«A mí me inspira mi pueblo y su destino. A mí no me inspiran ni me preocupan el dinero y las riquezas. A mí me inspira, me seduce, el ejemplo de los hombres como Simón Bolívar, como San Martín, como Sucre, como Eugenio María de Hostos, como Máximo Gómez... de esos hombres libertadores que, como bien lo dice otro gigante de la América Nuestra, el Apóstol José Martí, “hacen pueblos y son más que hombres”» (Juan Bosch)
Ing. Nemen Hazim
Graduado Magna Cum Laude (MCL) en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD - 28/10/1977). Estudios complementarios en Estados Unidos, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Argentina y Uruguay. En República Dominicana fue Ayudante de Profesor en la UASD; Profesor y Director de las Escuelas de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica en la Universidad Central del Este (UCE); y Gerente de Turbinas de Gas y Motores Diésel en la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE). En Puerto Rico fue Encargado de Proyectos en Caribbean Electrical Industrial Services Corporation (CEISCO) y Co-dueño de Ingeniería Eléctrica y Mecánica (INGELMEC)...

Citas - Chistes - Curiosidades


Ventana a la sabiduría y el entretenimiento


Fidel Castro: Esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes. Y por esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, estamos dispuestos a dar la vida




CITAS DE LOS GRANDES HOMBRES
(Las frases, en su gran mayoría, han sido tomadas de Proverbia.net)

. Juan Bosch
. Albert Einstein
. Mahatma Gandhi

***

. Benjamín Franklin
. Jean Jacques Rousseau
. Thomas Jefferson

***

. Juan Pablo Duarte
. Fidel Castro
. Ernesto "CHE" Guevara

***

. José Martí
. Abraham Lincoln
. Simón Bolívar

***

. Winston Churchill
. Napoleón Bonaparte



Juan Bosch

La incapacidad de los Estados Unidos para aceptar los cambios se ha traducido en una actitud de violencia internacional que, en lo que concierne a América Latina, deberá desembocar en una revolución social. Esa revolución comenzó en Cuba; y podrá ser demorada, pero no podrá ser evitada. La decisión de evitarla llevaría a los Estados Unidos a guerrear en la América Latina como los ha llevado a guerrear en el Sudeste Asiático... (1968).

Los hombres y las mujeres que tienen calidad humana le sirven al pueblo sin esperar de él ni siquiera gratitud, porque no debe pedírsele a la madre que le agradezca al hijo lo que éste haga por ella.

Los jóvenes que aspiran a ejecutar su obra de un día para otro se exponen a desencantos dolorosos, pues nada que no tenga sus raíces en el tiempo puede perdurar. Y la única manera conocida de enraizar algo en el tiempo es trabajando.

No hay corazón infatigable para sufrir, no hay pueblo infatigable para padecer agresiones; llega una hora en que no se puede sufrir más y en que no se puede humillar más. Estamos a tiempo todavía, y lo digo para el pueblo dominicano, y lo digo para los gobernantes dominicanos, de emprender una cruzada de corazón limpio y brazo fuerte para matar el miedo en este país, para que termine el miedo del pueblo al gobierno y a los soldados, para que termine el miedo de los soldados y del gobierno al pueblo, para que termine el miedo de los opresores a la libertad, y para que termine el miedo de los luchadores de la libertad a sus opresores.

Ir arriba


Albert Einstein

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.

Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.

Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.

El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.

Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: La paz.

El azar no existe; Dios no juega a los dados.

Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío.

Ir arriba


Mahatma Gandhi

Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.

La violencia es el miedo a los ideales de los demás.

Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.

Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.

Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga.

No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna.

La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?

Cuando todos te abandonan, Dios se queda contigo.

Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.

Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él.

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla.

Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.

El verdadero progreso social no consiste en aumentar las necesidades, sino en reducirlas voluntariamente; pero para eso hace falta ser humildes.

Ir arriba


Benjamín Franklin

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé más lento aún en cambiarlo.

De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero.

Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo: un amigo es ambos.

Quienes son capaces de renunciar a la libertad esencial a cambio de una pequeña seguridad transitoria, no son merecedores ni de la libertad ni de la seguridad.

Si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado.

El mejor médico es el que conoce la inutilidad de la mayor parte de las medicinas.

El camino hacía la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

Más de un hombre hubiera sido peor si su fortuna hubiese sido mejor.

Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y corrompido, escribe cosas dignas de leerse, o haz cosas dignas de escribirse.

Hay tres amigos fieles; una esposa anciana, un perro viejo y dinero contante y sonante.

Las tres cosas más difíciles de esta vida son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo.

Los hombres son criaturas muy raras: la mitad censura lo que practica; la otra mitad practica lo que censura; el resto siempre dice y hace lo que debe.

Presta dinero a tu enemigo y lo ganarás a él; préstalo a tu amigo y lo perderás.

Ir arriba


Jean Jacques Rousseau

Las cartas de amor se escriben empezando sin saber lo que se va a decir, y se terminan sin saber lo que se ha dicho.

Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan.

El hombre ha nacido libre y por doquiera se encuentra sujeto con cadenas.

Quitad de los corazones el amor por lo bello, y habréis quitado todo el encanto a la vida.

Si hubiera una nación de dioses, éstos se gobernarían democráticamente; pero un gobierno tan perfecto no es adecuado para los hombres.

Trabajar constituye un deber indispensable para el hombre social. Rico o pobre, poderoso o débil, todo ciudadano ocioso es un ladrón.

El hombre que más ha vivido no es aquel que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida.

No conozco mayor enemigo del hombre que el que es amigo de todo el mundo.

Ser adulto es estar solo.

La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, ni ninguno tan pobre que se vea necesitado de venderse.

El gobierno tuvo su origen en el propósito de encontrar una forma de asociación que defienda y proteja la persona y la propiedad de cada cual con la fuerza común de todos.

La libertad no es fruto que crezca en todos los climas, y por ello no está al alcance de todos los pueblos.

Es muy difícil pensar noblemente cuando no se piensa más que para vivir.

La naturaleza ha hecho al hombre feliz y bueno, pero la sociedad lo deprava y lo hace miserable.

Al salir de ciertas bocas, la misma verdad tiene mal olor.

Ir arriba


Thomas Jefferson

Yo creo que las entidades financieras son más peligrosas para nuestras libertades que un ejército en armas. Si el pueblo americano permitiera alguna vez que los bancos privados controlen la emisión de moneda circulante, primero a través de la inflación y luego por la deflación, los bancos y las corporaciones que crecen a su alrededor despojarán al pueblo de toda propiedad hasta que nuestros hijos despierten un día sin hogar y desamparados en el continente que sus padres conquistaron (1802).

El hombre que no teme a las verdades, nada debe temer a las mentiras.

No hay un rey que, teniendo fuerza suficiente, no esté siempre dispuesto a convertirse en absoluto.

Ir arriba


Juan Pablo Duarte

Vivir sin Patria, es lo mismo que vivir sin Honor.

Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria.

Trabajemos por y para la patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos.

Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán siempre víctimas de sus maquinaciones.

Sed justos lo primero, si queréis ser felices. Ese es el primer deber del hombre; y ser unidos, y así apagaréis la tea de la discordia y venceréis a vuestros enemigos, y la patria será libre y salva. Yo obtendré la mayor recompensa, la única a que aspiro, al veros libres, felices, independientes y tranquilos.

Ir arriba


Fidel Castro

Condenadme, no importa, la historia me absolverá.

Si se me considera un mito, es mérito de los Estados Unidos.

Puesto que usted (George W. Bush) ha decidido que nuestra suerte está echada, tengo el placer de despedirme como los gladiadores romanos que iban a combatir en el circo: Salve, César, los que van a morir te saludan.

Si salgo llego, si llego entro, si entro triunfo.

¡Cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!

Quien intente apoderarse de Cuba recogerá el polvo de su tierra anegado en sangre, sino perece en la contienda.

Las ideas no necesitan de las armas, en la medida en que sean capaces de conquistar a las grandes masas.

Ningún mortal se debe hacer ilusión de ser más temido que los dioses.

Ni los muertos pueden descansar en paz en un país oprimido.

Ir arriba


Ernesto "CHE" Guevara

Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie (Intervención en la Asamblea General de las Naciones Unidas en uso del derecho de réplica, 11 de diciembre de 1964).

Porque esta gran humanidad ha dicho basta y ha echado a andar. Y su marcha, de gigantes, ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia, por la que ya han muerto más de una vez inútilmente (Discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas, 11 de diciembre de 1964. Originalmente es parte del documento de la Revolución Cubana "Segunda declaración de La Habana". Discurso pronunciado por Fidel Castro, 4 de febrero de 1962).

...Y sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario (Carta de despedida a sus hijos).

Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor (El Socialismo y el hombre en Cuba, 12 de marzo 1965).

Ir arriba


José Martí

Viví en el monstruo y le conozco las entrañas/José Martí, Héroe Nacional de Cuba; escribió el 18 de mayo de 1895, un día antes de su caída en combate por la independencia de la Isla, una carta inconclusa a su entrañable amigo mexicano Manuel Mercado, considerada su testamento político, donde argumenta su antiimperialismo y su lucha por “impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América” (Campamento de Dos Ríos, 18 de mayo de 1895).

Vale más un minuto de pie que una vida de rodillas.

Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.

El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.

Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.

El derecho del obrero no puede ser nunca el odio al capital; es la armonía, la conciliación, el acercamiento común de uno y del otro.

El único autógrafo digno de un hombre es el que deja escrito con sus obras.

Hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene.

La madre del decoro, la savia de la libertad, el mantenimiento de la República y el remedio de sus males es, sobre todo lo demás, la propagación de la cultura.

La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.

La crítica es el ejercicio del criterio: destruye los ídolos falsos, pero conserva en todo su fulgor a los dioses verdaderos.

Ir arriba


Abraham Lincoln

La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Mejor es callar y que sospechen de tu poca sabiduría que hablar y eliminar cualquier duda sobre ello.

La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con la palabras mayores.

¿Acaso no destruimos a nuestros enemigos cuando los hacemos amigos nuestros?

Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.

Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.

Tengamos fe que la razón es poderosa; y con esa fe, avancemos hasta el fin, haciendo la parte que nos toca, persiguiendo siempre la verdad.

Los que niegan la libertad a otros, no la merecen para sí; porque bajo un Dios justo no pueden conservarla por mucho tiempo.

Ir arriba


Simón Bolívar

En tanto que nuestros compatriotas no adquieran los talentos y virtudes políticas que distinguen a nuestros hermanos del norte, los sistemas enteramente populares, lejos de sernos favorables, temo mucho que vengan a ser nuestra ruina... Estamos dominados de los vicios que se contraen bajo la dirección de una nación como la española, que sólo ha sobresalido en fiereza, ambición, venganza y envidia.../Carta de Jamaica del 6 de septiembre de 1815.

Llamarse jefe para no serlo es el colmo de la miseria.

Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos.

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad.

Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos.

La confianza ha de darnos la paz. No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan.

Dichosísimo aquel que corriendo por entre los escollos de la guerra, de la política y de las desgracias públicas, preserva su honor intacto.

Yo desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi sangre por la libertad de mi patria.

Nuestras discordias tienen su origen en las dos más copiosas fuentes de calamidad pública: la ignorancia y la debilidad.

Ir arriba


Winston Churchill

La alternancia fecunda el suelo de la democracia.

El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones.

Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema.

El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene; y de explicar después por qué fue que no ocurrió lo que el predijo.

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.

El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar.

Aunque personalmente me satisfaga que se hayan inventado los explosivos, creo que no debemos mejorarlos.

El diplomático es una persona que primero piensa dos veces y finalmente no dice nada.

El problema de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes.

Ir arriba

Napoleón Bonaparte

Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo.

Cada uno de los movimientos de todos los individuos se realizan por tres únicas razones: por honor, por dinero o por amor.

El método más seguro de permanecer pobre es, sin duda, ser una persona franca.

El mal de la calumnia es semejante a la mancha de aceite: deja siempre huellas.

La mayor parte de aquellos que no quieren ser oprimidos, quieren ser opresores.

Cuando quiero que un asunto no se resuelva lo encomiendo a un comité.

La envidia es una declaración de inferioridad.

En un país conquistado, la benevolencia no puede ser humanitaria. Es un axioma político general que un conquistador no puede tener una imagen benevolente hasta que haya quedado probada su severidad ante los malvados.

La guerra es un arte singular. Yo he sostenido sesenta batallas y no he aprendido más de lo que sabía cuando sostuve la primera.

Yo no merezco más de la mitad del mérito por las batallas que he pasado. Por regla general, son los soldados lo que ganan las batallas y los generales los que se llevan la fama.

Un general que ve con los ojos de otro nunca será capaz de mandar un ejército como es debido.

¿Queréis contar a vuestros amigos? Caed en el infortunio.

Ir arriba




CHISTES

Ensayo sobre las tetas
Unos cuantos chistes 'religiosos'
Pepito y el lápiz

***

El cubano y la nieve
El papagayo
¿Verdad que somos chismosos?

***

Dominicanos en la eternidad
¿Cómo se llamaría Leonel Fernández si hubiese nacido en... ?
El pasajero y la azafata

***

La cebolla y el árbol de Navidad
Disnorante
De médicos y pacientes

***

Dios y el inventor de la Harley-Davidson
Dos mujeres conversando
Totalmente cierto

***

Reunión feminista
La suegra y la nuera
Remedios caseros

***

Un agricultor Mexicano y uno Argentino
La raza humana
Pilotos ciegos

***

Aprender a perdonar
La suerte de tener una buena esposa
Chiste bíblico

***

La frase del año
Médicos
Humor Matrimonial

***

Colón era soltero
¡Leonel sorprendido!
Cuando la pasión acaba

***

Solicitud de aumento‏
La frase brasileña del 2010
El loro y Leonel

***

El mejor bar gallego
Dos locos
Por una sonrisa

***

El médico y el abogado
Pepito
El viaje de la boricua a New York

***

Clases de Primeros Auxilios
Cómo mantenerse saludable en un día de 24 horas
Los métodos para llegar borracho a la casa

***

La importancia de ser puntual
Cadena de mando en una compañía
Las 3 virtudes que Dios dio a los dominicanos

***

Tipos de locos dominicanos...‏
Hombres DVD
La Donación de Don Jaime

***

Chiste feminista (Michelle Obama)
La Cibaeña
El culo de la Arquitecta (Joya literaria...)

