«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

Pulse si desea escuchar música relajante de fondo...

lunes, noviembre 01, 2021

Haití y la balcanización de la República Dominicana...

Este artículo, concebido y publicado el 6 de abril de 1999 por el Ing. Nemen Hazim, autor de este blog, ha sido insertado por petición de muchos lectores (no sólo de República Dominicana), dada la situación extremadamente difícil que asola al vecino pueblo haitiano (nada nuevo; viene sucediendo desde que Haití se independizara de Francia por medio de una de las más hermosas gestas que recoge la Historia, pero, a la vez, sangrienta y destructora), sojuzgado por un frente oligárquico en el que sobresalen el imperialismo yanqui, Canadá, Francia y -en Haití- terratenientes, dueños de instituciones financieras y la pérfida élite militar.


Hemos sido defensores de los atropellos que sufren los haitianos en su propio país y fuera de él, pero, la situación a la que se expone República Dominicana ante la posibilidad de una invasión masiva de haitianos, dada la situación de deterioro que experimenta Haití -que ha perdido cualquier definición, por exigua que sea, de lo que es un Estado-, y la arrogancia y la perversidad con las que se expresan quienes detentan en el poder en la tierra del memorable Toussaint Louverture, debe ser suprimida con el uso de los medios que sean necesarios para preservar la integridad del Estado dominicano.

República Dominicana debe actuar con firmeza ante lo que habíamos alertado en 1999 si las Fuerzas Armadas se vieren compelidas a detener una explosión social en la frontera que mueva a los haitianos a penetrar en territorio dominicano. Decíamos que «los haitianos en territorio dominicano [por tiempo y por cantidad] cumplen con los mismos requisitos que los albaneses; falta que se reúnan en una provincia del país e inicien acciones terroristas en la consolidación del espacio que poco a poco han ido ocupando. Cuando esto suceda, y cuando se involucren las Fuerzas Armadas dominicanas para retirar los haitianos del territorio dominicano, la OTAN, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y todos los gobiernos títeres del universo apoyarán los bombardeos contra la esencia de la patria, y los argumentos serán los mismos utilizados en la acción contra los serbios: "para evitar el exterminio en masas"».

Las acciones a tomar deben estar al margen de lo que piense el resto del mundo. La soberanía debe ser ejercida como la ejercen otros países, incluso aquellos que se arrogan las decisiones de otros (imperialistas, de la región y europeos), metiendo sus narices donde no los llaman para acomodar la geopolítica a sus intereses.

Ante la eterna crisis que sufre el pueblo haitiano, el canciller haitiano, Claude Joseph, afirmó, de manera irrespetuosa, arrogante y perversa, que República Dominicana vive un "aumento de la delincuencia". Reinseinthe Paúl Joseph, historiador y profesor universitario, aseguró en una ocasión que "los dominicanos tienen que acostumbrarse a vivir en comunión con los haitianos, porque, quieran o no, lo que está al doblar la esquina es la fusión de la isla". También expresó que apoyaba a Michel Martelly porque este "tiene una postura clara cuando plantea, sin tapujo, que la única solución a la masiva emigración de haitianos a territorio dominicano es la fusión de los dos países en una sola nación". [Haití y un comentario a un amigo].

Hagamos, obviando a los abanderados de la fusión, todo lo que haya que hacer en nuestra frontera. Dejemos de lado la sumisión y el "pequeñismo" frente a los desafueros de la clase dominante haitiana. La República Dominicana debe ser salvada. De esta forma describió Eugenio María de Hostos la guerra de independencia dominicana, y la independencia misma, «de acuerdo a lo que Bosch analiza en el prólogo que hace al libro 'El Derrumbe', de Federico García Godoy, mientras se envuelve en desmentir palabras que se adjudican a Gregorio Luperón:
"La lucha que sostuvo el pueblo dominicano contra Haití no fue una guerra vulgar. El pueblo dominicano defendía más que su independencia; defendía su idioma, la honra de su familia, la libertad de su comercio, la moralidad del matrimonio, el odio a la poligamia, mejor destino para su raza, mejor suerte para su trabajo, la escuela para sus hijos, el respeto a la religión de sus antepasados, la seguridad individual y la facultad de poder viajar al extranjero. Era la lucha solemne de costumbres y de principios que eran diametralmente opuestos; de la barbarie contra la civilización, de la luz contra las tinieblas, del bien contra el mal" (Tercera Edición - Librería La Trinitaria/República Dominicana - Año 2000, Página 18)». [El problema haitiano y la carta de Juan Bosch].

A continuación el artículo...

