«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]
Ing. Nemen Hazim
Graduado Magna Cum Laude (MCL) en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD - 28/10/1977). Estudios complementarios en Estados Unidos, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Argentina y Uruguay. En República Dominicana fue Ayudante de Profesor en la UASD; Director de las Escuelas de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica y profesor en la Universidad Central del Este (UCE); y Gerente de Turbinas de Gas y Motores Diésel en la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE). En Puerto Rico fue Encargado de Proyectos en Caribbean Electrical Industrial Services Corporation (CEISCO) y Co-dueño de la empresa Ingeniería Eléctrica y Mecánica (INGELMEC)...

Pulse si desea escuchar música relajante de fondo...

domingo, diciembre 13, 2020

Edward Snowden: Prócer de la Humanidad

"No puedo, en conciencia, permitir al gobierno de Estados Unidos destruir la privacidad, la libertad en internet y las libertades básicas de la gente de todo el mundo. No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas. No quiero vivir en un mundo donde se registra todo lo que hago y digo. Es algo que no estoy dispuesto a apoyar ni admitir"


Edward Joseph Snowden
Edward Snowden nació en Carolina del Norte, Estados Unidos, el 21 de junio de 1983. Estudió computación y luego obtuvo la certificación GED [General Educational Development (Desarrollo Educativo General)], un programa para adultos que no han completado la educación secundaria.

En 2004, con la esperanza de entrar a las Fuerzas Especiales, Snowden se alistó en el Ejército. Al fracturarse las dos piernas, mientras entrenaba, vio frustradas sus aspiraciones, por lo que, luego de su recuperación, ingresó como guardia de seguridad en unas instalaciones secretas de la NSA [National Security Agency (Agencia de Seguridad Nacional)], una sección de inteligencia, a nivel nacional, adscrita al Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

Inició en la CIA [Central Intelligence Agency (Agencia Central de Inteligencia)] como experto en seguridad informática. En 2007 fue enviado a Ginebra, Suiza, como agente (con protección diplomática), para encargarse de la seguridad de la red informática. En 2009 sale de la CIA y comienza a trabajar en unas instalaciones de la NSA, en Japón, para una consultora privada ubicada en una base militar estadounidense.

En 2013 laboró en Hawái, por poco más de dos meses, con Booz Allen Hamilton, un contratista afiliado a la NSA. En mayo de ese año -horrorizado e indignado por haber descubierto el sistema de espionaje autorizado por Barack Obama (en el que había depositado toda su confianza porque entendía que "era mejor que George W. Bush") para atisbar a los propios norteamericanos y a todo el mundo, incluyendo jefes de Estado y de Gobierno-, con el pretexto de recibir tratamiento por los trastornos epilépticos que padecía, Snowden abandona su muy bien remunerado trabajo y, recurriendo a sus valores morales, en un gesto que lo eleva a la categoría de Prócer de la Humanidad, se despide de su novia Lindsay Mills y deja atrás una vida de lujos y comodidades para volar a Hong Kong y desde una habitación de hotel comenzar a filtrar documentos sobre la vigilancia global que había montado el gobierno norteamericano y a conceder una entrevista a The Guardian, diario que la política británica ubica en el "ala izquierda".

El Washington Post, el mayor y más antiguo periódico de Washington D. C., capital de EE. UU. (considerado uno de los mejores diarios estadounidenses; responsable de la investigación sobre el caso Watergate que culminó con la caída de Richard Nixon como presidente), informó que el motivo de las filtraciones era destapar el "Estado de Vigilancia" existente en Estados Unidos.

Para justificar la filtración acerca del monumental esquema de vigilancia, Snowden expresó que "no puedo, en conciencia, permitir al gobierno de Estados Unidos destruir la privacidad, la libertad en internet y las libertades básicas de la gente de todo el mundo. No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas. No quiero vivir en un mundo donde se registra todo lo que hago y digo. Es algo que no estoy dispuesto a apoyar ni admitir".
No quiero vivir en un mundo donde todo lo que digo, todo lo que hago, todas las personas con las que hablo... cada expresión de creatividad y amor o amistad se registra
Días después de la filtración, y a petición suya, The Guardian y The Washington Post hicieron pública la identidad de Snowden: "No tengo intención de esconder quién soy porque sé que no he hecho nada malo. No hice nada malo. Soy un convencido de que deben ser los ciudadanos los que decidan sobre el poder que le otorgan al Estado y no un burócrata de turno", fue su razonamiento para no mantenerse en el anonimato

Snowden buscaría asilo "en un país que comparta sus valores"; Islandia fue la primera opción, pero su embajadora en China señaló que no procedía el asilo porque "las leyes islandesas exigen que dichas solicitudes se hagan desde dentro del propio país". Permaneció oculto en Hong Kong hasta que el 23 de junio de 2013 vuela a Moscú, donde al llegar solicita asilo a Ecuador, que ya albergaba, en su sede diplomática en Londres, a Julian Assange, otro Prócer de la Humanidad sobre quien hablaremos en una próxima entrega.