***

Chistes cortos
Diálogos retirados del libro "Desorden en el tribunal": conversaciones transcritas textualmente por los taquígrafos
De terroristas árabes y judíos

***

Certámen de belleza
Pepito y el Director
Cómo Adán consiguió a Eva

***

Cómo un judío ruso emigró a Israel



Ensayo sobre las tetas
por Pedro Mairal

Ahora que llega el calor y por toda la ciudad afloran las tetas con su vanguardia prometedora de un tiempo blando, vale quizá entregarse a esa curiosidad primaria que generan las tetas en la vida de los hombres. Primero están las tetas paradigmáticas, formativas. Las tetas alarmantes del cine o la TV. Depende la edad de cada uno. Para una generación fueron las tetas de la Loren en 'Bocaccio 70', o de Anita Ekberg en La 'Dolce Vita'. Para otros habrán sido las tetas de la Cucinotta en 'Il postino', o las tetas ya más estilizadas y armónicas de Mónica Bellucci en 'Malena'. El cine italiano siempre fue proveedor de grandes tetas mediterráneas.

Las tetas americanas, en cambio, siempre quedaron en un tercer plano, detrás de las explosiones y los autos chocadores. Estados Unidos no fue ni es un buen proveedor de tetas, a excepción de las tetas de Lynda Carter en 'La Mujer Maravilla', que eran bastante notables, tetas atléticas, altivas, heroicas, increíblemente controladas por ese corset con estrellitas. 'Wonder Woman' provocó en muchos las primeras inquietudes masculinas, el primer desasosiego, esa terrible sensación de falta que nos dejaba temblando ante la tele y el Nestquik, sin entender bien por qué. Pero en general, las tetas yankis suelen ser más silicónicas, como las de Pamela Anderson en 'Bay watch'. O, si son naturales -como en el caso de la morena totémica Tyra Banks- ni tienen gracia ni son sexies. Tyra es tan poco sexy que en su programa invitó a un famoso cirujano plástico para probar, en vivo, que sus tetas son naturales. El cirujano se las palpó y le hizo una mamografía en directo, frente al público invitado. A Tyra, emocionada, se le entrecortó la voz explicando que hacía eso porque estaba harta de que dijeran que sus tetas no eran suyas.

A nivel nacional, todavía la Coca Sarli no ha sido desbancada de su puesto de diva exclusiva del fetichismo mamario, con una filmografía entera dedicada a sus tetas panorámicas, sus tetas como auspiciadas por la oficina nacional de turismo, porque asomaban en todos los lagos, las montañas, las cataratas del país, dándole una categoría geográfica a esas tetas exhibidas a la par de la exhuberancia del paisaje. Sus largas flotaciones en la hidrografía argentina no tienen y quizá no vuelvan a tener un parangón.

Después de las tetas virtuales y mediáticas, aparecen en la vida de uno las tetas reales, quizá todavía no palpables, pero sí visibles. Aquellas tetas que uno vio por primera vez desnudas, en persona, no se olvidan nunca más. Cuando estaba en segundo año del secundario, me llevé a marzo 'lengua y literatura' y tuve que tomar clases particulares de 'análisis sintáctico' con una profesora que venía a casa. Se llamaba Teresa. Yo tenía quince años y ella no pasaba de los veinticinco. Era diciembre y hacía calor. Teresa venía a casa con unas musculosas sueltas, sin corpiño. Un día, sentados juntos, inclinados frente a las oraciones para analizar, le vi a través del escote las tetas, las puntas de las tetas, los pezones rosados. Sentí una alteración violenta, como si se me frenara toda la sangre de golpe y me empezara a fluir en la dirección opuesta. Ella se dio cuenta y se acomodó la musculosa sin preocuparse demasiado, dejando que volviera a pasar lo mismo varias veces. Tomé más clases, estudié mucho y di un muy buen examen. Nunca me olvidé de las estructuras sintácticas de Teresa. El relámpago clandestino de sus tetas veinteañeras le dio un erotismo a la materia que ningún profesor del colegio lograría infundir jamás.

La mirada de los hombres dobla. Cuando pasa una mujer con lindas tetas la mirada de los hombres se curva, busca, se inmiscuye a través de los pliegues, a través de los escotes o los botones mal cerrados, y adivina, sopesa, sentencia. Las mujeres modelan sus tetas como quieren. La ropa puede levantar las tetas, ocultarlas, ajustarlas, trasparentarlas, sugerirlas, agrandarlas. Es bueno conocer todos esos trucos, no tanto para no dejarse engañar, sino más bien para participar y entregarse al juego. Las tetas de los años cincuentas, por ejemplo, eran cónicas, eran parte de un torso sólido y apuntaban amenazantes; después, en los sesentas, las tetas desaparecieron un poco de escena en el 'hippismo' de las pacifistas anti corpiño; en los ochentas empezó la fiebre de las siliconas; y ahora las tetas son como globos apretados y empujados hacia arriba por el famoso 'wonder bra'. Hay que tener en cuenta que el 'wonder bra' da forma, pero también rigidez. Y es una lástima porque no hay nada como ese temblor hipnótico que va a un ritmo aparte de los pasos de la mujer, como un contrarritmo, una síncopa propia de las tetas naturales en acción.

Las tetas tienen vida propia, eso es sabido; no son como el culo por ejemplo que se mueve dirigido por su dueño. Las tetas parecen difíciles de controlar. En ocasión de cabalgatas, escaleras y trotes para alcanzar el colectivo, pueden incluso ser graciosas, torpes y poco serias. Algunas mujeres sin embargo tienen la habilidad de dirigirlas. Nuestra deslumbrante Carla Conte, por ejemplo, sabe hacer un mínimo taconeo entusiasta, un rebote de afirmación, de plena simpatía, de aquí estoy, que le provoca un temblor hacia arriba que termina en una especie de vibración de trampolín a la altura de sus tetas plenipotenciarias de chica de barrio. Un movimiento que le ganó televidentes y que detiene el 'zapping'. Dentro de los cambios evolutivos, que van del 'homo sapiens' al 'homo mediáticus', la función más importante de las tetas hoy en día ya no es la reproducción sino la capacidad para aumentar el rating.

Pero volviendo a las tetas reales de este lado de la pantalla, ¿cómo se accede a ellas, cómo se alcanzan y develan? Las mujeres tetonas tienen una habilidad desarrollada durante años para frenar las manos de los hombres-pulpo. El hombre-pulpo es el que no da abasto, el que ya tiene las dos manos agarrando cada cachete del culo y va por más, porque quiere además palpar simultáneamente la abundancia de las tetas y es como si les nacieran dos brazos suplementarios para alcanzar ese fin. Pero las mujeres tetonas tienen mucha destreza, saben interponer el codo y bloquear todo intento de avance. Hay que aprender que si una mujer detiene una mano no hay que insistir, sino intentar más adelante por otro lado, despacio, sin apurarse. Nunca jamás debe intentarse tocarle las tetas a una mujer antes de darle un beso, porque sería un fracaso (hay excepciones, hay abordajes muy acalorados por detrás que vienen con doble estrujamiento de tetas y beso en el cuello, pero no son muy frecuentes entre desconocidos). En general las tetas se exploran durante el beso, en lo más apasionado del beso. Una vez instalados en ese vértigo, se puede subir una mano por la espalda que explore debajo del elástico del broche del corpiño, pero sin desabrochar nada todavía, en una caricia que llegue a la nuca, que disimule un poco pero que a la vez diga ya estoy acá debajo de esta lycra tirante y no me voy a detener. Si la mujer accede tácitamente (porque nunca hay que preguntar ni pedir permiso) entonces ahí sí, se puede intentar desbrochar, desmantelar la delicada ingeniería del corpiño, desactivar esa tensión tan linda, lo elástico, lo tirante de las tetas sujetadas entre diseños de moños y florcitas. Y entonces llega la verdad, sin íntimos trucos textiles, la doble realidad pura y palpable. Entonces aparecen, asoman en estéreo, se despliegan las tetas en todas sus variantes como ejemplos de la biodiversidad. Tetas duras, nuevas, tetas derramadas, pesadas, tetas blandas, inabarcables, tetas sin caída, sin pliegue como cúpulas altas de pezones rosados, tetas apenas sobresalientes pero halladas finalmente por las manos, tetas enormes y llenas, tetas asimétricas, tetas breves pero puntiagudas de pezones duros, tetas lisas de aureolas enormes apenas dibujadas, tetas blancas, morenas, con marcas de bikini, tetas chiquitas y felices, tetas tímidas, esquivas, o desafiantes, orgullosas, guerreras. Todas lindas, dispuestas para el beso, la lengua, el mínimo mordisco, y provocando una sed desesperada cuanto más grandes, una actitud ridícula del hombre que de repente actúa como un cachorro ciego y hambriento y desbocado.

Y sin embargo esa sed no termina de saciarse. Hay algo misterioso en la atracción por las tetas. Porque, ¿qué se busca en las tetas? Las atracciones de la cintura para abajo tienen un objetivo siempre más claro y complementario, que termina consumándose sin demasiado equívoco. Pero en las tetas, ¿qué buscan los adultos? Que todo sea un simulacro de lactancia no cierra bien. Demasiado edípico y cantado eso de buscar repetir ese vínculo nutricio con la madre. ¿Y además las mujeres qué ofrecen cuando ofrecen sus tetas? Dicen que la existencia de las tetas tiene un propósito de atractivo sexual (además de su fin alimentario). Dicen que al estar erguidas las hembras humanas tuvieron que desarrollar una especie de reduplicación del culo en la parte de delante de su cuerpo para atraer a los machos. Ése es el fin que cumplirían esas dos esferas juntas a la altura de las costillas superiores: ser un señuelo similar a un culo llamativo. La explicación parece bastante ridícula y quizá por eso mismo –porque el cuerpo humano es bastante ridículo- sea cierta.

Las tetas son insoslayables. Imanes de los ojos. Las tetas invitan a la zambullida para pasarse un verano entre esos dos hemisferios. Son más fuertes que uno. Hay una fuerza hormonal y animal que supera todo intento represivo y civilizatorio por no mirar, por no quedar como un primate bizco de deseo. Mirar todo el tiempo a los ojos a una mujer con un buen escote es un difícil ejercicio de autocontrol, es casi imposible que los ojos no se nos resbalen a esas curvas, que no caigan y se entreguen con toda la mirada a la gravitación de la redondez de la tierra. Porque hay tetas que son insostenibles, y provocan incredulidad. Uno mira una vez y vuelve a mirar pensando ¿Vi bien?. Y sí, uno vio bien, y esa visión genera una inquietud, una insatisfacción total de la vida, uno quiere entrar en ese mundo blando y suave, uno se siente lejos de esas tetas, desamparado como un soldado en la trinchera.

El anoréxico gusto de la época propone un ideal de mujer flaca pero con grandes tetas, algo raro que se da sólo en casos prodigiosos. Por eso la superabundancia de tetas falsas en los medios, tetas que quedan estrábicas, desorientadas, y a veces un poco ortopédicas. Se exigen mujeres escuálidas que terminan poniéndose siliconas porque sin prótesis presentarían unas tetas apenas protuberantes, tetas de bailarina de ballet; una belleza sutil y sugerida que la tele parece no poder aceptar.

Una regla extraña pero frecuente hace que las tetonas sean chatas de culo, y las culonas sean chatas de arriba. Como si en la repartija hubiera que optar por una u otra opción. La mujer latinoamericana suele ser más dotada de grupas que de globos. La mujer promedio brasilera, por ejemplo, con su mezcla afro-tupí, suele tener unas poderosas pompas brunas y ser bastante chata de tetas. En cambio las mujeres europeas, nórdicas, suelen presentar -como escuché decir una vez en un canal de cable- un volumen mamario importante. Las alemanas teutonas, las suecas, las valquirias escandinavas, son mujeres con toda la vida por delante. Avanzan heroicas con grandes tetas redondas, doradas, divergentes. En Francia se hace más un culto a las tetas que al culo, y sin embargo las francesas -con excepciones normandas que cortan el aliento como la impresionante Laetitia Casta- suelen ser magras, escasas y finas.

Quizá las tetas no sean indispensables, pero dan alegría. Por suerte, las argentinas, gracias al encuentro de las sangres nativas y la inmigración mediterránea, suelen tener medidas armónicas, lo que quiere decir que están bien de todos lados. Y si nos llegara a tocar enamorarnos de una mujer sin tetas, habrá que apechugar, quererla, y echar de vez en cuando unas pispeadas nomás, disimulando. Hay que tener cuidado. Un amigo tuvo un lapsus que precipitó su separación. Su novia, que era muy chata y celosa, se cansó de pescarlo mirando escotes por la calle y le vaticinó: Vos un día me vas a dejar por una tetona. Y él, queriendo arreglarla le contestó: Sin vos estaría perdido, amor, sos mi tabla de salvación.

(*Publicado en la revista Brando, Buenos Aires, noviembre 2006)

Ir arriba



Unos cuantos chistes 'religiosos'

GREGORIO EL SEMENTAL

Una mujer en el confesionario:
—Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor hasta el atardecer.
—Pues, en penitencia, rezas tres padrenuestros y dejas 20 dólares de limosna.

Más tarde otra mujer:
—Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor hasta el amanecer.
—Pues, en penitencia, rezas 10 padrenuestros y echas 30 dólares de limosna.

Más tarde otra nueva mujer:
—Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor todo el día.
—¡Pero esto no puede ser!, rezas 20 padrenuestros y echas 50 dólares de limosna.

Más tarde:
—Padre...
—Sí, tu también has conocido a Gregorio y habías estado haciendo el amor...
—No, padre. Yo soy Gregorio... O vamos a medias en la limosna, o me llevo a todas las mujeres a otra parroquia.


MILAGRO

Un anciano entra al confesionario y dice al cura:
—Padre, tengo 80 años, estoy casado, tengo cuatro hijos y 11 nietos, y anoche tuve una aventura. Hice el amor a dos chicas de 21 años. A las dos... dos veces.
—Bueno, hijo mío, ¿Cuándo fue la última vez que te confesaste?
—Nunca, padre, soy judío.
—Entonces, ¿Por qué me estás confesando esto?
—¿Confesando, padre? ¡Se lo estoy contando a todo el mundo!


UN BUEN CATÓLICO

Un señor mayor que vivía en las afueras de Nápoles fue a la iglesia local a confesarse. Cuando el sacerdote abrió el tablero del confesionario, el hombre dijo:
—Padre... Durante la Segunda Guerra Mundial, una mujer bonita golpeó a mi puerta y me pidió que la escondiera del enemigo. Así que yo la escondí en mi altillo.
—¡Esa fue una obra maravillosa, hijo! —contestó el sacerdote—. No tienes la necesidad de confesarlo.
—No Padre, es que ella empezó a agradecerme con favores sexuales.
—Estando en peligro y bajo esas circunstancias, dos personas pueden estar tentadas a actuar así. Pero, si lo sientes verdaderamente... estás perdonado.
—Gracias, Padre. Esa es una gran carga que le quita a mi alma. Pero tengo otra duda.
—¿Y cuál es, hijo?
—¿Cree Ud. que debería decirle que la guerra ha terminado?


