"La democracia debe sustentarse, no en la igualdad del voto sino, en la justa valoración de un ejercicio consciente. Forzosamente, el valor intrínseco del sufragio del ignorante tiene que ser menor al del juicioso. En una legítima democracia, el voto de la ilustración tendría que ser cinco, diez o quince veces el del oscurantismo, en tanto se establece una escala que consigne los niveles de erudición"

martes, 26 de julio de 2011

MORALIDAD, CARACTER E INTEGRIDAD Vs. CORRUPCION, DEBILIDAD Y COMPLICIDAD-2011

Juan Bosch: moralidad, carácter e integridad.

Derrocado por un golpe de Estado el 25 de septiembre de 1963 por, entre otras razones, oponerse al saqueo de los fondos públicos que realizaban los militares de turno.

"Yo sabía, por denuncias privadas, que en los institutos armados –ejército, aviación, marina y policía- el cobro de comisión era un hábito; sabía también que los jefes acostumbraban nombrar intendentes que debían compartir con ellos las comisiones… Un día llamé a los jefes militares y les dije que el cobro de comisiones debía terminar. Les expliqué que la democracia dominicana era observada atentamente en toda América, y que no podíamos permitir que se deshonrara; que la falta de honestidad deshonraba la democracia no sólo porque el fraude es un delito en sí mismo, sino también porque sacaban fondos del pueblo, que debían estar destinados a obras y servicios públicos, para llevarlos a bolsillos privados…" [Juan Bosch, Crisis de la democracia de América en la República Dominicana, Pág. 191, 1ra Edición dominicana, 1991, Editora Alfa y Omega].

Leonel Fernández: corrupción, debilidad y complicidad... 48 años después.

Expresión máxima de cobardía por permanecer en el poder, independientemente de que para ello deba ser cómplice del saqueo que llevan a cabo en la República Dominicana tanto los "militares de turno", con la misma práctica corrupta de cobrar comisión por las compras (15% al 25%, no el 10% de hace 48 años), como los ministros que conforman la actual administración, ejercicio que Juan Bosch enfrentó, inclusive, jugándose la vida.

“Se sobreentiende que los militares de alto rango a menudo toman el 10% de los recursos que pasan por sus manos como 'comisión'… las fuerzas armadas es una institución corrupta… (si cancelo, NH) demasiado rápido… a los oficiales corruptos… (mi, NH) propia posición estaría en peligro” [Acento.com.do -26 de julio de 2011-. Firma de Gustavo Olivo Peña. Comentario de Leonel Fernández a los embajadores Hans Hertell y Robert Fannin, registrado en los informes enviados al Departamento de Estado, revelado por Wikileaks, y publicado bajo el título "Wikileaks: Leonel temía que militares corruptos lo derrocaran si los destituía"].

¿Es este el discípulo de Juan Bosch? ¡Nunca!... ¡Jamás! Este es quien traicionó a Juan Bosch, y si le queda duda a algún lector, publicamos las palabras del más ilustre de los dominicanos del siglo XX desde el Palacio Nacional tras el golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963, escrita a mano el día 26 mientras se encontraba detenido por los gorilas, y llevada a la prensa por Milagros Ortiz Bosch:
"Ni vivos, ni muertos, ni en el poder, ni en la calle se logrará de nosotros que cambiemos nuestra conducta. Nos hemos opuesto y nos opondremos siempre a los privilegios, al robo, a la persecución, a la tortura. Creemos en la libertad, en la dignidad y en el derecho del pueblo dominicano a vivir y a desarrollar su democracia con libertades humanas pero también con justicia social. En siete meses de gobierno no hemos derramado una gota de sangre ni hemos ordenado una tortura ni hemos aceptado que un centavo del pueblo fuera a parar a manos de ladrones. Hemos permitido toda clase de libertades y hemos tolerado toda clase de insultos, porque la democracia debe ser tolerante; pero no hemos tolerado persecuciones, ni crímenes, ni torturas, ni huelgas ilegales, ni robos, porque la democracia respeta al ser humano y exige que se respete el orden público y demanda honestidad. Los hombres pueden caer, pero los principios no. Nosotros podemos caer, pero el pueblo no debe permitir que caiga la dignidad democrática. La democracia es un bien del pueblo y a él le toca defenderla. Mientras tanto, aquí estamos, dispuestos a seguir la voluntad del pueblo".
Nemen Hazim
San Juan, Puerto Rico
26 de julio de 2011