herida haya sido producida por las balas del tirano o de su chofer, en estado de gravedad ambos; bien pudo ser el resultado de los disparos del propio Imbert, que por ser el peor de los tiradores fungía como conductor del vehículo del que saldría el plomo que aniquilaría al sátrapa)... (Lo que usted dice) disminuye el mérito de tres héroes y puede ser interpretado (como) que Pedro Livio Cedeño demostró cobardía, cuando este compañero atesoró en toda su vida y primordialmente durante la prisión, un valor que pasaba de la temeridad y de la osadía...

«b) De sus declaraciones se desprende que usted y Salvador Estrella iniciaron el complot y que luego por mediación de Antonio de la Maza, entró a formar parte el general Juan Tomás Díaz y lo que usted llama "el segundo grupo". Este asunto no lo deseo comentar, sino dejarlo a la apreciación del pueblo dominicano...

«d) En cuanto a su afirmación de que no pudieron conseguir que Juan Tomás
(Díaz) concurriera a la avenida George Washington a participar "en la eliminación física de Trujillo", le expreso que fue criterio de la mayoría, que él no debía exponer su vida en la avenida, porque era el militar que debía dirigir las operaciones después de la muerte.

«f) De igual modo causan sorpresas sus afirmaciones de que Antonio de la Maza le dijera que "Juan Tomás pudo haberse lanzado solo porque éste tenía contactos no solamente con el general
(Pupo) Román Fernández, sino con otros militares, pero que éste no se atrevió por ponerse dudoso" y esta afirmación causa sorpresa, porque Juan Tomás, Antonio de la Maza y Modesto Díaz, después de no poder localizar al general Román anduvieron juntos largo rato por la ciudad y en estos momentos, Antonio de la Maza propuso que atacaran el Palacio del Ejecutivo y Modesto los persuadió de que no se hiciera, porque ningún resultado se obtendría, mientras que esperando se podría lograr la cooperación ofrecida por el general Román Fernández...».
Emilio Cordero Michel sufrió cárcel y exilio durante la tiranía de Trujillo y formó parte del Movimiento Revolucionario 14 de Junio. Autor de varias obras de historia; hermano de José Cordero Michel, expedicionario de junio de 1959, fusilado por la tiranía, y de Aida Michel viuda de la Maza, quien fuera la esposa de Antonio de la Maza, el verdadero líder de la conjura que abatió a Trujillo. Estas fueron sus palabras en una mesa redonda celebrada en marzo de 1985 con el objetivo de analizar la participación norteamericana en el magnicidio del 30 de mayo de 1961:
"El papel desempeñado por Antonio de la Maza en el ajusticiamiento de Trujillo HA QUERIDO SER DESLUCIDO Y OCULTADO POR UNO DE LOS SOBREVIVIENTES...Antonio Imbert Barreras declaró hace algunos años que Él HABÍA SIDO EL ÚNICO CABECILLA, DIRECTOR Y EJECUTOR DEL GRUPO QUE ELIMINÓ AL TIRANO cuando en realidad, conforme a la declaración de Manuel Ovín Filpo, TANTO IMBERT BARRERAS COMO SALVADOR ESTRELLA SADHALÁ Y EL TENIENTE AMADO GARCÍA GUERRERO INGRESARON AL GRUPO DE LOS CONJURADOS EN EL MES DE MARZO DE 1961; ES DECIR: UNOS DOS MESES ANTES DE LA NOCHE HEROICA. Esa versión del general Antonio Imbert Barreras ha quedado, por tanto, invalidada, por lo que sostengo la opinión de que ANTONIO DE LA MAZA FUE EL ALMA Y MOTOR DEL AJUSTICIAMIENTO DE TRUJILLO..." ('Tumbaron al Jefe'/Víctor Grimaldi. Mayúsculas mías, nh).
"No deja de ser basura lo que en el suelo se barre y aunque suba a las alturas será basura en el aire". Imbert Barreras, quienes por razones "oscuras" se encargan de realzar su figura, y los que lo honran con tres días de duelo, son desechos del mismo basurero.


¿Vale tan poco la cabeza del autoproclamado líder?
"Las fotos de Luis Amiama y Antonio Imbert, que todavía estaban libres el 5 de junio, fueron pegadas en las culatas de los rifles de todos los soldados y policías de la República. Había una recompensa de quince mil pesos por Imbert vivo o muerto. Veinte mil pesos se ofrecieron por Amiama vivo, y ninguna recompensa por su cadáver" (Bernard Diederich. Obra citada).