LA MONJA Y EL CURA

—Pepito: ¿Qué era tu papá antes de casarse?
—Era Cura, señorita.
—¿Y tu mamá?
—Era monja, señorita.
—Entonces, ¿colgaron los hábitos?
—No señorita, sólo se los subieron un poco.

Ir arriba



Pepito y el lápiz

—Pepito, ¿dónde está tu lápiz?
—Lo perdí, profe...
—¿Y tus padres... lo saben?
—¡Ni que yo estuviera loco... mi hermana perdió la regla hace tres meses y todavía hay un lío del carajo en mi casa!

Ir arriba



El cubano y la nieve

Agosto 12
Hoy me mudé a mi nueva casa en el estado de Pennsylvania. ¡Que paz! Todo es tan bonito aquí. Las montañas son tan majestuosas. Casi que no puedo esperar para verlas cubiertas de nieve. Que bueno haber dejado atrás el calor, la humedad, el tráfico, los huracanes y el cubaneo de Miami. ¡Esto sí que es vida!

Octubre 14
Pennsylvania es el lugar más bonito que he visto en mi vida. Las hojas han pasado por todos los tonos de color entre rojo y naranja. Que bueno tener las cuatro estaciones. Salí a pasear por los bosques y por primera vez vi un ciervo. Son tan ágiles, tan elegantes... El ciervo es uno de los animales mas vistosos que jamás he visto. Esto tiene que ser el paraíso. Espero que nieve pronto. ¡Esto si es vida!

Noviembre 11
Pronto comenzará la temporada de caza de ciervos. No me puedo imaginar a nadie que quiera matar una de esas criaturas de Dios. Ya llegó el invierno. Espero que nieve pronto. ¡Esto si es vida!

Diciembre 2

Anoche nevó. Me desperté y encontré todo cubierto de una capa blanca. Parece una postal... una película. Salí a quitar la nieve de los escalones y a dar pala en la entrada. Me restregué en ella y luego tuve una pelea de bolas de nieve con los vecinos... ¡yo gané!, y cuando la máquina quitanieves pasó, tuve que volver a dar pala. ¡Qué bonita la nieve! Parecen motitas de algodón esparcidas por todos lados. ¡Qué lugar tan bonito, Pennsylvania sí que es vida!

Diciembre 12
Anoche volvió a nevar. Me encanta. La quitanieves me volvió a ensuciar la entrada, pero bueno... qué le vamos a hacer, de todas maneras, ¡esto si es vida!

Diciembre 19
Anoche nevó otra vez. No pude limpiar la entrada por completo porque antes que acabara, ya había pasado la quitanieves, así que hoy no pude ir al trabajo. Estoy un poco cansado de dar pala en esa nieve. ¡Cabrona quitanieves! ¡Qué vida!

Diciembre 22
Anoche volvió a caer nieve, o mejor dicho... mierda blanca. Tengo las manos hechas mierda y llenas de callos de dar pala. Creo que la quitanieves me vigila desde la esquina y espera a que acabe con la pala para pasar. ¡Puta madre que la parió!

Diciembre 25
¡Felices Navidades blancas, pero blancas de verdad, porque están llenas de mierda blanca! ¡Coño... Carajo, si cojo al hijo'e puta que maneja la quitanieves, te juro que lo mato! No entiendo por qué no usan más sal en las calles para que se derrita más rápido este cabrón hielo de mierda.

Diciembre 27
Anoche cayo más mierda blanca de esa. Ya llevo tres días encerrado. Salgo nada más cuando tengo que dar pala en la nieve después de que pasa la quitanieves. No puedo ir a ningún lugar. El carro esta enterrado bajo una montaña de nieve. El noticiero dice que esta noche van a caer 10 pulgadas más de nieve. ¡No me lo puedo creer!

Diciembre 28
¡El comemierda del noticiero se equivocó otra vez! No cayeron 10 pulgadas de nieve... ¡cayeron 34 pulgadas más de esa mierda!... ¡Me cago en su puta madre! Como sigamos así, la nieve no se derretirá ni para el verano. Ahora resulta que la quitanieves se rompió cerca de aquí y el hijo de puta del chofer vino a pedirme una pala. ¡Qué descarado! Le dije que se me habían roto 6 palas limpiando la mierda que él me había estado dejando a diario. Así que le rompí la pala en la cabeza. Se lo merecía. ¡Come mierda!

Enero 4
Al fin hoy pude salir de la casa. Fui a buscar comida y un ciervo de mierda se metió delante del carro y lo maté. ¡Carajo! El arreglo del carro me va a salir como en tres mil dólares. Estos animales de mierda deberían ser envenenados. ¡Ojalá los cazadores hubieran acabado con ellos el año pasado! La temporada de caza debería durar el ano entero.

Marzo 15
Me resbalé en el hielo que todavía hay en esta puta ciudad y me partí una pierna... Anoche soñé que sembraba una palma real.

Mayo 3
Cuando me quitaron el yeso, llevé el carro al mecánico. Me dijo que estaba todo oxidado por debajo por culpa de la sal del carajo que echaron en la calle. ¿A quién coño se le ocurre? ¿Es que no hay otra forma de derretir el hielo?

Mayo 10
Me mudé otra vez para Miami... ¡Esto si es vida! ¡Que delicia! Calor, humedad, tráfico, huracanes y cubaneo. La verdad es que a cualquiera que se le ocurra vivir en ese Pennsylvania de mierda, tan solitario y frío, es un come mierda... y tiene que estar, no sólo cagalistroso, sino loco para el carajo. ¡Esto si es vida!

Ir arriba



El papagayo

Un papagayo se traga un comprimido de Viagra que su dueño había dejado distraídamente a su alcance. Cuando el dueño se percata de lo que había pasado, decide meter al papagayo en el congelador para calmarlo. Una hora más tarde, el hombre decide abrir la puerta del congelador y se encuentra al papagayo empapado en sudor.
—¿Pero cómo puedes estar sudando en el congelador?

Y el papagayo responde:
—¿Y tú crees que es fácil abrirle las patas a una gallina congelada?

Ir arriba



¿Verdad que somos chismosos?

Un árabe le pidió dinero a un judío y este se lo prestó. Sucede que el árabe jamás había pagado una deuda y el judío jamás había perdido un solo centavo en ninguna transacción. Pasó el tiempo y el árabe se había estado escondiendo del judío, hasta que un día se encontraron en un bar en Santo Domingo, capital de la República Dominicana. Allí comenzaron a discutir. El árabe, acorralado, sacó una pistola y se la puso en la sien, diciendo:
—¡Podré irme al infierno, pero no pagaré esta deuda...! —Apretó el gatillo y cayó muerto de inmediato.

El judío no quiso ser menos, así que agarró la pistola del árabe, se la puso sobre la sien y dijo antes de disparar:
—¡Voy a cobrarte este dinero aunque sea en el infierno...! —Tiró del gatillo y cayó muerto al instante.

Un dominicano, que lo había observado todo, quedó impresionado; tomó la pistola, se la puso sobre la sien y dijo:
—¡Coño!... ¡por nada del mundo me pierdo este pleito!

Ir arriba



Dominicanos en la eternidad
(¡En idioma 'dominicano'!)

El arcángel Gabriel va a ver al Señor y le dice:
—Tengo que hablar contigo. Hay dominicanos aquí que están causando muchos problemas.
—A ver, cuéntame -dice el Señor-.
—Mira Dios, se subieron en la reja de la entrada y se están meciendo sobre ella como si fuera un columpio; mi trompeta ha desaparecido misteriosamente, aunque a ratos la oigo sonar en la lejanía con un ritmo pegajoso, pero demasiado alborotado. Además, tienen las túnicas salpicadas de arroz con habichuela y café con leche. Han subido a sus perros en las carrozas celestiales y los alimentan con salami; se han quitado las aureolas y andan con gorras de peloteros o sombreros de pajilla; no quieren barrer las escaleras del cielo y se ponen a bailar con las escobas; el suelo de la cocina está lleno de semillas de china, salpicaduras de frito y cáscara de mango; y, como si fuera poco, están organizando peleas de gallos en las nubes y andan volando por ahí con una sola ala y diciendo: "¡Me la comí, tíguere, si muevo el ala rápidamente vuelo como un colibrí; vaya, soy un caballo!". Ah, y los que puse a cantar en el coro se la pasan gritando "¡Pero con coco...!", y repiten un estribillo raro: "Alegría, eh eh, alegría".
Tras oír pacientemente al Angel, el Señor contestó:
—Los dominicanos son dominicanos, Gabriel, y eso no se puede remediar. El cielo es el hogar de todos mis hijos con sus defectos y virtudes. Ahora, si quieres enterarte de lo que son problemas graves, llama al diablo y verás una realidad muy distinta.

Gabriel va hasta el teléfono y llama al diablo.
—¡Oigo! —contesta Satanás.
—Hola, soy yo, Gabriel, es que quería...
—¡Coño, espérate un minuto, man! —interrumpe el diablo y tira el teléfono.

Al cabo de unos segundos regresa.
—Bueno, aquí estoy de nuevo, ¿qué puedo hacer por ti?
—¿Estás teniendo algún problema con los dominicanos que recibiste en el infierno? —indaga Gabriel.
—¡Anda pa'la mi...!, espérate un minuto, ahora mismo te contesto... tengo que chequear algo —dice Satanás, y sale corriendo.

—Perdona la demora, Gabriel. ¿Qué fue lo que me preguntaste? —pregunta el diablo cinco minutos después.
—Que si estás teniendo problemas con los dominicanos que llegan al infierno? —repite Gabriel.
—Pero, ¿cómo e' la baina, caballero? —grita el diablo exasperado—; espera, enseguida estoy contigo.

Satanás regresa a los 15 minutos, jadeando.
—¡Oye, Gabriel, perdona, pero no te puedo atender ahora... estos "jodíos" dominicanos han apagado el fuego del infierno y están tratando de instalar un aire acondicionado!

Ir arriba



¿Cómo se llamaría Leonel Fernández si hubiera nacido en...

Alemania?: Otto von Frauden

Arabia Saudita?: Elim Postor

China?: Chan Chu Yo

Cuba?: Silvio Panada

Francia?: Pierre D'Elvotto

Grecia?: Hurto Sinescroupoulos o Akylos Transo

Holanda?: T. Van Aestaffar

India?: Gandhi Sima Farsa

Israel?: Abraham Urnas

Italia?: Massimo Atraco

Japon?: Tekito Tuboto

Libano?: Mestafa Al-Botar

Portugal?: Santiago de Trampinha

Rusia?: Ivan A. Timar

Uganda?: Ami Mewele Alomimo.

Ir arriba



El pasajero y la azafata

Un pasajero es recibido en la cabina de primera clase de un Boeing 777 por una bellísima azafata que le ofrece una copa de champaña.
—¿Cuál es su nombre, señorita?... si no es indiscreción.
—Mercedes, señor —responde ella.
—¡Humm, que lindo nombre! ¿Alguna relación con Mercedes Benz? —pregunta él coquetamente.
—Sí señor... ¡el mismo precio!

Ir arriba



La cebolla y el árbol de Navidad

Una familia está en la mesa para cenar cuando, de repente, el hijo cuestiona si puede hacer una pregunta.
El Padre responde:
—¡Claro, hijo, pregunta!

Y el hijo dice:
—Papá, ¿cuántos tipos de pechos existen?

El padre, algo sorprendido, responde:
—Bien, mi hijo, existen tres tipos. A los 20 años la mujer tiene pechos como manzanas, firmes y redondos, lindos, da placer verlos; de los 30 a los 40 son como peras, todavía bellos, aunque un poco caídos... y a los 50 son como cebollas...

El hijo pregunta:
—¿Cebollas?

Y el padre respondió:
—Si. ¡Cuando los miras, te dan ganas de llorar!

Esta explicación lleva a la madre y a la hija a un punto neurálgico tal, que la hija pregunta:
—¿Puedo también hacer una pregunta un tanto personal? Mamá, ¿cuántos tipos de penes existen?

La madre queda un poco sorprendida, pero mirando al marido responde:
—Bien, hijita, un hombre pasa por tres fases distintas. A los 20 años el pene es como un tronco de Jacaranda, respetable y firme; de los 30 a los 40 años el pene es como un tronco de Sauce llorón, flexible pero confiable... y, después de los 50 años, el pene queda como un árbol de Navidad.

La hija pregunta:
—¿Un árbol de Navidad?

La madre responde:
—Eso mismo, hija. ¡Muerto de la raíz a la punta, y las bolas cuelgan como decoración... y lo peor: sólo se arma una vez al año!

Ir arriba


Disnorante

¡Tock... tock... tock...!
—¡Anda María, abre la puerta que no te va a pasar nada malo. Sólo vamos a gozar mucho!
—¡No, siñor, tese quieto!
—Mira María, si abres te aumento el sueldo...
—¿Y luego quí li dizimos a la patrona?
—Pues nada, ella no tiene por qué enterarse de nada.
—Ta bueno, patrón, pero pase por dibajo di la puerta su zirtificado de que no tiene SIDA.

Don Pedro recuerda el chequeo médico que se acaba de practicar y le pasa hasta su acta de nacimiento, ante lo cual María por fin cede y Don Luis se da el gustazo. Al rato, ya calmado y disfrutando de un buen tabaco, le dice Don Luis:
—¡Caramba, María, no sabes leer ni escribir, pero qué bien estás enterada de las cuestiones de salud!
—Sí, patroncito; yo seré disnorante, muy disnorante, rete disnorante, ¡pero esto del Sida no me lo pegan dos veces!

Ir arriba



De médicos y pacientes

En el consultorio, el paciente le muestra a su médico el resultado de unos exámenes de laboratorio. El médico los analiza con cara de preocupación y le dice al paciente:
—Vamos a tener que mandarle a hacer una plaquita...
—¿De tórax, doctor?
—¡No! ¡De mármol!


El médico le dice a su paciente en tono muy enérgico:
—En los próximos meses nada de fumar, nada de beber, nada de salir con mujeres ni ir a comer a esos restaurantes caros, y... nada de viajes ni vacaciones.
—¿Hasta que me recupere, doctor?
—¡No, hasta que me pague todo lo que me debe!


Estaban operando a un paciente, cuando entra un doctor al quirófano y grita:
—¡Paren todo! ¡Detengan el transplante que ha habido un rechazo!
—¿Un rechazo del riñón, doctor? —pregunta la enfermera.
—¡No!... ¡Del cheque!


Un paciente estaba agonizando y le pregunta a su médico de cabecera:
—Doctor, dígame la verdad. ¿Cuánto me queda de vida?
—Aproximadamente 1 hora —le responde el médico.
—Gracias por su sinceridad. Hágame el favor de llamar a mi abogado y le dice que venga urgentemente para acá.
—¿Piensa hacer su testamento?
—No, lo que pasa es que yo siempre quise morir como Jesucristo... ¡Entre dos ladrones!


