«A mí me inspira mi pueblo y su destino. A mí no me inspiran ni me preocupan el dinero y las riquezas. A mí me inspira, me seduce, el ejemplo de los hombres como Simón Bolívar, como San Martín, como Sucre, como Eugenio María de Hostos, como Máximo Gómez... de esos hombres libertadores que, como bien lo dice otro gigante de la América Nuestra, el Apóstol José Martí, “hacen pueblos y son más que hombres”.» Juan Bosch

24 de abril de 2018

De otorgársele el premio Nobel, Lula debe rechazarlo

En relación a la petición para nominar a
Luiz Inácio Lula da Silva al premio Nobel de la Paz


¿Vale la pena proponer a Lula para que reciba un galardón que ha sido seriamente degradado? ¿Es pertinente llevar a quien sacó de la pobreza a más de treinta millones de sus connacionales al mismo podio en el que se exhiben oportunistas, instigadores y genocidas? Veamos sólo cinco casos de figuras que no debieron recibir el premio a partir de 1954, año en que lo obtuvo Suiza gracias al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), organismo con sede principal en Ginebra que se encarga de proteger a los perseguidos políticos y desplazados por conflictos bélicos y buscar soluciones a su situación "mediante el reasentamiento voluntario en su país de origen o en el de acogida".

¿Por qué a partir de 1954? Porque fue a partir de ese año que Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, "los tres mosqueteros" que viven bajo el lema "todos para uno y uno para todos", terminaron la hegemonía que habían establecido -sobre el galardón que se han empeñado en llamar "Nobel de la Paz"- desde la conclusión de la Segunda Guerra Mundial [consecutivamente lo recibieron desde 1945 hasta 1953: Francia (Athos, por su "personalidad reservada y modales refinados, además de marcada afición al vino") dos veces; Reino Unido (Porthos, por "hablador, ingenuo y vanidoso, pero resuelto y leal; de rostro altanero que gusta vestir curiosos trajes") dos veces y Estados Unidos (Aramis, por su "aparente contradicción, poca vocación, excelente y temerario espadachín siempre involucrado en intrigas políticas") seis veces].

1.- Henry A. Kissinger / Estados Unidos - Recibió el premio en 1973. Se le acusa de haber patrocinado los escuadrones de la muerte en toda América Latina (bandas paramilitares que servían para secuestrar, torturar y asesinar miembros de las organizaciones políticas que se oponían a los gobiernos totalitarios y a los nocivos designios de Washington); de encubrir al apartheid en Sudáfrica; de crímenes de guerra en Indochina; de orquestar, junto a las dictaduras militares de Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay, una operación que se dio a conocer con el nombre de Cóndor para asesinar a los opositores (a los mismos regímenes de fuerza y a las políticas intervencionistas de EE.UU.); del magnicidio perpetrado contra Salvador Allende... ¿MERECÍA KISSINGER EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ?

2.- Menájem Beguín / Israel - Recibió el premio en 1978. "Premio Nobel de la Muerte", como lo definiera Gabriel García Márquez. Es responsable del atentado en el hotel Rey David (Jerusalén) que costó la vida a cientos de personas; culpable de los asesinatos de más de un centenar de aldeanos de Deir Yassin (cerca de Jerusalén); propiciador de la masacre de miles de civiles en los campos de refugiados de Sabra y Chatila (Beirut); activista de primer orden del desplazamiento de palestinos de sus territorios y asentamiento ilegal de colonos judíos... Es el autor de estas palabras: "En Chatila, en Sabra, unos no-judíos han masacrado a unos no-judíos, ¿en qué nos concierne eso a nosotros?". Y de estas: "Nuestra raza es la maestra; somos dioses sobre este planeta, tan diferentes de las razas inferiores como ellos lo son de los insectos. Comparadas con la nuestra, las otras razas son bestias, ganado a lo sumo; excremento humano. Nuestro destino es gobernar sobre las fuerzas inferiores. Nuestro reino terrenal será gobernado con vara de hierro por nuestro líder. Las masas lamerán nuestros pies y nos servirán como esclavos". ¿MERECÍA BEGUÍN EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ?

3.- Oscar Arias Sánchez / Costa Rica - Recibió el premio en 1987. Se le acusa de haber usurpado el liderazgo de Vinicio Cerezo, expresidente de Guatemala, en el Acuerdo de Esquipulas II [convenio que definió las medidas para terminar los enfrentamientos, implementar la paz y democratizar Centroamérica; creaba las bases para el Acuerdo de Oslo (de 1990) entre la Comisión de la Reconciliación Nacional de Guatemala (CNR) y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG); ponía fin al conflicto armado en Guatemala (que llevaba más de tres décadas); y asentaba el entramado para el Acuerdo General de Paz de El Salvador]. El desleal, inmoral y ambicioso cabildeo que desarrolló Arias -en países determinantes para la elección del ganador del Nobel de la Paz en 1987- lo llevó a "hacerse merecedor" de un galardón que correspondía a Vinicio Cerezo, verdadero artífice de que fructificaran las negociaciones. En un gesto que lo enaltece, contrario a la alevosa acción de Arias, el expresidente Cerezo ha declarado que "el premio debió ser entregado a todos los presidentes firmantes, porque hicieron grandes esfuerzos para que los Acuerdos de Esquipulas se mantuvieran y tuvieran éxito". ¿MERECÍA ARIAS EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ?

