"No puedes criar serpientes en tu jardín y esperar que sólo muerdan a tus vecinos" (Homeland, extraordinaria serie sobre el funcionamiento de la CIA que desnuda la perversa moral del imperio).

20 de mayo de 2017

LOS PENDEJOS Y LAS REDES SOCIALES-2017

Existen por estas redes personas que dan credibilidad a todo. Un día, esas personas, muy diversas y bastante folclóricas, aparecerán mirando al cielo en busca de vacas voladoras porque alguien, sabiendo que cuenta con un extraordinario auditorio, lo publicará como un teorema demostrado por la comisión de Energía Atómica de la ONU.

Están las que creen que irán presos los grandes depredadores del PLD por el caso Odebrecht o cualquier otro de los tantos en los que está involucrada la perversidad morada; las que patrocinan "primicias" acerca de que la alianza Moscú - Pekín - Teherán vencerá a la potencia del norte en una próxima conflagración mundial; o las que creen fervorosamente que Kim Jong-un, el dictador que rige los destinos de Corea del Norte, destruirá, "con su gran poderío militar", al más poderoso imperio que ha conocido la humanidad, tan poderoso que, bajo el nuevo esquema del pentagonismo, somete a sus propios ciudadanos a las mismas reglas de los "colonizados".

Están las que pregonan a los "siete" vientos que Cristo vendrá y que toda la porquería que contiene la Biblia ha sido "demostrada" por la NASA, como si esta contara con los atributos de Dios para validar la más grande de las falacias. No faltan las que viven inventando las teorías más descabelladas (elaboradas con las cantinfladas de Leonel Fernández, el payaso que convirtió en borregos a todos los peledeístas) para justificar el sueldito que reciben del gobierno por entretener estos lares hablando estupideces (con ese sueldito logran subsistir y no morir de inanición ante la incapacidad de producir riqueza por méritos propios).

Hay otras muy especiales: las que ponen fotos de dinero creyendo que haciendo tal barbaridad serán retribuidas, y tienen la cachaza de pedir que las compartan; están las que tienen miedo a todo y les importa un comino lo que sucede en la acera del frente (aquellas que pueden ver el mundo acabándose y ni se inmutan). También las que cuentan "los amigos que van y vienen" y las que disfrutan escudriñando quiénes entran a sus muros, en una acción que eleva la estupidez al grado de Seguridad Nacional.

Muchas viven inventando y poniendo leyes para que Facebook no divulgue lo que ellas mismas ya divulgaron; y, ciertas "privilegiadas", que han convertido estos medios en campos de experimento para el estudio del vuelo de la mariposa... Por cierto, "necesario y sumamente útil para la humanidad".

"C'est la vie"...

Nemen Hazim
Carolina, Puerto Rico
20 de mayo de 2017