Estados Unidos invalidó el pasaporte de Snowden; al hacerlo, lo despojaba de la herramienta necesaria para desplazarse. Wikileaks se involucró en la lucha por la situación de Snowden por lo que difundió, a través de un comunicado, que el exjuez español, Baltasar Garzón, se encargaría de coordinar a un equipo de abogados para su defensa. "El equipo de Wikileaks y yo estamos interesados en preservar sus derechos y protegerle como persona. Lo que se le ha hecho al exanalista de la CIA y a Julian Assange -por realizar o facilitar revelaciones de interés público- es un asalto al pueblo", diría el exjuez.

El 25 de junio de 2013, el presidente ruso Vladímir Putin confirmó que Snowden estaba en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétyevo y descartó su entrega a Estados Unidos ante la inexistencia de un tratado bilateral de extradición entre ambos países. Estas fueron las palabras expresadas por el líder ruso: "Solo podemos entregar a ciudadanos extranjeros a aquellos países con los que tenemos los correspondientes tratados de extradición de criminales. [...] Con Estados Unidos no tenemos tal tratado. El señor Snowden llegó en efecto a Moscú. Fue una absoluta sorpresa para nosotros. Ha llegado como pasajero de tránsito y no necesita ni visado ni ningún otro documento. Como pasajero en tránsito, tiene derecho de comprar un billete y volar donde le dé la gana. No ha cruzado la frontera rusa y por tanto no necesita visado".

Al día siguiente Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, le ofreció asilo político: "Si nos lo pidiera, lo pensaríamos y casi seguro se lo daríamos. Porque el asilo político es un derecho humanitario...". El 1 de julio de 2013 Putin reiteró que "nunca" entregará a Estados Unidos al extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional. Snowden se reunió en el aeropuerto internacional de Sheremetievo, Moscú, con funcionarios diplomáticos rusos "a los que entregaría una solicitud de asilo político dirigida a 15 países...". Sarah Harrison, ciudadana británica, se presentó en el departamento consular del aeropuerto y presentó una petición de parte de Snowden para pedir asilo político. Snowden, en una carta de agradecimiento a Ecuador por ayudarle a llegar a Moscú y examinar su petición de asilo, expresó que "me siento libre y en disposición de publicar información que sirva al interés público, de arrojar luz sobre este sistema secreto de injusticias al que el Gobierno de Estados Unidos ha respondido con una cacería extrajudicial".

El 2 de julio de 2013 WikiLeaks publicó una lista con los países a los que Snowden solicitaría asilo político: "Austria, Bolivia, Brasil, República Popular de China, Cuba, Finlandia, Francia, Alemania, India, Italia, Irlanda, Países Bajos, Nicaragua, Noruega, Polonia, Federación Rusa, España, Suiza y Venezuela". Como Bolivia estaba en la lista, y Evo Morales cursaba una visita oficial a Moscú, el 3 de julio, cuando regresaba a La Paz, a su avión le fue negado el aterrizaje por Francia, Portugal, Italia y España debido a que, como países subordinados al imperialismo yanqui, sospechaban de la presencia de Snowden en dicho avión. Evo Morales fue demorado en el aeropuerto de Viena, Austria, lo que desencadenó un conflicto diplomático. "Bajo ninguna circunstancia se incluyó a ninguna persona extraña; volvieron la misma tripulación y los mismos pasajeros... Eso no ha sucedido en ningún momento y tampoco hubiéramos permitido que eso suceda. Lo ocurrido esta noche es una franca violación a los convenios aeronáuticos", afirmó el ministro de Defensa boliviano.

El ministro de Exteriores de Bolivia acusó a los países que negaron el aterrizaje del avión presidencial de cometer "una injusticia, ya que la aeronave tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Viena para repostar antes de continuar el viaje de vuelta a La Paz". Morales indicó que, durante la madrugada del día 3, el embajador de España en Viena, Alberto Carnero, acudió al aeropuerto y le pidió que le invitara a tomar un café en el avión. El presidente boliviano no accedió: "Es una cuestión de dignidad. No se lo podía permitir. Primero, no soy ningún delincuente. Y segundo, ustedes saben, por normas internacionales, que un avión oficial tiene inmunidad y es inviolable. No soy ningún delincuente. Tengo la obligación de defender la dignidad y la soberanía de mi puesto. No es una ofensa al presidente sino a todo un pueblo, a toda una región como Latinoamérica". El embajador de Bolivia ante la ONU calificó lo sucedido como una "agresión", y condenó "la actitud racista, colonial y subordinada", convencido, como estamos muchos, de que la orden para impedir el vuelo del avión presidencial partió de los Estados Unidos.

