9 de octubre de 2013

De Duarte a 1963: la revolución inconclusa

El ejercicio político es uno frontal. El señor Bosch Carcuro es un brillante joven dominicano, nieto de Juan Bosch, comprometido con las mejores causas del pueblo, por quien sentimos simpatías. Lo que más deseamos es su distanciamiento de esa entelequia política llamada Partido de la Liberación Dominicana



El 3 de octubre fuimos notificados por una amiga de la charla a impartir por Matías Bosch Carcuro, titulada “De Duarte a 1963: Revolución Inconclusa”, en el Anfiteatro de la Escuela de Medicina Dental, ubicado en el primer piso del Recinto de Ciencias Médicas, edificio principal del Centro Médico de Río Piedras. En apenas segundos, y de manera fortuita, una periodista dominicana, que escribe para un medio digital especializado en noticias para la diáspora, hizo pública la invitación, que copiamos y publicamos en nuestro portal de “Facebook”.

Ningún periodista de los que enjuician las gestiones gubernamentales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) fue notificado; ningún medio de prensa o red social se había hecho eco de la charla hasta que la periodista mencionada lo hizo en el grupo “Comunicadores Dominicanos”. Es fácil observar que lo que perseguían los responsables del evento era limitar la asistencia exclusivamente a los peledeístas, en un plan preconcebido, alejado del conocimiento del invitado. Secuestrar al charlista ha sido norma y costumbre en las actividades que el PLD materializa en Puerto Rico.

Casi medio centenar de personas hicimos acto de presencia, entre las cuales contaban el cónsul de Mayagüez y toda su empleomanía (peledeístas pagados por el gobierno);
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más