«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

15 de junio de 1996

Carta pública a The New York Times

The New York Times, medio al servicio de los desafueros del imperio norteamericano. La miseria, la ignorancia, la corrupción y el fortalecimiento de dictaduras repugnantes han sido los "beneficios" de este medio de prensa pentagonista


Señores:

La miseria, la ignorancia, la corrupción y el fortalecimiento de dictaduras repugnantes han sido los "beneficios" de sus escritos. Han patrocinado:

- el despojo a México de más de la mitad de su territorio,

- las dos intervenciones militares en República Dominicana -en la primera quedaríanse con las recaudaciones de las aduanas y, en la segunda, con la DIGNIDAD DE LA PATRIA-,

- el engendro de ese monstruo llamado Rafael Leónidas Trujillo Molina,

- el desvío del camino que se trazó el país en 1963 (derrocando el gobierno presidido por Juan Bosch, el único verdaderamente democrático en toda nuestra historia),

14 de junio de 1996

PLD, Juan Bosch y el "Frente Patriótico"

La presencia de Bosch no era necesaria. La inercia misma y la conformación de clases de la sociedad dominicana harían que la mayoría -de los reformistas y de los que se abstuvieron de votar en la primera vuelta-, votara por el PLD en la segunda


La conformación del Frente Patriótico Nacional entre el PLD, el PRSC y otras agrupaciones políticas y de la comunidad civil revela claramente lo tratado entre el Dr. Balaguer y el PLD (encabezado éste por el Dr. Leonel Fernández) semanas antes de la primera vuelta electoral celebrada el 16 de mayo de 1996.

Los argumentos de patriotismo y conservación de la dominicanidad que salieron a relucir durante el acto realizado en el Palacio de los Deportes del Centro Olímpico en la ciudad de Santo Domingo, el 2 de junio del presente año, son los mismos argumentos que fueron tratados en la reunión, pocos días antes del editorial publicado por el New York Times, editorial del cual el presidente Balaguer tenía pleno conocimiento.