EE. UU.: de Europa al Caribe
El artículo fue publicado en nuestro blog bajo el título 'EE. UU.: de Europa al Caribe' y al día siguiente fue enviado al periódico El Siglo. El mismo fue analizado por Freddy Beras-Goico en su programa dominical 'El Gordo de la Semana'. Como carta pública fue enviado al Presidente de la República (Leonel Fernández), al Presidente del Senado (Ramón Alburquerque), al Presidente de la Cámara de Diputados (Héctor Peguero Méndez), al Presidente del Partido Reformista (Joaquín Balaguer), a la dirección colegiada del Partido de la Liberación Dominicana, a la dirección colegiada del Partido Revolucionario Dominicano, a los representantes de las iglesias y al pueblo dominicano. Más tarde sería difundido por la Revista Rumbo.
Kosovo en República Dominicana. Por tiempo y por cantidad los haitianos en territorio dominicano cumplen con los mismos requisitos que los albaneses; sólo falta que se reúnan en una provincia del país e inicien acciones terroristas en la consolidación del espacio que poco a poco han ido ocupando en toda nuestra patria
Una pequeña historia.

Debido a la política independiente de Tito, y terminada la Segunda Guerra Mundial, Yugoslavia comienza sus problemas con la URSS. Los satélites soviéticos boicotean a Yugoslavia, obligándola a establecer convenios económicos con los países occidentales. Se convierte en un país comunista bajo la protección de Occidente y Tito mantiene una línea neutral, de apoyo al tercer mundo. En 1964 viaja a Estados Unidos y el presidente Johnson declara a Yugoslavia como nación más favorecida en el comercio. En 1974 Tito es elegido presidente vitalicio, cargo que ostenta hasta su muerte, en mayo de 1980.

El desplome económico de Yugoslavia comienza en medio de la década de los setenta, producto de la política de endeudamiento, sobre todo con Estados Unidos; la deuda externa se eleva a más de 40,000 millones de dólares en menos de 5 años. La grave crisis económica y una inflación galopante se mezclan con los problemas étnicos. Muy a pesar, el sistema sigue funcionando y se recogen los 6,000 millones de dólares para el pago anual de la deuda externa. El FMI y el Banco Mundial apadrinan la recuperación económica y señalan a Yugoslavia como un ejemplo de seriedad en el pago de sus deudas, señalaba un periodista europeo.

En 1981 se produce un estallido nacionalista en Kosovo que provocó un éxodo de serbios de la zona. Le siguen varios actos terroristas en Croacia y el éxodo se extiende a todas las zonas donde los serbios son minoría. En Bosnia los nacionalistas eran de todas las religiones, pero, dado que la motivación independentista no bastaba por sí sola, los musulmanes hicieron todo lo posible para desviar la motivación hacia el aspecto religioso, dividiendo a la gente entre católicos, cristianos ortodoxos y musulmanes; tratando de hacer creer a los suyos que todo aquel que no era musulmán no era bosnio. Muchos periodistas occidentales que cubrían Yugoslavia completaron el cuadro brindando informaciones convenientes a la desintegración. Cuando los bosnios parecían perder la motivación por una lucha desigual, las potencias occidentales acudieron en su ayuda, enfrentando a los serbios e ignorando el tráfico de armas y de soldados musulmanes hacia Bosnia. Se descubrió que helicópteros norteamericanos dejaban caer "artículos" en las zonas controladas por los bosnios.

Kosovo ha sido una provincia de Serbia desde antes del año 1300 y es considerada por estos como la cuna de su cultura. Ahora quieren hacer creer, por todos los medios, que Kosovo forma parte de Albania. Los serbios están luchando contra los separatistas albaneses, algunos de Kosovo y otros de Albania. En estos momentos son bombardeados por la OTAN, con EE. UU. a la cabeza, mientras armas modernas y soldados musulmanes entran clandestinamente en ayuda de los separatistas. La OTAN y los periodistas están al tanto, aunque estos ignoran la realidad al tiempo que apoyan a los separatistas con sus reportajes. Los albaneses de Kosovo, por tiempo y por mayoría étnica, pretenden crear un Estado soberano dentro de otro Estado, y lo están consiguiendo con el apoyo de la OTAN, cuya participación obedece a “razones humanitarias”, acción legítima para la mayoría de los países que conforman dicha organización, pero con un fin oscuro por parte de algunas potencias.

Realizada con información tomada de http://www.oocities.org/

La participación de Estados Unidos.

Los enfrentamientos de los serbios, con los bosnios primero y luego con los kosovares-albaneses, se generan en un país que abrazó el comunismo y a la vez fue un protegido de los EE. UU. El endeudamiento de Yugoslavia con instituciones financieras norteamericanas generó “cierta subordinación” hacia occidente. Los últimos años de Tito como presidente de Yugoslavia engendraron una crisis económica de proporciones escandalosas, hasta el punto de incrementar la deuda externa en el orden de los 40,000 millones de dólares. Con este cuadro, y por otro lado afirmándose la integración europea, Yugoslavia vendría a ser el punto de inflexión de un mercado de proyecciones insospechadas. Y así se reanudan los procesos separatistas, no sin una mano amiga que busca desesperadamente romper a Europa por la mitad para evitar que el Mercado Común Europeo crezca por el único camino que tiene para expandirse: hacia la Europa Oriental. Hacia el oeste no puede crecer pues todos los países que se encuentran en esta zona forman parte del proceso integracionista.