"El premio por la cabeza de Imbert era de diez mil dólares vivo o muerto; el de la de Amiama veinte mil, y nada muerto" ('El Destino Dominicano'/John Bartlow Martin).
Imbert Barreras, un farsante que actuó en la conjura -como muchos otros- por cuestiones familiares, no por patriotismo, valía menos, incluso, que Luis Amiama Tió, a quien querían vivo porque dirigía, estaba más comprometido y tenía mejores relaciones con las esferas del poder. No debemos olvidar que su función era la de conducir el vehículo que cazaría a Trujillo.

Nota: para la época, el valor del peso era igual al del dólar.


Consecuencias del golpe de Estado a Bosch

El coronel Caamaño se negaba a integrar un gobierno provisional con Imbert ya que este ponía como condición "que los constitucionalistas entregaran las armas, que era lo mismo que rendirse, a lo que ellos se negaron. IMBERT, ENTONCES, PRESIONABA AVANZANDO HACIA EL NORTE DE LA CIUDAD, CON EL APOYO DESCARADO DE LOS PARACAIDISTAS Y MARINES NORTEAMERICANOS... ". Se habló de un encuentro, pero sus tropas "CONTINUABAN ATACANDO Y MATANDO CIVILES..., por lo que Caamaño se negó...".

Decepcionado porque Estados Unidos estimulaba un gobierno provisional y elecciones en siete meses, Imbert rechazó la propuesta de disolver "SU GOBIERNO". "¿PARA QUÉ DIABLOS USTEDES TRAJERON TODAS ESAS TROPAS AQUÍ SI NO ERA PARA DETENER EL COMUNISMO?", fue la respuesta que dio a McGeorge Bundy, Consejero de Seguridad Nacional, y demás "mediadores" de Lyndon Johnson (Arlette Fernández. Obra citada. Mayúsculas mías, nh).

Miguel Ángel Hernando Ramírez, patriota que defendió la integridad de la República Dominicana ante la invasión norteamericana en 1965, encabezó el Movimiento de Militares Constitucionalistas que se levantó en armas para devolverle al pueblo dominicano el gobierno de Juan Bosch, derrocado el 25 de septiembre de 1963 con la participación activa de Antonio Imbert Barreras. Hernando Ramírez había asumido el liderazgo porque el fundador de ese movimiento, el coronel Rafael Fernández Domínguez, había sido enviado al exterior por el presidente del Triunvirato, y presidente de facto, Donald Reid Cabral. Arlette Fernández recoge estas palabras de Hernando Ramírez:
"Mientras estábamos en el Campamento 16 de agosto, llegó Lachapelle y un poco más tarde el coronel Caamaño. No sé cómo se encontraron él y el general Imbert, pero el caso es que Caamaño me dijo que el general Imbert quería hablar conmigo... Con el coronel Caamaño le mandé a decir que no era el momento más apropiado... Cuando Caamaño regresó me preguntó si no debíamos dejarlo pasar. Le dije que no, que no era el momento y Caamaño lo entendió... Al otro día, el general Antonio Imbert Barreras fue otra vez a ponerse a nuestras órdenes y ver qué podía hacer él, PERO YO NO TENÍA CONFIANZA EN LO QUE PUDIERA HACER POR NUESTRA CAUSA EL MISMO HOMBRE QUE APOYARA EL GOLPE DE ESTADO (QUE DERROCÓ A JUAN BOSCH. Mayúsculas mías, nh)...".


