23 de septiembre de 2014

Juan Bosch: entre dos golpes

Bosch: entre el golpe de Estado de 1963 y el golpe de estado de 1996. Tan grande es la diferencia entre el accionar del PLD y el boschismo que se podría concluir que son corrientes antagónicas, tanto desde el punto de vista político como desde el punto de vista moral, y, desde este último, han propiciado un golpe de estado a Juan Bosch y al país peor que el que dirigió desde Washington, con E mayúscula, John F. Kennedy



León Cantave, exgeneral haitiano que pretendía derrocar la dictadura de Duvalier, le fue presentado al presidente Juan Bosch para mediados del 1963. En reunión celebrada en casa del primer ejecutivo, Cantave solicitó recursos, armas y un espacio en territorio dominicano para entrenar una guerrilla, a lo que Bosch respondió “no podemos entrar en actividades ocultas y conspirativas contra Duvalier, porque eso sería intervenir en los asuntos políticos de los haitianos…” (Juan Bosch, "La historia secreta del golpe de Estado").

La respuesta del mandatario a León Cantave no fue obstáculo para que, de común acuerdo con militares dominicanos y el embajador norteamericano, recibiera lo pedido e hiciera, incluso, varias incursiones en territorio haitiano sin que nadie, absolutamente nadie, informara al presidente Bosch sobre los acontecimientos que se estaban produciendo en la frontera, que llevaron al gobierno a acusar a Haití, ante la Organización de Estados Americanos (OEA), de atacar nuestro país cuando en realidad sucedía lo contrario:
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más