«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

30 de agosto de 2020

Debe acabar la política de llegar al poder, combatiendo al partido que lo detenta por sus malas prácticas, para desde él hacer exactamente lo mismo

Combatimos lo malo del PLD, pero como ciudadanos preocupados por una mejor nación, tal y como hicimos con el PR y el PRD, y como haremos con el PRM, que, fuera de Luis Abinader y dos o tres figuras más de reconocida y sólida reputación, concentra los mismos envilecidos del PRD. «Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]



El 16 de agosto, fecha en la que República Dominicana estrenó un nuevo gobierno, y ante tan categórico y comprometido discurso pronunciado por el sustituto del inescrupuloso Danilo Medina, nos hicimos las siguientes interrogantes: "¿Será Luis Abinader el verdadero discípulo de Juan Bosch? ¿Encarnará los genuinos deseos que albergó -y les fueron sesgados por Balaguer y el PLD- José Francisco Peña Gómez?". Nos respondimos con optimismo: "Esperamos que tan contundente y brillante discurso sea puesto en práctica durante los 1,461 días por venir. Ya el primero está corriendo, y con los nombramientos que hará luce auspicioso..." [Por Twitter, el nuevo mandatario había publicado los nombres de prácticamente todos los que serían nombrados ministros].

Para el 18, apenas 48 horas después de haber llegado el Partido Revolucionario Moderno al poder, decíamos: «Aumenta la “claque aristocrática”, como llamaban los "perremedeístas" y la prensa “de vanguardia” a los grupos de poder, conformados por familiares, que se formaron en los gobiernos del PLD; pero esos "perredemeístas" y periodistas “de vanguardia”, entre los que destacan dos o tres descarados a quienes la mediocridad ha endiosado, se muestran hoy complacidos, “con el rabo entre el culo”, validando lo que hace tan solo días criticaban con asiduidad y encono.

13 de agosto de 2020

Sale a relucir, aun sin haber llegado al poder, el vicioso perredeísmo dentro de los perremeístas

La desviación que hay en cada 'perremedeísta' data del día en que Juan Bosch fundó el PRD en La Habana, Cuba, un 21 de enero de 1939, junto a Nicolás Silfa, Ángel Miolán, Virgilio Mainardi Reyna y otros, destacando, entre esos "otros", Juan Isidro Jimenes Grullón, el hombre que, siendo un extraordinario intelectual, se encargaría de ser el primero, entre millones que luego lo imitarían, en violentar las normas disciplinarias con las que nacería primero el PRD y luego el Bloque Institucional (BI), el Partido Liberal La Estructura (PLE), el PLD, el PRM y por último La Fuerza del Pueblo (LFP); estos verían la luz contaminados con un virus que ni siquiera los Círculos de Estudios que creó Juan Bosch (en el PRD y luego en el PLD) pudieron combatir y erradicar de la faz de la tierra que nos fue legada por Duarte, Sánchez y Mella



Se ha puesto de moda que políticos, periodistas, editorialistas y usuarios de redes sociales de diferentes países compartan una significativa frase dirigida a los gobernantes que erróneamente se atribuye a Angela Merkel, canciller de Alemania.

“Los presidentes no heredan problemas. Se supone que los conocen de antemano, por eso se hacen elegir para gobernar con el propósito de corregir dichos problemas. Culpar a los predecesores es una salida fácil y mediocre”, dice la frase reformulada por la señora Merkel.