El 2 de agosto de 2013 Edward Snowden abandonó el aeropuerto y entró formalmente en territorio ruso tras recibir asilo temporal por parte del gobierno de Putin. Según su asesor, "tiene un lugar donde vivir que se mantendrá en secreto para garantizar su seguridad".

Snowden con Lindsay Mills: primero su novia y luego
su esposa
En julio del año 2014, un año después, Lindsay Mills llega a Rusia. Como pareja, instalan su hogar en un apartamento de Moscú (Snowden había conseguido permiso de residencia).

En octubre de este año (2020) la Administración rusa le concedió la residencia permanente, el paso previo fundamental para lograr el pasaporte. Snowden y Lindsay, quien ahora es su esposa (se habían casado en secreto en 2017), serán padres a finales de este año; el excontratista señaló que su futuro hijo, que nacerá en Rusia, es "uno de los factores para pedir la ciudadanía".

"Después de años de separación de nuestros padres, mi esposa y yo no tenemos ningún deseo de separarnos de nuestro hijo. Por eso, en esta era de pandemias y fronteras cerradas, estamos solicitando la doble ciudadanía rusa y estadounidense", escribió en Twitter Snowden. "Lindsay y yo seguiremos siendo estadounidenses, criando a nuestro hijo con todos los valores del Estados Unidos que amamos, incluida la libertad de decir lo que uno piensa. Y espero con ansias el día en que pueda regresar a Estados Unidos, para que toda la familia pueda reunirse. Nuestro mayor deseo es que, dondequiera que viva nuestro hijo, se sienta como en casa", publicó Snowden el 2 de noviembre en la misma red.

En diciembre de 2017 Snowden lanzó Haven, una aplicación móvil de código abierto para dispositivos Android que permite a los usuarios "proteger sus espacios personales y sus posesiones sin comprometer su propia privacidad; con ello, se convierte al teléfono inteligente en un completo sistema de vigilancia. Este desarrollo aprovecha todos los sensores de nuestros teléfonos inteligentes para vigilar nuestro entorno cuando lo necesitamos y nos alerta de todo lo que pasa de forma segura y cifrada".

En una entrevista con la cadena CBS el año pasado (2019), Snowden expresó que su "objetivo final" es regresar a Estados Unidos, aunque sólo si allí se le garantiza "un juicio justo".

Esta ha sido la azarosa vida de Edward Snowden, quien lo arriesgó todo en aras de un mejor futuro para la humanidad (no para su familia, no para su país, sino para la humanidad). La Historia no recoge muchos ejemplos similares; la vida nos ha brindado la oportunidad de coexistir con dos seres humanos extraordinarios: el propio Snowden y Julian Assange, sobre quien debimos escribir primero, pero, por razones desconocidas, nuestro agradecimiento para con Edward Snowden verá la luz antes del que debemos a Assange, que, como habíamos expresado, por su capacidad de sacrificio en nombre de todos los que habitamos este planeta, es otro Prócer de la Humanidad, un justo y merecido reconocimiento a su enorme proeza que lo mantiene encarcelado en una prisión del Reino Unido, servil de Estados Unidos, esperando por la extradición solicitada por este por haber revelado fotos de soldados estadounidenses asesinando civiles en Irak (lo que sería el inicio de una filtración masiva de las barbaridades que cometió el Ejército yanqui en Afganistán e Irak).

Ron Paul, dirigente político estadounidense del ala liberal y tres veces candidato a la presidencia, señaló que "Snowden es un héroe", y el juez Andrew Napolitano, en un programa televisivo, afirmó enfáticamenteque "Edward Snowden es un héroe que pone al descubierto la trama infame de espionajes que vulneran nuestros valores y los principios de la Constitución"; y concluyó: "Los gobernantes que permiten semejantes políticas no merecen el cargo".

«A Snowden no puede imputársele delito cuando la fechoría fue llevada a cabo por el propio gobierno [norteamericano]. Como ha declarado Snowden en un reportaje para New York Magazine, reproducido al cierre de la producción cinematográfica que realizara Oliver Stone: "Mi vida cambió para bien puesto que puedo ahora decir no lo que voy a hacer en el futuro sino lo que con orgullo hice en el pasado". Somos muchos los que [nos] adherimos a esta conclusión con la frente alta [al] haberse denunciado al gobierno más poderoso del planeta por atropellar valores muy caros a la civilización». [Alberto Benegas Lynch (h), Doctor en Economía y en Ciencias de Dirección; preside la Sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires y es miembro de la Academia Nacional de Ciencias Económicas].


Ing. Nemen Hazim Bassa
San Juan, Puerto Rico
13 de diciembre de 2020