—¿Ud. piensa que después de esta operación voy a volver a caminar?
—Claro que si… ¡porque va a tener que vender el auto para poder pagar la factura de la clínica!


Pregunta el paciente al doctor:
—¿Usted cree que podré vivir 40 años más?
—Depende… ¿Usted parrandea con sus amigos?
—No, doctor.
—¿Bebe?
—No, doctor.
—¿Fuma?
—No, doctor.
—¿Sale con novias?
—No, doctor.
-Y entonces, ¿pa' qué mierda quiere usted vivir 40 años más?


Un paciente sale de un hospital y lo asaltan en la puerta. El ladrón le dice:
—La bolsa o la vida.
—¡Ah! ¡Tú también eres médico!


Está el paciente tendido en la cama. En el mismo cuarto se encuentran su médico, su abogado, su esposa y sus hijos, todos ellos esperando el suspiro final, cuando de repente el paciente se sienta, mira a su alrededor y dice:
—¡Asesinos, ladrones, prostitutas... sinvergüenzas! —y se vuelve a acostar.

El doctor un poco confundido, dice:
—Yo creo que esta mejorando.
—¿Por qué lo dice doctor? —pregunta la esposa.
—¡Porque nos ha reconocido a todos!

Ir arriba



Dios y el inventor de la Harley-Davidson

El inventor de la Harley-Davidson, Arthur Davidson, murió y fue al cielo. Al llegar a las puertas del cielo, San Pedro le dice:
—Hijo mío, como fuiste un buen hombre y tus motos cambiaron al mundo, tu premio es poder encontrarte con quien tu desees.

Arthur pensó un poco y después dijo:
—¡Quiero encontrarme con Dios!

San Pedro llevó Arthur hasta la sala del trono y lo presentó a Dios. Dios reconoció a Arthur y le dijo:
—Entonces... ¿fuiste tú quien inventó la Harley-Davidson?

Arthur respondió:
—Es verdad... fui yo.

Dios comentó:
—No fue una buena invención... Es un vehículo inestable, ruidoso y contaminante. De mantenimiento complicado, alto consumo...

Arthur, molesto con los comentarios de Dios, ripostó:
—Discúlpeme, pero ¿no fue Ud. quien inventó a la mujer?
—¡Si, fui yo! —respondió Dios.
—Bien, aquí entre nosotros, de profesional a profesional, ¡su invención no fue nada acertada! La suspensión delantera es muy inconsistente; es muy ruidosa y habladora a altas velocidades; en la mayoría de los casos, la suspensión trasera está floja y vibra demasiado; el área de entretenimiento está localizada demasiado cerca de la de reciclado; y los costos de mantenimiento son exorbitantes.

Dios meditó y respondió:
—Si, es verdad, mi invento tiene defectos, pero de acuerdo con los datos que dispongo, hay muchos más hombres montados en mi invento que en el tuyo...

Ir arriba



Dos mujeres conversando

—¿Cómo te fue ayer?
—¡Una catástrofe! Mi marido llegó a casa del trabajo, cenó en tres minutos, después tuvimos relaciones sexuales en cuatro minutos y a los dos minutos, ya estaba dormido... ¿Y cómo fue tu día?
—¡Ha sido fantástico! Mi marido llegó a casa y me llevó a cenar, luego caminamos bajo las estrellas durante una hora hasta que llegamos a casa. Después de una hora de juego amoroso a la luz de las velas, tuvimos relaciones sexuales durante una hora y hablamos luego más de una hora.

Ahora, las cosas vistas bajo las palabras de los maridos.
—¿Qué tal ayer?
—¡Bárbaro! Llegué a casa y la cena estaba en la mesa, cenamos, echamos uno y me dormí como una piedra! ¿Y tu?
—¡Un desastre! Llegué a casa cansadísimo, no había luz, tuve que llevar a mi mujer a cenar fuera, la comida era una basura y carísima, tan cara que no tuve dinero para pagar el taxi de regreso. Fuimos andando hasta casa, cuando llegamos, todavía no había electricidad, y encendimos las velas. Estaba tan estresado que necesité una hora para tener una erección y otra para alcanzar el orgasmo. Con todo eso me desvelé y tuve que soportar a mi mujer hablando durante otra hora...

Ir arriba



Totalmente cierto

Zorro = Héroe justiciero
Zorra = Puta

Perro = Mejor amigo del hombre
Perra = Puta

Aventurero = Osado, valiente, arriesgado
Aventurera = Puta

Cualquier = Fulano, Mengano, Zutano
Cualquiera = Puta

Callejero = De la calle, urbano, citadino.
Callejera = Puta

Hombrezuelo = Hombrecillo, mínimo, pequeño
Mujerzuela = Puta

Hombre público = Personaje prominente. Funcionario público
Mujer pública = Puta

Hombre de la vida = Hombre de gran experiencia
Mujer de la vida = Puta

Héroe = Ídolo
Heroína = Droga

Atrevido = Osado, valiente
Atrevida = Insolente, desvergonzada

Solterón = Codiciado, inteligente, hábil
Solterona = Quedada, poco deseada, la dejó el tren

Dios = Creador del universo y cuya divinidad se transmitió a su Hijo varón por línea paterna
Diosa = Ser mitológico de culturas supersticiosas, obsoletas y olvidadas

Suegro = Padre político.
Suegra = Bruja, vieja intrusa

Machista = Hombre viril, macho
Feminista = Loca, amargada, resentida

Don Juan = Hombre galante, seductor
Doña Juana = La mujer de la limpieza

Ir arriba



Reunión feminista

En una reunión de feministas sube al estrado una inglesa y cuenta su historia:
—Una vez yo llegué a casa y le dije a mi esposo: ¡Yo vengo muy cansada del trabajo y a partir de hoy no voy a volver a cocinar!. El primer día no vi nada, el segundo día no vi nada, el tercer día lo vi cocinando y desde ese día es él quien se encarga de la comida.
—¡Bravo! ¡Hurra! —gritaban y aplaudían las demás mujeres.

Le toca el turno a una gringa que cuenta su historia:
—Una vez yo llegué a casa y le dije a mi esposo: ¡Yo vengo muy cansada del trabajo y a partir de hoy no voy a volver a lavar ropa!. El primer día no vi nada, el segundo día no vi nada, el tercer día lo vi en la lavadora y desde ese día es el quien se encarga de lavar su ropa y la mía.
—¡Bravo! ¡Hurra! -gritaban y aplaudían las otras mujeres.

Le toca el turno a una dominicana que cuenta su historia:
—Una vez yo llegué a casa y le dije a mi esposo: ¡Yo vengo muy cansada del trabajo y a partir de hoy no voy a volver ni a cocinar ni a lavar ropa!. El primer día no vi nada, el segundo día no vi nada, al tercer día... nada. Al cuarto día ya veía un poquito por el ojo izquierdo.

Ir arriba



La suegra y la nuera

La suegra, con ganas de molestar a la nuera, le pregunta:
—¿Por qué mi nieto no se parece a mi hijo?

Y la nuera le responde:
—No sé, yo lo que tengo es una vagina, no una fotocopiadora.

Ir arriba



Remedios caseros

El Doctor, después de ver el historial clínico, le pregunta al paciente:
—¿Fuma?

Y el paciente le responde:
—Poco
—Pues considérelo y déjelo... ¿Bebe?
—Poco
-Pues considérelo y déjelo... ¿Practica algún deporte?
—Ninguno
—Pues considérelo y hágalo... ¿Tiene sexo?
—Poco
—Pues considérelo... ¡Tenga sexo, mucho sexo!

Regresa el paciente a su casa y le cuenta a su mujer:
—El Doctor me recomienda dejar el tabaco, la bebida, hacer deporte y, sobre todo, tener sexo, mucho sexo, todo el sexo que sea posible.

Dicho esto, se mete en la ducha; la esposa se frota las manos y se pone una bata de seda, transparente. Se perfuma y pinta provocadoramente, esperando que salga su marido del baño. Este sale y empieza a vestirse, a perfumarse, poniéndose su mejor traje. La esposa sorprendida, le pregunta:
—¿A dónde vas?
—Te dije que el Doctor sugirió tener sexo, mucho sexo, todo el que sea posible...
—Sí, mi amor, eso fue lo que te escuché decir y por eso me puse así para ti.
—Mi amor... ¡siempre con tus remedios caseros!

Ir arriba



Un agricultor mexicano y uno argentino

El argentino pregunta:
—¿De que tamaño es tu finca?

El mexicano responde:
—Para el estándar mexicano, mi finca es de un tamaño razonable: diez hectáreas; ¿y la tuya?

El argentino contesta:
—Mirá, yo salgo en la mañana en mi jeep y al mediodía todavía no he recorrido la mitad de mi finca.

El mexicano responde:
—Yo también tuve un jeep argentino... ¡son una mierda!

Ir arriba



La raza humana

Una niña pregunta a su madre:
—¿Cómo se creó la raza humana?

La madre le contesta:
—Dios creó a Adán y Eva y ellos tuvieron hijos y así se formó la raza humana.

Dos días después la niña le hace a su padre la misma pregunta. El padre contesta:
—Hace muchos años existieron monos y fueron evolucionando hasta los seres humanos que ves hoy.

La pequeña, toda confundida, regresa con su madre y le dice:
—Mamá, ¿cómo es posible que tú digas que la raza humana fue creada por Dios y mi papá diga que evolucionó del mono?

La madre contesta:
—Mira, querida; es muy simple: ¡yo te hablé de mi familia y tu padre te habló de la suya!

Ir arriba



Pilotos ciegos

Están todos los pasajeros en la sala de embarque esperando la salida del vuelo cuando de repente llega el copiloto impecablemente uniformado con anteojos oscuros y un bastón blanco tanteando el camino. La empleada de la compañía aclara que, si bien es ciego, es el mejor copiloto que tiene la Empresa.

Al poco rato llega el piloto, con el uniforme impecable, anteojos oscuros y un bastón blanco asistido por dos azafatas. La encargada de la sala aclara que, también, el piloto es ciego, pero que es el mejor piloto que tiene la Compañía y que, junto con el copiloto, hacen la dupla más experimentada.

Con todos a bordo, el avión comienza a carretear, tomando cada vez más velocidad; los pasajeros están aterrorizados. El avión sigue tomando velocidad pero no despega... ¡Cada vez el final de la pista está más cerca y en una explosión de histeria general los pasajeros comienzan a gritar!

De repente, y milagrosamente, el avión toma altura. Entonces se escucha por los altavoces del avión que el piloto le dice al copiloto:
El día que los pasajeros no griten, ¡nos jodemos!

Moraleja: Así está hoy nuestro país; gobernado por ciegos que no ven, o no quieren ver, la realidad. A la espera de que el pueblo "grite" para levantar vuelo. Como no gritamos... ¡ya nos jodimos!

Ir arriba



Aprende a perdonar

Al aproximarse a la recepción de un hotel a un hombre le llama la atención un ruido, y al voltearse a ver qué es golpea sin querer, con el codo, el seno de una linda mujer. Apenado y sin saber qué hacer, él dice:
—Mil disculpas señorita, si su corazón es tan suave como su seno, tengo la seguridad de que me perdonará

La mujer sonriendo le responde:
—Y si su pene es tan duro como su codo, mi habitación es la 201.

Ir arriba



La suerte de tener una buena esposa

El marido de una señora estaba en estado de coma; salió y entró de ese estado por meses y, aún así, su mujer permaneció a su lado, todos los días. Un día que él despierta le pide a su mujer que se acerque y, con lágrimas en los ojos, le dice:
—Sabes qué?, siempre has estado a mi lado en cada momento malo. Cuando fui despedido del trabajo, me diste ánimo. Cuando mi negocio quebró, estuviste ahí. Cuando me balearon, estuviste a mi lado. Cuando perdimos la casa, te quedaste aquí mismo. Cuando mi salud empezó a decaer, estabas ahí mismo, a mi lado. ¿Sabes qué?
—¿Qué, querido?, preguntó ella sonriendo, a medida que su corazón se llenaba de ternura.
—¡Creo que me traes mala suerte!

Ir arriba



Chiste bíblico

Un adolescente que recién había pasado su examen de manejo, preguntó a su padre que cuándo podría empezar a utilizar el carro. El padre le propuso que hicieran un trato:
—Mejora tus calificaciones y sube tu promedio, estudia la Biblia y recórtate el pelo. Entonces hablaremos sobre prestarte el carro.

Seis semanas después le dijo el padre:
—Hijo, mejoraste tus calificaciones y he visto que has estado estudiando la Biblia, pero me decepciona ver que no te has cortado el cabello.

El muchacho contestó:
—¿Sabes papá? He estado viendo, en mis estudios de la Biblia, que Sansón usaba el pelo largo, Juan el Bautista usaba el cabello largo, Moisés también lo llevaba largo y hasta hay evidencias de que Jesús llevaba el pelo largo.

A lo que el padre contestó:
—¿Y ya te fijaste que todos ellos iban a todas partes a pie?

Ir arriba



La frase del año dicha por un Nóbel de Medicina

"En el mundo actual se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para las mujeres que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro, pero ninguno de ellos se acordará para que sirven".

Ir arriba



Médicos

Un médico israelita comenta:
—La medicina en Israel está tan avanzada que nosotros le quitamos los testículos a un hombre, se los ponemos a otro y en seis semanas ya está buscando trabajo.

Un médico alemán comenta:
—Eso no es nada, en Alemania le sacamos parte del cerebro a una persona, la ponemos en otra, y en cuatro semanas ya está buscando trabajo.

Un médico ruso comenta:
—Eso tampoco es nada, en Rusia la medicina esta tan avanzada que le sacamos la mitad del corazón a una persona, se la ponemos a otra, y en dos semanas ambas están buscando trabajo.

A lo que el médico puertorriqueño responde:
—Nada que ver; ¡todos ustedes están muy atrasados!. Fíjense que nosotros, en Puerto Rico, agarramos a una persona sin cerebro, sin corazón y sin huevos, lo pusimos de Gobernador... ¡y ahora todo el país está buscando trabajo!

Ir arriba



Humor matrimonial

Llega la mujer a la casa y el marido está preparando una maleta. La mujer le pregunta.
—¿Qué estás haciendo?
—Estoy preparando una maleta.
—¿Y para qué?
—Para irme a Australia.
—¿Y para qué?
-Dicen que allá pagan 100 dólares por cada relación sexual.

La mujer también se puso a preparar una maleta, y el marido le pregunta:
—¿Qué estás haciendo?
—Estoy preparando una maleta.
—¿Y para qué?
—Para irme a Australia.
—¿Y para qué?
—Para ayudarte, porque no creo que vivas con 100 dólares al mes.


