21 de octubre de 1994

Dr. Balaguer, ¡ya basta!

Basta de tanta coherencia inconstitucional. Las violaciones a la soberanía nacional y al ejercicio independiente de los poderes del Estado han sido ejecutorias del diario vivir durante todos los períodos de gobierno del Dr. Balaguer



A mediados del último quinquenio de la década 1961‑1970 fue Ud. capaz de concebir la forma de regir nuestro país, alejándose de toda concepción institucional, al señalar que la constitución de la República Dominicana no era más que un pedazo de papel.

Su preconcebido señalamiento trazaba las pautas para los que serían sus interminables años al frente del aparato estatal, estableciendo cátedras en lo que respecta al desconocimiento de las reglas que deben darse las sociedades para que tanto sus miembros como sus instituciones caminen de forma natural y ordenada, sujetos a deberes y derechos que les son intrínsecos en toda convivencia democrática.

Usted trazó las pautas para futuras ejecutorias; a partir de ese momento la "autocracia" quedaba establecida, permitiéndose a sí mismo la libertad de imponer sus criterios sin que importaran los de los poderes Legislativo y Judicial.

Sus proezas como mandatario van más allá de lo sensato: señalar que la corrupción termina en la puerta de su despacho, adjudicar al crecimiento de la economía la "institucionalización de la corrupción",
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más