4.- El dalái lama Tenzin Gyatso / China - Recibió el premio en 1989. Con la fundación de la República Popular China, en 1949, Estados Unidos inició contactos con organizaciones anticomunistas para formar en el Tíbet, región china situada al noreste de la cordillera del Himalaya, un campo de operaciones que comprometiera la estabilidad del nuevo orden político. Un documento desclasificado de 1968 muestra la ayuda proporcionada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) a los rebeldes tibetanos en septiembre de 1958, antes del levantamiento de marzo de 1959 cuando intentaron separarse de China [1 millón 765 mil de dólares distribuidos como sigue: 500 mil para gastos de formación de milicianos tibetanos; otros 500 mil para los separatistas estacionados en Nepal; 400 mil para el recinto de entrenamiento de Camp Hale, en el estado de Colorado (EE.UU.); 185 mil para el transporte a la India de los guerrilleros entrenados en esa facilidad del U.S. Army; y 180 mil para "subvención" del dalái lama]. Con la derrota de Lhasa, Tenzin Gyatso huyó a la India donde recibió asilo político y fue reclutado por la CIA para tareas de espionaje y la formación de grupos desestabilizadores que operaran dentro de territorio chino. El propio dalái lama reconoció haber trabajado para la agencia, que, desde su fundación, el 18 de septiembre de 1947, no ha hecho otra cosa que no sea llevar caos, destrucción y muerte a todos los lugares donde ha "operado". ¿MERECÍA EL DALÁI LAMA EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ?

5.- Barack Obama / Estados Unidos - Recibió el premio en 2009. El mundo, durante los ocho años que gobernó, vivió en guerra permanente. Fue encumbrado por una pérfida prensa al servicio del imperio y por los que creen que los gobernantes son buenos porque fingen humildad y son "fieles" a sus esposas. Cientos de miles de niños, mujeres y ancianos fueron asesinados en Libia (propiciando la muerte de Muamar el Gadafi, su gobernante); Siria (patrocinando al grupo terrorista Estado Islámico para derrocar a su mandatario Bashar al-Ásad); Afganistán (a sólo dos meses de que le otorgaran el Nobel de la Paz envió 30 mil soldados "en rol de pacificadores"); Irak (moviendo el Estado Islámico a sus tierras, con lo que ocasionó caos y destrucción); Palestina (sirviendo como un "nigger" casero ante el genocidio que contra los palestinos lleva a cabo Israel); Yemen (desde que llegó al poder intensificó los bombardeos); Pakistán (dio la orden para 339 ataques con drones que destruyeron infraestructura vital); Ucrania (aupó el derrocamiento de su legítimo presidente y aprobó el suministro de armas letales al neonazismo de Kiev)... Con la mentira que lanzó sobre Rusia ha puesto al mundo en la cuerda floja -al borde de un holocausto nuclear-, sólo porque no pudo asimilar que Vladimir Putin estaba por encima de él. ¿MERECÍA OBAMA EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ?

De resultar ganador, Lula da Silva debe rechazar el Premio Nobel de la Paz, tal como hiciera Le Duc Tho, fundador del Partido Comunista de Indochina (junto a Ho Chi Minh) y del Vietminh (en China), organización independentista vietnamita de la que fue su Secretario General [en 1945 tuvo una decisiva participación en la declaración de independencia de Vietnam. Después de la victoria sobre los franceses formó parte de la Conferencia de Paz de Ginebra. Posteriormente fue jefe del Estado Mayor de la guerrilla y encabezó las operaciones del Vietcong contra Vietnam del Sur. Inició las conversaciones de paz en reuniones secretas con Averell Harriman (representante de Lyndon Johnson, presidente de EE.UU.), lo que culminó con el cese de los bombardeos sobre Vietnam del Norte. Negoció con Henry Kissinger (secretario de Estado de Estados Unidos) la retirada de las tropas gringas de Vietnam del Sur y el fin de la guerra. Ambos recibieron, en 1973, el Premio Nobel de la Paz, pero Le Duc Tho lo rechazó por entender que su país no había alcanzado la paz total].

Esa debe ser la actitud de Lula; se convertiría en el segundo, desde que se implementó el premio en 1901, que de manera gloriosa y digna lo rechaza, como glorioso y digno fue el triunfo de los vietnamitas sobre los invasores yanquis y como gloriosa y digna sería, en caso de que el galardón le fuese otorgado, su renuencia a aceptarlo mientras aún permanezcan en la pobreza decenas de millones de brasileños...

Nemen Hazim
Carolina, Puerto Rico
24 de abril de 2018