Una señora le dice a su esposo:
—Sabes mi amor, los nuevos vecinos son tan amorosos; él la besa, la abraza, la acaricia. ¿Por qué tú no haces lo mismo?
—¡Porque yo casi no conozco a esa señora!


Una mujer está con su amante en la cama, cuando de pronto suena el teléfono, la mujer atiende y dice:
—¿Sí?, Está bien. No te preocupes. De acuerdo, ok, adiós.

El hombre le pregunta quién era, y la mujer le responde:
—Era mi esposo, dice que llegará tarde porque está cenando contigo.


Mientras desayunan, le dice la mujer al marido en tono de reclamo:
—¿Sabes?, anoche, cuando dormías, me estabas insultando.
—¿Y quién te ha dicho que dormía?


La mujer le dice al marido:
—Oye, Jorge, ¿Nunca se te ha ocurrido comprarme flores?
—¿Para qué si todavía estás viva?


Un tipo roba un banco y toma varios rehenes. Le pregunta al primer rehén si lo vio cuando robaba...
Éste responde que sí.
El ladrón le dispara, lo mata y le pregunta al segundo rehén si lo vio cuando robaba...
Éste responde que sí.
El ladrón le dispara, lo mata y le pregunta al tercer rehén si lo vio cuando robaba...
El rehén contesta:
—¡Yo no, pero mi mujer sí!


Una mujer se levanta por la mañana, despierta a su marido y le dice:
—Cariño, he tenido un sueño maravilloso. He soñado que me regalabas un collar de diamantes por mi cumpleaños. ¿Qué querrá decir?

El marido le contesta:
—Lo sabrás en tu cumpleaños.

Llega el día del cumpleaños de la esposa. El marido entra a la casa con un paquete en la mano. La mujer, emocionada, se lo quita, rasga nerviosa el papel, abre rápidamente la caja y encuentra un libro titulado: ¡El significado de los sueños!


Después de medio siglo de armonía total en el matrimonio, él muere; y poco tiempo después, ella también. Ambos, creyentes y practicantes, van al cielo. Allá en el cielo, ella busca al que fue su marido durante 50 años y va corriendo hasta donde él, lo abraza, lo besa, le hace infinidad de caricias y le dice:
—¡Queridooooo! ¡Qué suerte encontrarnos nuevamente!

A lo que él responde:
—¡No, no, no. No me vengas ahora con tonterías! El trato fue: ¡hasta que la muerte nos separe!

Ir arriba



Colón era soltero

¡Cristóbal Colón pudo descubrir América sólo porque era soltero!

Si Cristóbal Colón hubiese tenido una esposa, habría tenido que oír todo lo que leerás a continuación y habría desistido de descubrir a América.
—¿Y por qué tienes que ir tú?;
¿Y por qué no mandan a otro?;
¡Todo lo ves redondo! ¿Estás loco o eres idiota?;
¡No conoces ni a mi familia y vas a descubrir el nuevo mundo!;
¿Y sólo van a viajar hombres?, ¿crees que soy pelotuda?;
¿Y por qué no puedo ir si eres el jefe?;
¡Desgraciado, ya no sabes qué inventar para estar fuera de casa!;
¡Si cruzas esa puerta me voy con mi vieja! ¡Sinvergüenza!;
¿Y quién es esa tal María? ¿Qué Pinta? ¡Y la hija de puta se hace la Santa!;
¿Y dices que es una Niña?... ¡ándate a la mierrrrdaaa!;
¡Todo lo tenías planeado, maldito! Vas a encontrarte con unas indias putitas... táqueteparió!;
¿A mí me vas engañar?;
¿Qué la Reina Isabel va a vender sus joyas para que tú viajes? ¿Me crees boluda o qué? ¿Qué tienes con esa vieja, eh?;
¡No vas a ningún lado!;
No va a pasar nada si el mundo sigue plano. Así que no te vistas... ¡que no vas!

Definitivamente era soltero... ¡Colón era soltero!

Ir arriba



¡Leonel sorprendido!

Una mañana, Leonel Fernández, Presidente de la Republica Dominicana, queda gratamente sorprendido al leer una noticia en la prensa: "María, una joven madre de Los Mina, bautiza a sus recién nacidos gemelos, niño y niña, con el nombre de Leonel y Dominicana". Honrado, Leonel decide hacer una visita a la mamá en cuestión, como muestra de su agradecimiento. Y, al llegar a la casa, encuentra a María dando el pecho a Leonel. El Presidente reitera constantemente su agradecimiento y pregunta a la madre de los gemelos:
—¿Dónde está Dominicana, la hermanita de este glotón que no deja de mamar?

María le responde que está profundamente dormida... Extrañado por la respuesta, el Presidente le pide que la despierte pues él quiere verla. La respuesta de María deja al Presidente sin habla...
—Señor Presidente, no le aconsejo despertar a Dominicana, porque si Dominicana despierta... ¡Leonel dejaría de mamar!

Ir arriba



Cuando la pasión acaba

El marido entra a la cama, y susurra suavemente al oído de su mujer:
—Amorcito lindo... criatura de mi vida... mi amor, estoy sin calzoncillos...

Y la mujer le contesta:
—Déjame dormir... ¡mañana te lavo uno!

Ir arriba


Solicitud de aumento

Un empleado y su jefe:
—Jefe, yo considero que merezco un aumento, tengo mucho tiempo aquí, me fajo como un caballo y siempre estoy puntual.
—Está bien, te aumentaremos de 40 a 60 mil pesos, te asignaremos un vehículo con la gasolina paga, y viajarás las veces que quieras por cuenta de la empresa.
—No, pero... ¡usted tiene que estar relajando!
—¡Sí, pero tu empezaste primero!

Ir arriba



La frase brasileña del 2010

"El lado bueno de la aprobación del casamiento de personas del mismo sexo en Argentina es que de esos casamientos no van a nacer más argentinos".

Ir arriba



El loro y Leonel

Una viejita vivía sola con un loro anti leonelista, que se pasaba todo el día gritando:
—¡Qué muera Leonel! ¡Qué muera el león!

Un día, unos "compañeros leonelistas" que vivían en el mismo barrio fueron a hacerle un reclamo a la viejita para que callara al loro. Esta, preocupada, habló con el loro:
—Lorito, mi'jo, cállate la boca, deja de meterte con el Presidente que nos van a encarcelar a los dos... ¡cállate la boca!

Pero el loro seguía:
—¡Que muera Leonel!

La viejita fue a hablar con el cura del pueblo para explicarle la situación, a ver si podía ayudarla, y el cura le dijo:

—A ver, hija, lo que podemos hacer es que me lo traiga y lo metemos en la misma jaula donde tengo a un lorito muy católico que sabe decir misa, el Santo Rosario, y muchas otras oraciones, para ver si así se le olvida el asunto y aprende a rezar.

Al cabo de 15 días, la viejita va a visitar al cura para ver los resultados, y le pregunta:
—Padre, ¿qué pasó con el lorito?

El cura la mira con suma preocupación y le dice:
—Yo creo que la cosa se puso peor, hija mía, porque cuando tu loro dice: "¡Que muera Leonel!", el mío responde: "¡Te lo pedimos, Señor!"

Ir arriba



El mejor bar gallego

Un estadounidense, un inglés y un gallego están en un bar en París. De repente el inglés dice:

—¡Qué bien se pasa en este bar!, pero yo conozco un pub en Londres que se llama "Andrew's Pub" donde tomas tu primera cerveza, tomas tu segunda, tomas la tercera cerveza... ¡y Andrew te regala la cuarta!

El americano dice:
—Yo conozco un lugar mucho mejor en Nueva York que se llama "John's Bar", donde tomas tu primera cerveza, tomas la segunda... ¡y John te regala la tercera, la cuarta y la quinta!

El gallego dice:
—¡Ostia! "¡Joer!" Vosotros no habéis visto nada comparado con el lugar que hay en Galicia y que es mucho, mucho, mucho mejor. Se llama "La Bodega de Manolo", donde te pagan la primera cerveza, te pagan la segunda, te pagan la tercera, te pagan la cuarta, la quinta... ¡y hasta puedes ir al segundo piso y tener sexo gratis como loco!

El yanqui y el inglés se miran y dicen:
—¡Que increíble es ese sitio! Es para no creerlo, ¿realmente tu lo comprobaste?

El gallego contesta:
—Bueno, yo no... ¡pero mi hermana sí!

Ir arriba


Dos locos

Dos locos estan en un basurero y uno consigue un espejo. Después de mirarlo dice:
—¡Yo conozco a este carajo!

El otro se lo quita para ver y dice:
—La verdad que eres estúpido; ¡ese soy yo!

Ir arriba



Por una sonrisa

Chequea con este test qué personaje importante del mundo es tu modelo a seguir… no hagas trampa y no veas las respuestas al final
Piensa un número del 1 al 9 y multiplícalo por 3.

Súmale 3.

Multiplica el total por 3.

Obtendrás un resultado de 2 dígitos;
súmalos entre si para que quedes con un solo dígito.

ejemplo: Si es 53, suma 5+3=8.

¿Listo?

Revisa en la siguiente lista de personalidades y con el número obtenido descubre quien es tu modelo a seguir:

1. Albert Einstein

2. Nelson Mandela

3. Juan Pablo II

4. Fidel Castro

5. Bill Gates

6. Michael Jordan

7. Hank Aaron

8. Napoleón Bonaparte

9. Nemen Hazim

10. Juan Bosch

Lo sé… tengo ese efecto en la gente; algún día podrás ser como yo... ¡Créeme!

P.D.
Deja de probar con diferentes números... ¡Soy tu ídolo!... ¡para siempre!

¡Saludos y que Dios te bendiga!

Ir arriba



El médico y el abogado

Dicen que los abogados no son de fiar, pero los médicos son peores... Un abogado andaba por la calle y vio un letrero que decía: "Clínica Médica... ¡Curamos cualquier enfermedad, garantizamos resultado!... En caso contrario, devolvemos su dinero al doble". Pensó: "estos se creen pícaros pero como soy abogado seré más pícaro y les sacaré un billetes". Entró en la clínica, pagó su consulta y lo recibió el Médico sonriente...
—Buenas tardes, ¿qué le trae por aquí?
—Doctor, perdí mi paladar, no consigo sentir el gusto de nada; café, agua, arroz, pan, helado... nada. ¿Usted podrá curarme?
—Si, por supuesto. ¡Enfermera, tráigame el bote número 13!

Y la enfermera trajo el bote número 13... lleno de mierda fresca; el médico llenó una cuchara y se la metió en la boca al abogado.
—¿Qué me dio Ud.? —grito—. ¿Está loco?, ¡eso es pura mierda!

Y el médico le respondió:
—Listo... Recuperó el gusto, ¡Está curado!

El abogado salió echando chispas de la clínica pensando: "El hijueputa me agarró de sorpresa, pero me las pagará... La próxima vez seré infalible". Días después volvió a la Clínica: entró y pagó su consulta. El médico, al verlo, lo saludó:
—¡Hola!, ¿de nuevo por aquí?

Y el abogado le responde:
—¿Cómo que de nuevo por aquí? ¿Quién es usted? ¿Quién soy yo? ¿Dónde estoy?; creo que perdí la memoria.

El médico, sin pestañear, gritó:
—¡Enfermeeeeeeera! ¡Tráigame el bote número 13!

A lo que el abogado responde:
—¿El bote numero 13? ¡Nooooooooo! ¡De nuevo la mierdaaaaa noooooo!

Y el doctor expresa:
—¡Maravilloso! ¡Maravilloso! Recuperó la memoria... ¡Está curado!

Ir arriba



Pepito

Teacher:
-Pepito, can you tell me the name of 3 great kings who have brought happiness and peace into people's lives?

Pepito answered:
-Drin-king, smo-king, and fuc-king.

Ir arriba



El viaje de la boricua a New York

Una boricua toma un vuelo a Nueva York con un pasaje en clase económica. Cuando sube al avión busca su asiento y se encuentra con los asientos de primera clase. Viendo que estos son mucho mas grandes y confortables, decide sentarse en el asiento que tiene su número. La azafata revisa su boleto y le dice a la chica que su asiento es de clase económica y que tiene que moverse. La boricua responde:
—Soy joven, boricua y bonita, y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York y a mi nadie me mueve.

Frustrada, la azafata va a la cabina y le informa al Capitán del problema con la pasajera. El Capitán envía al Copiloto a hablar con la muchacha y le confirma que su asiento es de clase económica... La Chica responde:
—Soy joven, boricua y bonita, y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York y que no se diga nada más.

El Copiloto no quiere causar problemas por lo que se retira a la cabina para comentarle el problema al Capitán. El Capitán dice que su novia también es boricua y que él puede hacerse cargo del problema. Así que va a ver a la muchacha, y le susurra algo al oído. Ella inmediatamente se levanta y dice:
—Muchísimas gracias —y abraza al Capitán y se va a sentar a su asiento de clase económica.

El Copiloto y la Azafata, quienes estaban observando alucinados la escena, corren a preguntarle al Capitán que le había dicho para convencerla.
—Muy sencillo, le dije que esos asientos no van para Nueva York.

Ir arriba



Clases de Primeros Auxilios

La maestra les pidió a sus alumnos que trajeran a clase cosas que sirvan para los primeros auxilios: cosas que sirvan para curar... cosas como las que hay en el botiquín de la casa. El día siguiente, la maestra pregunta a sus alumnos:
—A ver, Manuel, ¿qué trajiste?
—Algodón.
—¿Para qué sirve?
—Para tapar y curar heridas.
—¿Quién te lo dio?
—Mi papá.
—¿Y qué te dijo?
—Que es muy bueno si se usa con agua oxigenada.
—¡Muy bien!... A ver, Cristina, ¿qué trajiste?
—Agua oxigenada.
—¿Para qué sirve?
—Para desinfectar heridas.
—¿Quién te lo dio?
—Mi mamá.
—¿Y qué te dijo?
—Que hay que aplicarla con algodón.
—¡Muy bien!... A ver, Pepito, ¿qué trajiste?
—Una bomba de oxígeno.
—¿Para qué sirve?
—Ayuda a que la gente respire mejor.
—¿Quién te lo dio?
—Mi abuelo.
—¿Qué te dijo?
—¡Hijueputa, no te lo lleves!

Ir arriba



Cómo mantenerse saludable en un día de 24 horas

Dicen que todos los días hay que comer una manzana, por el hierro, y un plátano, por el potasio. También una naranja, para la vitamina C, medio melón para mejorar la digestión y una taza de té verde sin azúcar, para prevenir la diabetes.

Todos los días hay que tomar dos litros de agua (sí, y luego mearlos, que lleva como el doble del tiempo que lleva tomárselos).

