31 de marzo de 2022

Estados Unidos y su moral en bikini. Una nación que desde sus inicios se formó bajo la mendacidad y la expoliación [ III ]

(...) La gente de Kentucky está llena de ansias de empresa y aunque no es pobre, siente la misma avidez de saqueo que dominó a los romanos en sus mejores tiempos. México centellea ante nuestros ojos. Lo único que esperamos es ser dueños del mundo”.


Arriba, James Madison; abajo, John Adams a la izquierda y James Monroe a la derecha

John Adams (presidente de marzo de 1797 a marzo de 1801) no se quedaría atrás con uno de esos postulados hegemónicos con los que nació Estados Unidos. En 1804, fuera de la presidencia, expresaría semejante barbarie: “(...) La gente de Kentucky está llena de ansias de empresa y aunque no es pobre, siente la misma avidez de saqueo que dominó a los romanos en sus mejores tiempos. México centellea ante nuestros ojos. Lo único que esperamos es ser dueños del mundo”.

Por su parte, Jefferson, que gobernó de 1801 a 1809, no reconocería la independencia de Haití (1 de enero de 1804) -"primera república gobernada por esclavos y libertos negros y mestizos del mundo"-, algo que vendría a suceder en 1862, 58 años después.
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más