«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

27 de abril de 1996

Paralelismo y estancamiento político

El PRD y el Dr. José Francisco Peña Gómez tropezarán con la misma piedra que hace 34 años lo hicieron la UCN y el Dr. Viriato Fiallo.


A 19 días de la consulta electoral para elegir al presidente de la República Dominicana, en unas elecciones completamente diferentes a todas las anteriores (involucran una segunda vuelta donde las alianzas serán obligadas), el escenario político y sus actores materializan una copia fiel de los episodios de la reciente historia nuestra; hablamos específicamente de lo acontecido hace 34 años, justamente para el certamen del 20 de diciembre de 1962.

Durante mucho tiempo hemos venido leyendo y escuchando que la historia no se repite, que acontecimientos pasados, producto de los errores que generaron los mismos, deben ser superados para así evitar el estancamiento natural que se produce cuando las experiencias no son asimiladas. Para hacernos entender, lo que queremos decir es, usando un lenguaje típico de la sabiduría de los pueblos, que no debemos tropezar dos veces con la misma piedra; y esto es realmente lo que está sucediendo a 34 años de la contienda electoral que en aquel momento brindó el triunfo al Partido Revolucionario Dominicano y a su candidato, el profesor Juan Bosch.

En 1962, luego de la tiranía de 31 años encabezada por Rafael Leónidas Trujillo Molina, el país se preparaba para la celebración de sus primeras elecciones libres en más de tres décadas.