«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

10 de julio de 2006

Mi querido profesor Bosch

PLD: negación absoluta del boschismo. Muchos peledeístas cambiaron hasta las esposas porque no podían compartir con ellas en actividades sociales. ¿Cuántas veces nos dijeron que los peledeístas haríamos desde el poder lo mismo que habían hecho los perredeístas y los reformistas? ¡Cuánta razón tenían!


Hoy es 10 de julio del 2006 y tomamos esta fecha para escribirle no porque haya algo especial que celebrar o conmemorar, no porque en nuestro país se haya realizado algo que le dé connotación histórica a este día, que viene a ser uno idéntico a cualesquiera de los que han transcurrido desde que comenzó el año, por lo que la importancia de escribirle radica en las acciones que son comunes a una gestión de gobierno del partido que Ud. fundó para proporcionar a la mayoría de los dominicanos educación, salud, alimentación y la aplicación de la justicia sobre quienes se han enriquecido con sus recursos.

Querido profesor Bosch, el Partido de la Liberación Dominicana, con el que hemos estado desde el 15 de diciembre del 1973, es la negación casi absoluta del que Ud. fundó para asegurarle a los dominicanos desarrollo con justicia social. Debemos contarle algunas cosas importantes que han pasado (no todas; necesitaríamos un periódico completo para enmarcar los desafueros de quienes supuestamente nos deben representar y, en nuestro caso específico, a quienes facilitamos el retorno al poder).