30 de julio de 2017

Constituciones peledeístas: expresiones de travestismo

¿Para qué sirven las constituciones peledeístas? ¿De qué sirve un entramado legal que no se aplica como él mismo manda? Las constituciones peledeístas son una falacia, una mentira; son circo, teatro... simulación. Son expresiones auténticamente travestistas que han pasado a convertirse en las principales tragedias del pueblo dominicano



Antes de 2010, año en que se proclamó la primera constitución morada, la Asamblea Constituyente era el mecanismo predilecto de Leonel Fernández para la modificación de la carta magna. Para septiembre de 1996, un mes después de haberse instalado como presidente, el Dr. Fernández planteaba la modificación de la Constitución por medio de ese instrumento, pero no contaba con suficiente apoyo legislativo (se percibía, porque estaba prohibida, como una reforma para validar la reelección).

Decía, ya no como primer mandatario, el 31 de diciembre de 2001: "(...) las tres principales fuerzas políticas del país suscribieron un acuerdo en virtud del cual acordaron introducir la figura jurídica de la Asamblea Constituyente..."; el 7 de enero de 2002: "(...) las principales fuerzas políticas del país firmaron un pacto en virtud del cual se comprometían a incorporar en la Constitución la figura de la Asamblea Constituyente.
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más