Todos los días hay que tomar una Activia o un yogur para tener 'L. Cassei Defensis', que nadie sabe qué mierda es, pero parece que si uno no se toma millón y medio todos los días empieza a ver a la gente borrosa.

Cada día hay que tomar una Aspirina, para prevenir los infartos, y un vaso de vino tinto, para lo mismo. Y otro de blanco, para el sistema nervioso. Y uno de cerveza, que no me acuerdo para qué era. Si te lo tomas todo junto, y te da un derrame, no te preocupes, pues probablemente ni te enteres.

Todos los días hay que comer fibra. Mucha, muchísima fibra, hasta que logres defecar un "sweater". Hay que hacer entre cuatro y seis comidas diarias, livianas, sin olvidarte de masticar cien veces cada bocado. Sólo en comer se te van cinco horas.

Después de cada comida hay que lavarse los dientes, o sea: después del Activia y la fibra, los dientes; después de la manzana, los dientes; después del plátano, los dientes... y así mientras tengas dientes, sin olvidar pasarte el hilo dental, el "masajeador" de encías, y hacer buche con "Plax".

Es mejor ampliar el baño y meter el equipo de música, porque entre el agua, la fibra y los dientes, te vas a pasar varias horas por día ahí adentro.

Hay que dormir ocho horas y trabajar otras ocho, más las cinco que empleamos en comer, veintiuna. Te quedan tres, siempre que no te agarre algún imprevisto. Según las estadísticas, vemos tres horas diarias de televisión. Bueno, ya no puedes porque todos los días hay que caminar por lo menos media hora (por experiencia, regresa a los 15 minutos, si no la media hora se te hace una).

Hay que cuidar las amistades porque son como una planta; hay que regarlas a diario. Y cuando te vas de vacaciones también... supongo. Además, hay que estar bien informado, así que hay que leer por lo menos dos diarios y algún artículo de revista, para contrastar la información. ¡Ah!, y hay que tener sexo todos los días, pero sin caer en la rutina: hay que ser innovador, creativo, renovar la seducción. Eso lleva su tiempo. ¡Y ni qué hablar si es sexo tántrico! (ahora, ¡recuerda que después de cada comida hay que cepillarse los dientes!).

También hay que sacar tiempo para barrer, lavar la ropa, los platos, y no te digo si tienes perro u otra mascota... ¿hijos?

En fin, a mí la cuenta me da unas 29 horas diarias. La única posibilidad que se me ocurre es hacer varias de estas cosas a la vez, por ejemplo:
. Ducharte con agua fría y con la boca abierta; así te tragas los 2 litros de agua.

. Mientras sales del baño con el cepillo de dientes en la boca le vas haciendo el amor (tántrico) parado a tu pareja, que de paso mira la TV y te cuenta, mientras barres.

. ¿Te queda una mano libre? Llama a tus amigos. ¡Y a tus padres! Tómate el vino (después de llamar a tus padres te va a hacer falta).

. El yogur con la manzana te lo puede dar tu pareja mientras se come el plátano con el Activia, y al día siguiente cambian. Y menos mal que ya crecimos, porque si no nos tendríamos que clavar un complemento de Calcio todos los días.
Si te quedan 2 minutos, reenvíale esto a los amigos (que hay que regar como las plantas) mientras tomas una cucharadita de "All Bran", que hace muy bien...

Y ahora te dejo porque entre el yogur, el medio melón, la cerveza, el primer litro de agua y la tercera comida con fibra del día, ya no sé qué estoy haciendo pero necesito un baño urgente. Ah, voy a aprovechar y me llevo el cepillo de dientes...

Si ya te lo envié antes, perdona... Es el Alzheimer, que a pesar de tantos cuidados no lo he podido combatir.

Ir arriba



Los métodos para llegar borracho a la casa

Método incorrecto:

1. Quitarse los zapatos antes de entrar.

2. Subir tratando de no hacer ruido.

3. Quitarse la ropa en el baño con la luz apagada.

4. Entrar en el cuarto bien despacito.
Resultado: De igual manera la mujer se va a "quillar" y va a empezar a "cantaletear" y a joder la vida.

Método correcto:

1. Llegar chillando las gomas del carro y tocando la bocina.

2. Tirar la puerta con fuerza y decir: ¡Llegó el macho de esta casa, carajo!

3. Subir la escalera pisando fuerte y cantando '¡Chinito kiele lapa!'

4. Quitarse la ropa y los zapatos y tirar todo en el piso.

5. "Estrallar" la puerta del armario y decir: '¡Mierda, coño, qué jumo!'

6. Brincar a la cama y gritarle a la mujer: '¡Mi amor... quiero lo mio!'

Resultado: Ella se hará la dormida haciéndose la loca... ¡y usted dormirá tranquiliiiiiiito!

Ir arriba



La importancia de ser puntual

Al Padre Pascual le estaban haciendo su cena de despedida por sus 25 años de trabajo en una parroquia de pueblo. Un político miembro de la comunidad fue invitado para dar un breve discurso.

Como el político tardaba en llegar, el sacerdote decidió decir unas palabras él mismo para llenar el tiempo:
"Mi primera impresión de la Parroquia la tuve con la primera confesión que me tocó escuchar. Pensé que me había enviado el Obispo a un lugar terrible, ya que la primera persona que se confesó me dijo que se había robado un televisor, que les había robado dinero a sus papás, había robado también en la empresa donde trabajaba, además de tener aventuras sexuales con la esposa de su jefe. También, en ocasiones, se dedicaba al tráfico y a la venta de drogas. Y para finalizar, confesó que le había transmitido una enfermedad venérea a su propia hermana. Me quedé asombrado, asustadísimo... Pero cuando transcurrió un tiempo, fui conociendo más gente y vi que no todos eran así; vi una parroquia llena de gente responsable, con valores, comprometida con su fe. Y así he vivido los 25 años más maravillosos de mi sacerdocio".
Justamente en este momento llegó el político, por lo que se le dio la palabra. Por supuesto, pidió disculpas por llegar tarde y empezó a hablar diciendo:
"Nunca voy a olvidar el primer día que llegó el Padre a nuestra Parroquia... De hecho, tuve el honor de ser el primero que se confesó con él...".
Moraleja: ¡Nunca llegues tarde! La puntualidad es un hábito valioso.

Ir arriba



Cadena de mando en una compañía

El Presidente de una compañía en Miami (gringo)
le dice al Gerente General (cubano)
El lunes próximo, a eso de las siete de la noche, el cometa Halley se hará visible. Es un acontecimiento que ocurre cada 78 años. Reúna a todo el personal en el patio de la fábrica, usando el casco de seguridad, que allá explicaremos el fenómeno. Si llueve, este raro espectáculo no podrá ser visto a ojo desnudo; en ese caso entraremos al comedor donde será exhibido un documental sobre el tema.

El Gerente General (cubano)
le dice al Jefe de Producción (boricua)
Por orden del Presidente: el lunes a las siete aparecerá sobre la fábrica el cometa Halley. Si llueve, reúna a los empleados con cascos de seguridad y llévelos al comedor, donde tendrá lugar un raro espectáculo, que sucede cada 78 años a ojo desnudo.

El Jefe de Producción (boricua)
le dice al Supervisor (mexicano)
A pedido de nuestro Gerente General, el científico Halley, de 78 años, aparecerá desnudo en el comedor de la fábrica usando un casco, porque va a ser presentado un documental sobre el problema de la seguridad en días de lluvia.

El Supervisor (mexicano)
le dice al Asistente (dominicano)
Todo el mundo desnudo, sin excepción, deberá estar en el patio el lunes a las siete, donde el famoso músico HALLEY mostrara el video “bailando bajo la lluvia”. El show se presenta cada 78 años.

Por último, el Asistente (dominicano)
a sus empleados
El jefe cumple 78 años ei lunes y va habei un merengue ripiao en el patio y en el comedor con el famoso conjunto “Papo 'Jali' y sus cometas”. Todo el que quiera puede ir desnuo en pelota, pero usando casco, poique se va a armai una jodedera del carajo aunque llueva.

Ir arriba


Las 3 virtudes que Dios dio a los dominicanos

Cuando Dios hizo el mundo, para que los hombres prosperaran, decidió darles DOS virtudes. Así, a los yanquis los hizo ordenados y respetuosos de la ley; a los alemanes, tenaces y estudiosos; a los japoneses, trabajadores y pacientes. Cuando llegó a los dominicanos, le dijo al ángel que anotara en una planilla:
Estos van a ser inteligentes, honestos, y políticos.

Cuando terminó Dios de hacer el mundo, el ángel le llamó la atención y le dijo:
—Santo Padre, Tú has dado a todos los pueblos del mundo dos virtudes, pero a los dominicanos les has dado tres. Eso hará que ellos prevalezcan por encima de todos los otros pueblos del mundo.
—Caramba, —dijo Dios— es cierto, pero como los dones de Dios no deben quitarse, deberemos remediar esto. De ahora en adelante, los dominicanos conservarán esas tres virtudes, pero para no prevalecer sobre los demás, ninguno podrá ejercer mas de dos simultáneamente.
Es por eso que desde ese momento:
El dominicano que es político y honesto, no puede ser inteligente;

el que es inteligente y político, no puede ser honesto;

y el que es inteligente y honesto, jamás podrá ser político.

Y... ¡se ha cumplido la voluntad de Dios!

Ir arriba


Tipos de locos dominicanos...

*El loco manso* Es aquel que no se mete con nadie, pero si lo molestan es capaz de arrancarle la cabeza a cualquiera.

*El loco viejo* Abunda en este país. Se le ve siempre en las esquinas de los barrios, apuesta a la pelota pero nunca ha ido al "play" a ver un juego.

*El maldito loco* Este suele ser chofer de carro público o motoconchista. Se le teme más que a cualquier otro tipo de loco por la forma en que conduce.

*El loquito ese* Es el más odiado por las madres del barrio. "Ten mucho cuidado con fijarte en el loquito ese", le dicen las madres a sus hijas cuando lo ven pasar por la calle, siempre con una revista debajo del brazo o una fundita sospechosa.

*El aloquetiao* Es loco por tiempo. A veces tiene razón en lo que dice, pero de repente "bota" la tercera y empieza a hablar disparates. No respeta a los padres ni a los policías.

*El loco 'er diablo* Es el único que es loco loco. Se le manda atrás al primero que ve, con un casco de botella en la mano, y lo persigue por toda la calle, hasta que el perseguido se para y le dice: ¡Pero ven acá, loco'er diablo!

*El loco 'e la mierda* Es un loco necio. Abunda en los mercados y en el Parque Independencia. Le tira basura a la gente si no le dan dinero. Es inofensivo, pero jode tanto que hay que recordarle sus orígenes:
¡Mira, loco 'e la mierda!

*El que es como loco* Este no es loco, pero presume de serlo. Es hijo del dueño del colmado y cuando le ayuda al papá a vender, le agarra las nalgas a las "clientas". Pelea con cualquiera y en la familia hay que servirle la comida aparte.

*El gallo loco* Ese es uno que no es loco pero que habla mucho disparate; siempre está hablando de política y de pelota. Marea a la gente y siempre esta metiéndose en todo; sabe todos los chismes antes de que pasen y por eso la gente le presta atención.

*El loco 'er carajo* Es el tíguere que te incomoda, al que le quieres dar golpes por que te hizo algo.

*El maldito loco* Es de esos que nunca hicieron una carrera profesional, pero tiene dos casas, carro y solar. Se auto denomina Ingeniero y mantienen a toda la familia. Habla alto, bebe muchísimo y le gusta hacer ostentación de dinero. Casi siempre, cuando se va, alguien dice: ¡Ese si es un maldito loco!

Ir arriba



Hombres DVD

Para las mujeres que aún no están relacionadas con las nuevas tecnologías para clasificar a los hombres...

—¿Sabe Ud. lo que es un marido DVD?
—Es aquel que se Desnuda, se Voltea y se Duerme
—¿Y un marido DVD-R?
—Es aquel que se Desnuda, Voltea, Duerme y Ronca.
—¿Y un marido CD?
—Es aquel que Come y Duerme.
—¿El marido IPOD?
—Es el marido Inútil Para Otras Diversiones.
—¿El Hombre MP3?
—Es el que es... ¡Muy Pendejo! ¡Muy Pendejo! ¡Muy Pendejo!

Moraleja de la historia: No hay nada cómo los viejos VHS: Varias Horas de Sexo.

Ir arriba



La Donación de Don Jaime

Estaban varios viejitos en una celebración. Uno de ellos, se levanta y anuncia:
"Cuando me muera quiero donar mis ojos".

Otro se levanta y dice:
"Cuando me muera quiero donar mi hígado".

Todo el mundo empieza a decir lo que va a donar cuando se muera, y ya solamente queda por hablar un octogenario. Le llega el turno y muy serio Don Jaime declara:
"Cuando yo me muera voy a donar mi pene".

Todos los presentes exclaman:
"¡Que generosidad, que maravilla, nunca alguien se había ofrecido para donar eso!"

Todos gritaron:
"¡Viva Don Jaime que va a donar su pene!"

Con el fin de felicitarlo, todos empiezan a gritar:
"¡Que se pare!... ¡Que se pare!... ¡Que se pare!"

Y Don Jaime con una sonrisa dice:
"Ah, no... ¡Si se para... no lo dono!"

Ir arriba



Chiste feminista (Michelle Obama)

¡Las mujeres hacen la diferencia!

En una ocasión el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, invitó a su esposa Michelle a cenar a un restaurante no muy lujoso; pretendía brindarle un ambiente diferente... sin lujos y al margen del protocolo. Sentados en una mesa del restaurante, el dueño se acerca y pide a los guardaespaldas que le permitan saludar a la esposa del Presidente. El permiso le fue concedido y el hombre se complació en saludar a Michelle. Al retirarse, Barack Obama le pregunta a su esposa:
—¿Cuál era el interés de este hombre en saludarte?

A lo que Michelle responde:
—En mi adolescencia, este hombre estuvo muy enamorado de mi por mucho tiempo.

Y dice el Presidente:
—¡Ah!... ¿Quiere decir que si te hubieras casado con él hoy fueras la dueña de este restaurante?

A lo que Michelle responde:
—No cariño... si me hubiera casado con este hombre... ¡él fuera hoy el presidente de los Estados Unidos!

Ir arriba



La Cibaeña

Señoi Jue... Confieso que yo le coité ei rípio a mi marío y lo frei, poique pensé: "Si esa vaina e tan sabrosa crúa, ¿como sería frita?"

Ir arriba



El culo de la Arquitecta (Joya literaria...)

El autor, hijo de uno de los abogados argentinos de mayor prestigio -Héctor Mairal-, había escrito en la revista Brando, en 2006, un texto notable acerca de las tetas. Por ese éxito la revista Soho, de Bogotá, Colombia, le pidió que escribiera sobre el culo.