Muchos países pueden tener preocupaciones genuinas por lo que han denominado “el exterminio en masas”, pero hay otros que bajo este pretexto se han asomado en busca de evitar la consolidación de un mercado que les limite sus posibilidades de expansión. No sabemos si “el exterminio en masas” es por parte de los serbios o por parte de los miembros de la OTAN, que ya han “exterminado” casi la misma cantidad de seres humanos (entendemos que los hijos de Serbia son también seres humanos) que han “exterminado” los serbios. La situación actual puede generar una catástrofe mundial, pero por los “adelantos tecnológicos” de las potencias involucradas, sobre todo por parte de Inglaterra y EE. UU., es muy posible que los que se opongan a las mismas lo piensen detenidamente antes de tomar alguna acción precipitada. Esto creará cierta tensión entre los países del este europeo, lo que aleja por el momento las posibilidades de que los mismos puedan integrarse. Como siempre debe haber un final feliz, las dos potencias y sus más allegados se saldrán con la suya, evitando por un tiempo considerable el crecimiento dentro de la misma Europa de un mercado para los europeos.

Lo que debemos aprender los dominicanos.

Una lección que puede enseñarnos mucho a los dominicanos es también parte de lo que se ve en el conflicto de los serbios con los albaneses. Y como ya hicimos una carta al respecto y la misma le fue enviada directamente al presidente de la República Dominicana y al presidente del Senado, y por vía de la prensa escrita dominicana al presidente de la Cámara de Diputados, a los representantes de las iglesias, al Dr. Balaguer, a las direcciones colegiadas de los partidos políticos PRD y PLD y a todo el pueblo dominicano, la transcribimos textualmente tal y como salió la misma de nuestras manos:

From: Nemen Hazim
To: boletines@presidencia.gov.do
Date: Tuesday, April 06,1999 10:07 PM
Subject: Alarma situación haitianos en RD.

A:
Presidente de la República, Dr. Leonel Fernández,
Presidente del Senado, Ing. Ramón Alburquerque,
Presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Peguero Méndez,
Presidente Partido Reformista, Dr. Joaquín Balaguer,
Sres. Dirección Colegiada Partido de la Liberación Dominicana,
Sres. Dirección Colegiada Partido Revolucionario Dominicano,
Representantes de las Iglesias,
Pueblo Dominicano:

De:
Ing. Nemen Hazim
E-mail nemenhazim@hotmail.com

La presente comunicación va dirigida a todos los que la encabezan, en virtud de la magnitud del peligro que se aproxima para la República Dominicana, producto de los acontecimientos que se están dando en la antigua Yugoslavia. Los mismos muy bien podrían ser un indicio de lo que pasaría en nuestro país si no se toman las decisiones patrióticas que este momento requiere. El tiempo que los albaneses han permanecido en Kosovo y la cantidad de los mismos en territorio serbio "les ha dado el derecho a ejercer el terrorismo en la consecución de una proclama de independencia para la formación de un Estado soberano dentro de otro Estado".

Decimos que se le ha otorgado el derecho pues la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), con Estados Unidos a la cabeza, está certificando las aspiraciones de los albaneses, bajo el alegato del exterminio en masas. La finalidad de esta no es entrar en detalles sobre si el exterminio es o no motivado. La finalidad de esta no radica en determinar si la zona de acción actual es más importante que el área en que se encuentra nuestro país. La finalidad consiste en alertar al pueblo dominicano, a sus autoridades, a los partidos políticos, a las iglesias y a toda la sociedad civil en lo que concierne al ejemplo que se está dando en Serbia, que serviría para que las aspiraciones concretas de los haitianos, para que las aspiraciones ocultas de los norteamericanos y unos cuantos serviles dominicanos y de otras nacionalidades materialicen sus deseos de unificarnos con el país vecino.

Por tiempo y por cantidad los haitianos en territorio dominicano cumplen con los mismos requisitos que los albaneses; sólo falta que se reúnan en una provincia del país e inicien acciones terroristas en la consolidación del espacio que poco a poco han ido ocupando en toda nuestra patria. Cuando esto suceda, y se involucren las Fuerzas Armadas dominicanas para retirar los haitianos del territorio dominicano, la OTAN, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y todos los gobiernos títeres del universo terráqueo apoyarán los bombardeos contra la esencia de la patria, y los argumentos serán los mismos utilizados en la acción contra los serbios: "para evitar el exterminio en masas".

Este es un llamado patrio por nuestra nación y por nuestros hermanos dominicanos. Este no es un llamado xenófobo. Entendemos y respetamos a nuestros vecinos haitianos, pero es hora de acción, si se quiere, respetando todos los principios internacionales. Estados Unidos deporta a todos los latinos ilegales que hay en su país o en sus territorios; aquí mismo, en Puerto Rico, se hacen redadas para ubicar a los dominicanos ilegales y cuando son atrapados se les deporta sin el más mínimo consentimiento.

¡ACTUEMOS AHORA PARA QUE MAÑANA NO SEA DEMASIADO TARDE!

Ing. Nemen Hazim
6 de abril de 1999
San Juan, Puerto Rico
Nemen Hazim
1 de noviembre de 2021
Carolina, Puerto Rico
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más