«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

26 de mayo de 2019

Mi preciado Puerto Rico... En primera persona

Puerto Rico y el abuso que cometen sus gobernantes con los profesionales y técnicos que trabajan por cuenta propia y para la empresa privada, con la propia empresa privada y con los retirados que reciben Seguro Social del Tesoro de los Estados Unidos por el dinero que tributaron con tales fines y les es desplumado por los abusivos impuestos que el ejecutivo y los legisladores se empeñan en aprobar


En 1988, hastiado por el desorden de la sociedad dominicana y de los gobiernos del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y del Dr. Joaquín Balaguer, dejé mi país. Atrás quedaron el trabajo que adoraba [Gerente de Turbinas de Gas y Motores Diesel de la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE), cargo al que renuncié después de dedicarle con pasión más de una década de mi vida a esa empresa propiedad del Estado], mi querida y entrañable familia y la patria amada.

Llegue a Puerto Rico, en la incertidumbre, teniendo trabajo con Iberia, la línea aérea española, y Gas del Estado, empresa pública argentina dedicada a la distribución y comercialización de gas natural, privatizada en 1992 por Carlos Saúl Menem, uno de los gobernantes más perversos que ha tenido la República Argentina,