Aquí está el escrito:

No suelo concordar con el prójimo varón sobre cuál es el mejor culo. Noto un gusto general por el culito escuálido de las modelos flacas. A mí me gustan grandes, hospitalarios, macizos. Me gusta el culo balcón, que sobresale y se autosustenta como un milagro de ingeniería. El culo bien latino, rappero, reggaeton, de doble pompa viva y prodigiosa.

Me salen versos cuando hablo de culos. Quizá porque en los culos hay algo más antiguo y atávico que en las tetas, que en realidad son una intelectualización. Las tetas son renacentistas, pero el culo es primitivo, neaderthaliano. Con su poder de atracción inequívoca, su convergencia invitadora, es un hit prehistórico. Despierta nuestro costado más bestial: el del acoplamiento en cuatro patas. Las tetas son un invento más reciente, son prosaicas. El culo, en cambio, es lírico, musical, cadencioso, indiscernible del meneo de caderas, del ritmo, la batida de la bossa que retrata a la garota que se aleja en Ipanema.

Porque el culo siempre se aleja, siempre se va yendo, invitando a que lo sigan. Se mueve en dirección contraria de las tetas, que siempre vienen y por eso suelen ser alarmantes, amenazadoras, casi bélicas (me acuerdo de las tetas de Afrodita, la novia de Mazinger Z, que se disparaban como dos misiles). Las tetas confrontan, el culo huye, es elegía de sí mismo, se va yendo como la vida misma y deja tristes a los hombres pensando qué cosa más linda, más llena de gracia aquella morena que viene y que pasa con dulce balance camino del mar.

Las argentinas tienen orto, las colombianas jopo, las brasileras bunda, las mexicanas bote, las peruanas tarro, las cubanas nevera o fambeco, las chilenas tienen poto. O mejor dicho, las chilenas no tienen poto, según mis amigos transandinos que se quejan de esa falta y quedan asombrados cuando viajan por Latinoamérica. Yo mismo casi me encadeno a la muralla del Baluarte de San Francisco, en el último Festival de Cartagena de Indias, para no tener que volver y poder seguir admirando el desfile incesante de cartageneras o barranquilleras cuyos culos altaneros merecían no este breve artículo sino un tratado enciclopédico o un poemario como el Canto General.

De las cosas que hacen las mujeres por su culo, la que más ternura me da es cuando lo acercan a la estufa para calentarlo. No lo pueden evitar. Pasan frente a una chimenea o un radiador y acercan el culo, lo empollan un rato. El culo es la parte más fría de una mujer. Siempre sorprende al tacto esa temperatura, el frescor del cachete en el primer encuentro con la mano.

Durante el abrazo, se puede llegar a los cachetes de dos maneras. Una es desde arriba, si la mujer tiene puesto un pantalón, pero es dificultoso y lo ajustado de la tela impide la maniobra y la palmada vital. La otra forma es desde abajo y eso es lo mejor, cuando se alcanza el culo levantando de a poco el vestido, por los muslos, y de pronto se llega a esas órbitas gemelas, esa abundancia a manos llenas. En ese instante se siente que las manos no fueron hechas para ninguna otra cosa más que palpar esa felicidad, para sentir con todos los músculos del cuerpo la blanda gravitación, el peso exacto de la redondez terrestre.

Se suele pensar que, en el sexo, la posición de perrito somete a la mujer. Pero hay que decir que abordar por detrás a una mujer de ancas poderosas puede ser todo lo contrario: es como acoplarse a una locomotora, como engancharse en la fuerza de la vida, hay que seguirla, no es fácil, uno queda subordinado a su energía, hay que trabajar, darle mucha bomba, carbón para la máquina. Es uno el que queda sometido a su gran expectativa, absorto, subyugado, vaciándose para siempre en la doble esfera viva de esa mantis religiosa.

Una vez vi un hombre de unos 45 años dando vueltas al parque, corriendo tras su personal trainer. Lo curioso es que era una personal trainer, y las calzas azules de esta profesora de gimnasia evidenciaban que tenía un doctorado en glúteos. Como el burro tras la zanahoria, el hombre corría tras ella sin pensar en nada más que ese seguimiento personal. No me sorprendería que a la media hora hubiera un grupo de corredores trotando detrás, en caravana. La música de los culos es la del flautista de Hamelin. Los hombres, con su legión de ratones, van tras ella, hipnotizados.

Las mujeres saben aprovechar sus recursos. Yo trabajé en una empresa en el mismo piso que una arquitecta narigona (esas narigonas sexys) y con un 'tremendo fambeco'. Ella sabía que era su mejor ángulo y lo hacía valer, con unos pantalones ajustados que dejaban todo temblando. Era una de esas oficinas cuadradas, llenas de líneas rectas: el almanaque cuadriculado, la tabla rectangular del escritorio, la ventana, los estantes, las carpetas de archivos. Un lugar irrespirable de no ser por el culo de la arquitecta que a veces pasaba camino a tesorería o a la fotocopiadora. Su culo era lo único redondo en todo este edificio de oficinas. Lo único vivo yo creo. Nunca intenté nada (se decía que tenía un novio), pero en una época yo pensaba escribir una novela con los acoplamientos heroicos que imaginé con ella. Una novela que iba a titular, con un guiño a Greenaway, 'El culo de una arquitecta'.

No escribí ni dos líneas de esa novela, pero sí algunos poemas que ella nunca leyó. Me acuerdo que la veía antes de verla, la intuía en un ritmo particular que tenía el sonido de sus pasos, un peso, un roce de la cara interna de sus muslos de falsa mulata. Cuando aparecía en el rabillo de mi ojo, ya sabía plenamente que se trataba de ella. Y pasaba y todo se detenía un instante, el memo, el mail, la voz en el teléfono, todo se curvaba de pronto, no había más rectas, todo se ovalaba, se abombaba, y el corazón del oficinista medio quedaba bailando. No exagero.

Además, era plena crisis del 2002. Todo se derrumbaba, caían los ministros, los presidentes, caía la economía, la moneda, la bolsa, caía el gran telón pintado del primer mundo, caía la moral, el ingreso per cápita, todo caía, salvo el culo de la arquitecta que parecía subir y subir, cada vez más vivaracho, más mordible, más esférico, más encabritado en su oscilación por los corredores, pasando en un meneo vanidoso que parecía ir diciendo no, mírame pero no, sígueme pero no, dedícame poemas pero no. Ojalá ella llegue a leer esto algún día y se entere del bien que me hizo durante esos dos años con solo ser parte de mi día laborable pasando con tanta gracia frente al mono de mi hormona. Y ojalá se entere también que, cuando me echaron, lo único que lamenté fue dejar de verla desfilar por los pasillos, respingando el durazno gigante de su culo soñado.

* Pedro Mairal nació en Buenos Aires en 1970. Cursó la carrera de Letras en la Universidad del Salvador, donde fue profesor adjunto de la cátedra de Literatura Inglesa. En 1996 publicó el libro de poesía 'Tigre como los pájaros' (Mención Premio Fortabat). En 1998 obtuvo el Premio Clarín de Novela por 'Una noche con Sabrina Love', que fue llevada al cine y traducida a varios idiomas. En el 2001 publicó el libro de cuentos 'Hoy temprano' y en el 2003, el libro de poesía 'Consumidor final'.


Ir arriba



Chistes cortos

Dos ancianos estaban en el asilo sentados bajo un árbol conversando. Uno se voltea y le dice al otro:
“Jaime, tengo 83 años y estoy lleno de achaques y dolores. Yo sé que tú tienes más o menos mi edad, ¿cómo te sientes?”.
“Yo me siento como un recién nacido”, responde.
“¿Como un bebé?”.
“Así es: sin pelo, sin dientes… y acabo de hacerme pipí en los pantalones”.


Llega una viejita a la cárcel el día de la visita conyugal y le dice al guardia:
“Señor vengo a la visita conyugal”.

El guardia, asombrado, le pregunta:
“¿Pero señora, con quién?”.
“Con cualquiera, con cualquiera”.


Estaban dos cocodrilos a la orilla del río, relajados tomándose unas piñas coladas. En eso pasa una mujer sin un brazo y sin una pierna. Uno le dice al otro:
—Mira disimuladamente. Ese es el culito que me estoy comiendo…


Un profesor pregunta en un examen oral a un alumno de Derecho.
“¿Qué es un fraude?”.

Contesta el alumno:
“Un fraude es lo que está haciendo usted”.

El profesor, indignado, pregunta.
“¿Cómo es eso?”.

Dice el alumno.
“Según el código penal, comete fraude todo aquél que se aprovecha de la ignorancia del otro para perjudicarlo”.


La profesora le pregunta a Carlitos.
“Carlitos, ¿qué nombre se le da a una persona que continúa hablando aunque los demás no estén interesados?”.

Y Carlitos responde.
“ Profesora”.


¿En qué se parecen una “boda” y un “divorcio”? En que en la boda todo es arroz… y en el divorcio todo es “paella”.


El novio le pregunta, con mucha ingenuidad y ternura, a su novia:
—Mi amor: ¿soy yo el primero que te pide hacer el amor?

Y la novia le contesta:
—¡Sí, mi vida!… ¡Los demás me han cogido sin tanta mariquera!


Ramón está hablando con su mejor amigo y éste nota que el otro tiene cara de preocupación:
“¿Qué pasa, Joaquín? ¿Tienes algún problema?”.
“Tengo una frustración del carajo, Ramón. Yo estaba orgulloso de cómo ponía a mi mujer cuando ella llegaba al orgasmo. Era una cosa tremenda: se estremecía, brincaba, soltaba quejidos, ponía los ojos en blanco …”.
“¿Y descubriste que todo era fingido?”.
“No… ¡descubrí que es epiléptica!”.


—¡Alto! Se ha saltado un semáforo en rojo. Tengo que ponerle una multa. Dígame su nombre.
—Josetxu Aristeguicorteneindiaguirre de Urrutxomengasalaberría y Mendiagorrialbizu de Gurruchagagoitiaga.
—Bueno, rojo… lo que se dice rojo… no era: era, más bien, ámbar intenso. Siga, por favor…


El abuelo le pregunta al nieto.
—Niño, ¿Cómo se llama el alemán que me esconde las cosas?

Y el niño le responde:
—¡Alzheimer, abuelo… Alzheimer!


Una ancianita le dice a otra:
—Con los años, mi Ruperto se ha convertido en una fiera en la cama.
—¿Te hace el amor como un salvaje?
—No, pero se mea en la sábana para marcar su territorio.


Una pareja de ancianos escuchaba el sermón de un predicador cuando este dijo:
—Pongan su mano en la parte afectada y el milagro se producirá.

El viejito, disimuladamente, puso su mano en la entrepierna. La viejita, que lo observaba, dijo:
—¡Viejo, el predicador dijo milagro… no resurrección!


El marido va a la cocina y le dice a su esposa:
—Mi amor, mi amor, hace media hora que tu mamá se cayó de la azotea.
—¿Y por qué me avisas recién ahora?
—¡Es que me he reído tanto que ahora es que vuelvo a hablar!


La mujer, desesperada, le dice al marido:
—¡Mi amor, a mamá le picó un alacrán!
—¿Cómo que un alacrán? ¡Si puse cuatro en la cajita!


—¡Hola, qué tal!, ¿por qué te ves tan cansado?
—Es que vengo de enterrar a mi suegra.
—¿Era muy pesada?
—No, no era pesada… ¡no se dejaba enterrar!

Ir arriba



Diálogos retirados del libro "Desorden en el tribunal": conversaciones transcritas textualmente por los taquígrafos

Abogado : ¿Cuál es la fecha de su cumpleaños?
Testigo: 15 de julio.
Abogado : ¿Qué año?
Testigo: Todos los años.


Abogado : Esa enfermedad, la miastenia gravis, ¿afecta su memoria?
Testigo: Sí.
Abogado : Y, ¿cómo le afecta la memoria?
Testigo: Se me olvidan las cosas...
Abogado : Se le olvidan... ¿Puede darnos un ejemplo de algo que se le haya olvidado?


Abogado : ¿Qué edad tiene su hijo?
Testigo: 38 ó 35, no me acuerdo.
Abogado : ¿Hace cuanto tiempo él vive con usted?
Testigo: Hace 45 años.


Abogado : ¿Qué fue lo primero que su marido dijo aquella mañana?
Testigo: Dijo, '¿Dónde estoy Betty...?'
Abogado : ¿Y por eso usted se puso brava?
Testigo: Mi nombre es Celia.


Abogado : Su hijo más joven, el de 20 años...
Testigo: Sí.
Abogado : ¿Qué edad tiene?


Abogado : Sobre esta foto suya... ¿Usted estaba presente cuando fue sacada?


Abogado : Entonces, ¿la fecha de concepción de su bebé es 8 de agosto?
Testigo: Sí
Abogado : Y... ¿qué estaba usted haciendo ese día?


Abogado : Ella tenía 3 hijos, ¿cierto?
Testigo: Cierto.
Abogado : ¿Cuántos niños?
Testigo: Ninguno.
Abogado : Y... ¿cuántas niñas?


Abogado : ¿Podría describir al sospechoso?
Testigo: Tenia estatura mediana y usaba barba.
Abogado : Y… ¿era hombre o mujer?


Abogado : Doctor, ¿Cuántas autopsias usted ha realizado en personas muertas?
Testigo: Todas las autopsias que hice fueron en personas muertas...


Abogado : Aquí en la corte, para cada pregunta que yo le haga, la respuesta debe ser oral, ¿correcto? ¿A qué escuela usted va?
Testigo: Oral.


Abogado : Doctor, ¿Ud. recuerda a qué hora comenzó a examinar el cuerpo de la víctima?
Testigo: Sí, la autopsia comenzó a las 08:30 P.M.
Abogado : ¿Y el Sr. Pérez ya estaba muerto a esa hora?
Testigo: ¡No... él estaba sentado en la camilla, preguntándose por qué yo estaba haciendo una autopsia en él!


Abogado : Doctor, antes de hacer la autopsia, ¿usted chequeó el pulso de la víctima?
Testigo: No.
Abogado : ¿Usted chequeó la presión arterial?
Testigo: No.
Abogado : ¿Usted chequeó la respiración?
Testigo: No.
Abogado : Entonces, ¿es posible que la víctima estuviera viva cuando la autopsia comenzó?
Testigo: No.
Abogado : ¿Cómo usted puede tener tanta seguridad?
Testigo: Porque el cerebro del paciente estaba en una jarra sobre la mesa.
Abogado : Pero, ¿él podría estar vivo?
Testigo: ¡Sí, es posible que él estuviera vivo y estudiando Derecho en la misma facultad en que usted se graduó!

