«A mí me inspira mi pueblo y su destino. A mí no me inspiran ni me preocupan el dinero y las riquezas. A mí me inspira, me seduce, el ejemplo de los hombres como Simón Bolívar, como San Martín, como Sucre, como Eugenio María de Hostos, como Máximo Gómez... de esos hombres libertadores que, como bien lo dice otro gigante de la América Nuestra, el Apóstol José Martí, “hacen pueblos y son más que hombres”.» Juan Bosch

16 de octubre de 2010

La guagua va en reversa

La triste realidad de un tema de Juan Luis Guerra


¡Qué pena que nuestro país, la República Dominicana, sólo sirva para enriquecer a los políticos y que los políticos sólo sirvan para joderlo!

¡Qué pena que nuestro pueblo, el dominicano, se deje coger de pendejo por los políticos y que los políticos sólo sirvan para coger de pendejo a los "pendejos del pueblo"!

¡Qué pena que nuestra sociedad, la dominicana, se deje humillar por los políticos y que los políticos sólo sirvan para burlarse de ella!

¡Qué pena!

Nemen Hazim
San Juan, Puerto Rico
16 de octubre de 2010