Imbert cosecha lo que sembró

Así se despidió Euclides Gutiérrez Félix, peledeísta como los perversos que han honrado con tres día de duelo al lesivo Antonio Imbert Barreras, en una mesa redonda que se celebró el 28 de marzo de 1985 en el Museo Nacional de Historia y Geografía, dedicada a analizar la participación del gobierno de Estados Unidos en la conjura para asesinar a Trujillo:
"Esta intervención nuestra va dirigida en el sentido de que le rindamos también un homenaje a la memoria, al sacrificio de todos los que cayeron luchando por las libertades públicas en este país y que no tuvieron la oportunidad de recibir honores en vida, PERO TAMPOCO DE RECIBIR LAS VENTAJAS MATERIALES QUE OTROS HAN RECIBIDO CON SUS EXCEPCIONES HONROSAS, PROPIAS DE UNA SOCIEDAD DE ESTA NATURALEZA" (Víctor Grimaldi. Obra citada. Mayúsculas mías, nh).
Es muy obvia la alusión del Dr. Gutiérrez Félix cuando señala que debemos rendir homenaje a los que "cayeron luchando por las libertades públicas" y no pudieron "recibir las ventajas materiales que otros...". ¡Muy obvia!
«En 962 tanto Imbert como Amiama recibieron el rango de brigadier general con derecho a una guardia permanente que lo proteja, una pensión mensual y un generoso bono por "servicios a la patria". Imbert... participó en el derrocamiento de Juan Bosch en 1963... Durante la guerra civil dominicana... Imbert, con ayuda de los Estados Unidos, asumió el liderato del Gobierno de Reconstrucción Nacional... Permaneció a la cabeza de las fuerzas "leales" que se opusieron a las "constitucionalistas" encabezadas por el coronel Francisco Caamaño Deñó...
"No sé si seréis la peor persona que conozco. A estas edades, cuesta recordar. Pero las más viles destacan a lo largo de los años" (expresión de uno de los personajes de 'Game of Thrones' que dedicamos a Antonio Imbert Barreras, el inaprensivo al que la plaga morada ha honrado con tres días de duelo). Andrés L. Mateo escribió: "Tenía 95 años al morir. Los griegos siempre dijeron que los 'héroes mueren jóvenes'. Y uno lo comprende... Este, en verdad, no lo fue".

Imbert salió con vida de un atentado perpetrado en su contra «Mientras se dirigía a su casa conduciendo un automóvil en la tarde del 21 de marzo de 1967... La suerte es su habitual acompañante, pero por si acaso le falla, Imbert tiene todo un armario de pared aforrado de rifles automáticos y escopetas, y un M-1 cuyo número de serie es 17473, SUMINISTRADO POR LA CIA» [Comillas de Bernard Diederich (mayúsculas mías, nh), un periodista neozelandés que se atrevió a publicar, sin tapujo, lo que se supone deben hacer los dominicanos dedicados a informar y crear opinión: dejar un completo testimonio sobre el ajusticiamiento de Trujillo y el papel que indefinidamente jugó Antonio Imbert Barreras, el más perjudicial y dañino de los dominicanos. Hizo lo que no hacen los depravados que han acumulado fortuna comercializando con la verdad de los acontecimientos que han marcado al pueblo dominicano; como Miguel Guerrero, por ejemplo].


Antonio Imbert (Barreras o Barrera); con un apellido que ni él mismo
supo definir (aún su madre llevándolo sin la s). Hasta con su nombre apeló a la doble cara

- Gobernador de Puerto Plata cuando la expedición de Luperón en junio de 1949... "A 52 horas después del desembarco, el 22 de junio, el grupo principal fue emboscado y apresado por guardias y campesinos, entregado a las autoridades encabezadas por el capitán Dominico Pérez y el gobernador de Puerto Plata, Antonio Imbert..." (Expedición de Luperón: la revancha del Cayo/José del Castillo Pichardo). ¿Se puede pensar que actuó con humanidad con los valientes que perdieron sus vidas en esa gesta hermosa de la que sólo cinco, de 74, salvaron sus vidas?

- Chofer del carro que cazó a Trujillo y mentiroso impenitente durante toda una vida en la que estuvo reclamando un protagonismo que nunca tuvo (¡Hasta después de muerto se atrevió a hacerlo por vía de un panfleto que dejó escrito y que ha sido difundido por lacras como Miguel Guerrero!).

- Golpista patogénico capaz de iniciar su despreciable tarea desde antes de Juan Bosch asumir el poder el 27 de febrero de 1963.

- Carcelero oficial en el traslado de Bosch a la isla de Guadalupe después de haber participado activamente en el golpe de Estado y firmado, junto a otros 23 gorilas, la proclama del mismo.

- Traidor empedernido que validó la intervención de las tropas yanquis, pisoteando nuestra soberanía y convirtiéndose en el presidente de quienes mancillaron el honor de la patria...

Ese hombre, maligno y perverso, que circunstancialmente se vio envuelto en el tiranicidio -por lo que Trujillo le hizo a Segundo, su hermano; no por ningún sentimiento patriótico-, ha sido honrado con tres días de duelo por la plaga peledeísta que gobierna.

Nemen Hazim
10 de junio de 2016
San Juan, Puerto Rico