Ir arriba



De terroristas árabes y judíos

Dos terroristas radicales del Medio Oriente abordaron un vuelo que partía de Londres. Uno de ellos se sentó en la ventana, el otro, a su lado, en el asiento del centro. Justo antes de despegar, un Rabino se sentó en el asiento del pasillo. Después del despegue, el Rabino se quitó los zapatos y movió los dedos de los pies. Uno de los terroristas, el de la ventana, le dijo:
—Necesito levantarme para buscar una Coca-cola.
—No se moleste, le dijo el Rabino, yo estoy en el pasillo, yo se la traigo.

Tan pronto el Rabino se levantó, uno de los terroristas cogió uno de los zapatos y escupió dentro del mismo. Cuando el Rabino regresó con la Coca-cola, el otro terrorista le dijo:
—Luce buena, yo quisiera otra.

Nuevamente, el Rabino se levantó para buscar la otra Coca-cola. Mientras lo hacía, el otro terrorista tomó el otro zapato y escupió dentro del mismo. Cuando el Rabino regresó, todos se sentaron cómodos para disfrutar el resto del viaje. Antes de aterrizar, el Rabino metió sus pies en los zapatos e inmediatamente sintió lo que había ocurrido. Se volteó hacia sus vecinos árabes y les preguntó:
—¿Por qué tienen que ocurrir estas cosas? ¿Cuánto tiempo va a durar esto… esta pelea entre nuestras naciones, este odio, esta animosidad, este escupir en los zapatos y orinar en las Coca-colas?

Ir arriba



Certamen de belleza

Pregunta: Señorita Miss San Juan... ¿Cree usted que Gadafi debe dejar Libia?
Respuesta: Pienso que si no se llevan bien y no tienen hijos pequeños, se deben divorciar...

Pregunta: Señorita Miss Utuado… ¿Qué opina usted del tsunami?
Respuesta: Es muy bueno, pero a mí me gusta más el tiramisú...

Pregunta: Señorita Miss Aguada… ¿Qué opina usted sobre la situación en que vive hoy la niñez por el temblor de 8.9 grados y el tsunami en Japón?
Respuesta: Rezo porque todos los niños de Japón estén bien resguardados de ese frío de 8.9 grados junto a su nami, su papi y sus hermanitos....

Pregunta: Señorita Miss Fajardo… ¿Qué piensa usted de la onda radioactiva en Japón?
Respuesta: Me parece muy bien que una emisora boricua haya llegado tan lejos...

Pregunta: Señorita Miss Manatí… ¿Qué opina Ud. si el epicentro hubiese sido en el mismo Japón?
Respuesta: Bueno, pienso que ellos también tienen derecho, pues si San Juan tiene un multicentro, Ponce tiene un megacentro, entonces, ¿por qué Japón no puede tener un epicentro?

Pregunta: Señorita Miss Carolina… ¿What is tsunami?
Respuesta: My nami is Yadira Rivera.

Pregunta: Señorita Miss Adjuntas… ¿Cómo se dice perro en inglés?
Respuesta: Dog.

Pregunta: Señorita Miss Aguadilla… ¿Y cómo se dice veterinario en inglés?
Respuesta: Dog tor.

Pregunta: Señorita Miss Yabucoa… ¿Qué opina usted sobre los últimos acontecimientos ocurridos en el Japón?
Respuesta: Lamentable, muy lamentable, no entiendo como se metió tanta agua a Japón si ellos tienen la muralla China...

Ir arriba



Pepito y el Director

La profesora interviene en una discusión entre dos alumnos:
—Pepito, ¿cuál es el problema?
—Seño, es que yo soy demasiado listo para estar en primero. Mi hermana está en tercero y yo soy más listo que ella. ¡Yo quiero ir a tercero también!

La profesora ve que no puede resolver el problema y lo manda para la dirección. Mientras Pepito espera en la antesala, la profesora le explica la situación al director. El director promete a la profesora hacerle un "test" al niño, que seguro no conseguirá responder, y así Pepito continuará en primero. Hacen pasar al niño y le hacen la propuesta del test que él acepta. El director inicia entonces las preguntas:
—A ver Pepito, ¿Cuánto es 3 por 3?
—¡9!
—¿Y cuánto es 6 veces 6?
¡36!

El director continúa casi una hora con la batería de preguntas que sólo un excelente alumno de tercero puede conocer y Pepito no comete un solo error. Ante la evidente inteligencia del menor, el Director dice a la profesora :
—Creo que tendremos que pasarlo a tercero.

La profesora no muy segura, pregunta:
—¿Puedo hacerle yo unas preguntas también?

El director y Pepito asienten. Comienza ahora la maestra:
—¿Qué tiene la vaca cuatro y yo sólo dos?
—Las piernas, responde Pepito sin dudar...
—¿Qué tienes en tus pantalones que no hay en los míos? —el director se ajusta los lentes, y se prepara para interrumpir...
—Los bolsillos, le responde el niño.
—¿Qué entra al centro de las mujeres y sólo detrás del hombre? —estupefacto, el director contiene la respiración...
—La letra "E", responde el alumno.
—¿Y dónde tienen las mujeres el pelo más rizado? —el director hace una mueca de asombro...
—En África, responde Pepito sin pensarlo ni un instante.
—¿Qué es blando, y en las manos de una mujer se pone duro? —al director se le cruzan los ojos…
—El esmalte de uñas, contesta Pepito.
—¿Qué tienen las mujeres en medio de las piernas? —el Director no lo puede creer...
—Las rodillas, responde Pepito al instante.
—¿Y qué tiene una mujer casada más ancha que una soltera? —el director se pone más rojo que una amapola…
—La cama.
—¿Qué palabra comienza con la letra C, termina con la letra O, es arrugado y todos lo tenemos atrás? —el director empieza a sudar frío...
—El codo, seño.
—¿Y qué empieza con C tiene un hueco y yo se lo di a varias personas para que lo disfrutaran? —el director se tapa la cara...
—Un CD.

El director, ya mareado de la presión, interrumpe y le dice a la maestra:
—¡Mire, póngame al hijo de puta este en sexto! ¡Y yo me voy a primero, ya que acabo de fallar todas las respuestas!

Ir arriba



Cómo Adán consiguió a Eva

Adán andaba holgazaneando por el jardín del Edén sintiéndose muy solito... Dios le preguntó, ¿qué pasa contigo? Adán le dijo que no tenía a nadie con quien hablar, y Dios se propuso darle compañía y que esta sería una mujer. Le dijo:
—Esta preciosa chica te conseguirá comida y cocinará para ti, y cuando inventes la ropa lavará y planchará para ti. Ella siempre estará de acuerdo y acatará cualquier decisión que tomes y no te refunfuñará y siempre será la primera en admitir sus errores cuando estés disgustado. ¡También te adorará y te reverenciará!… y cuidará de tus hijos; y nunca te pedirá que te levantes en mitad de la noche para cuidarles. Nunca tendrá un dolor de cabeza y satisfará todos tus deseos, de cualquier tipo y en cualquier momento.

Entonces Adán le preguntó a Dios:
—¿Y cuánto cuesta una cosa así?
—Te costará un brazo y una pierna —responde Dios…

Adán preguntó:
—¿Y por una costilla que me das?…

¡El resto es historia sabida

Ir arriba



Cómo un judío ruso emigró a Israel

Después de mucho batallar, y gracias a las nuevas leyes que existían en la Unión Soviética, el tío Boris consiguió el tan esperado permiso para emigrar a Israel, al igual que muchos otros camaradas judíos rusos. Pero él se quejaba:
—Me descriminan, no me dejaban salir, me envestigaban todo el tiempo, ¡pero no sé por qué, si yo soy boina persona! ¡Por fin se dieron cointa!

El día de la partida, en el mostrador de Aduana, un oficial ruso revisaba el equipaje del tío Boris y de repente abre un paquete y pregunta:
—¿Qué es esto?
—Perdón —dice Boris—, usted debe preguntar: ¿quién es éste? Este es un busto del camarada Stalin, nuestro querido ideólogo y gran dirigente del partido. Y me lo llevo para nunca olvidarme de él.
—La verdad —dice el guardia—, yo pensaba diferente de los judíos, pero por este acto me veo obligado a felicitarlo. Pase, pase.

El feter (tío en idish) Boris llega a Tel Aviv y, cuando lo revisan en la aduana, el oficial israelí abre un paquete y le pregunta:
—¿Qué es esto?
—Perdón —dice Boris—, usted debe preguntar: ¿quién es este? Éste es el maldito dictador antisemita Stalin, por el que sufrimos tantas desgracias y miserias. Traigo este busto para no olvidarme de su rostro y enseñarles a los jóvenes quién nos hizo sufrir tanto, día tras día.
—Bueno señor, cálmese —le dice el guardia—. No tiene de que temer, ya está aquí, ya todo pasó. Pase, pase, que lo espera su familia.

El tío Boris es recibido con gran alegría por sus hermanos, sobrinos y toda la mishpuje. Van todos al kibutz donde habían preparado una gran comida para recibirlo. Cuando llegan a la casa, le dice un sobrino:
—Tío, ve primero a tu habitación a dejar tus cosas y refréscate, que te esperaremos aquí —y señalando al más pequeño de sus hijos le indica—; Uri, acompaña al tío a su cuarto y ayúdalo con sus cosas.

Se dirigen a la habitación y Boris desarma la valija, colocando el busto sobre la cama, por lo que el pequeño Uri pregunta:
—Tío Boris ¿Quién es ese?
—Perdón —dice Boris—, tu debes preguntar: ¿qué es eso?… y eso, querido Uri, son… ¡CINCO KILOS DE ORO PURO, QUE BOINOS MUCHACHOS DE ADUANAS DE RUSIA E ISRAEL ME DAJARON PASAR SIN PROBLEMAS

Ir arriba




CURIOSIDADES

Dame un chin
Los políticos
¿De dónde viene la palabra guagua?

***

La edad de tu cerebro
Día de Acción de Gracias




[Las profecías de Nostradamus
Las asombrosas predicciones de Cyrano
Saludo fatal
La visión de Swedenborg

***-***

La verdad sigue a la ficción
El asesinato de Hart Northey
El sueño de Mark Twain

***-***

El sacerdote de Bel
Noticias anticipadas
"Futilidad" y el futuro

***-***

La muerte del Archiduque
¡Hombre al agua!
Veinte años de adelanto

***-***

Quiromancia
Presentación para la prensa
Vuelo al futuro

***-***

Un regalo enviado desde la tumba
La voz interior de Winston Churchill
Premoniciones inconscientes

***-***

Una cita con el destino
Doble visión
Visto en una bola de cristal

***-***

El rapto del futuro
Un profeta sin empleo
No hubo preguntas

***-***

La pesadilla que resultó cierta
La llamada que no existió
Predicción fatal
Lincoln y Kennedy]
(Tomado de ¡Inverosímil!, Fenómenos Inexplicables/Selecciones del Reader's Digest)

Test de... ¿inteligencia?



SUPERSTICIONES

1. Cruzar los dedos
2. La suerte de la pata de conejo
3. Poner la mano delante de la boca al bostezar
4. Levantarse con el pie derecho
5. Miedo a las sombras

***

6. Tocar Madera
7. Abrir el paraguas dentro de casa
8. Las siete vidas del gato
9. Vestir de negro en los funerales
10. Romper un espejo

***

11. La herradura colgada en la puerta
12. Derramar la sal
13. Tirar de las orejas como felicitación
14. Decir ¡Salud! al estornudar
15. Aversión al Amarillo

***

16. El gato Negro
17. Pasar por debajo de una escalera
18. Viernes 13
19. Colocar flores en las tumbas


¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?




Dame un chin

"CHIN", esa famosa palabra tan utilizada en exclusividad por los dominicanos, tiene su corta historia.

Los chinos hablan 2 idiomas: cantonés y mandarín, ambos muy distintos entre sí. En mandarin, "CHIN" significa dinero, y se pronuncia así mismo. Los primeros chinos que emigraron a la República Dominicana se dedicaron a la agricultura (de aquí la famosa frase "los chinos de Bonao"); cultivaban arroz y legumbres y, ya en los mercados, cuando bajaban a vender sus cosechas, -y hablando muy poco español-, extendían sus manos y decían "dame chin", o simplemente "chin", refiriéndose al dinero que debían recibir por su mercancía.

Ir arriba



Los políticos

16 Marzo 2011
Escrito por Rafael Molina Morillo (rafaelmolina41@yahoo.com) [Contribución de una amiga lectora].

Editado para el Foro de Nemen Hazim

Cumplimos lo que prometemos.
Sólo los necios pueden creer que
no lucharemos contra la corrupción.
Si hay algo seguro para nosotros es que
la honestidad y la transparencia son fundamentales
para alcanzar nuestros ideales
Demostraremos que es una gran estupidez creer que
las mafias seguirán formando parte del Gobierno.
Aseguramos, sin lugar a dudas, que
la justicia social será el fin principal de nuestro accionar.
Pese a eso, todavía hay idiotas que esperan que
se pueda seguir gobernando con las mañas de la vieja política.
Cuando asumamos el poder, haremos lo imposible para que
terminen los privilegios.
No permitiremos de ningún modo que
nuestros niños mueran de hambre.
Cumpliremos nuestros propósitos aunque
los recursos económicos se hayan agotado.
Ejerceremos el poder hasta que
comprendan desde ahora que
Somos la “nueva política”.

(Ahora léelo, línea a línea, de abajo hacia arriba).

Ir arriba



¿De dónde viene la palabra guagua?

La palabra "guagua" para los canarios, cubanos, dominicanos y puertorriqueños significa autobús y viene del inglés.

Wa and Wa Co. Inc. (Washington, Walton and Company Incorporated) fue la primera fábrica estadounidense en exportar autobuses a las islas. El logo de Wa & Wa Co., Inc. era una liebre blanca, azul y roja (los colores de la bandera norteamericana) y figuraba prominentemente en el frente, el fondo y los costados de todos sus autobuses.

WA WA pronunciado en "dominicano" = GUAGUA.

Ir arriba



La edad de tu cerebro

¡Este juego japonés te va a mostrar si tu cerebro es más joven o más viejo que el resto de tu cuerpo!

Cómo jugar:

1. Accede al link de abajo;
2. Pulsa "Start";
3. Aguarda que comience, después de ver 3, 2, 1 en la pantalla;
4. Memoriza la posición de los números y haz click en los círculos, siempre partiendo del número menor al número mayor;
5. Al final del juego la computadora te va a decir la edad de tu cerebro.

¡Buena Suerte!

http://flashfabrica.com/f_learning/brain/brain.html

Ir arriba



Día de Acción de Gracias

(Una publicación de la Biblioteca Benjamín Franklin de la Embajada Americana en México, en noviembre del 2009)

El Día de Acción de Gracias, la fecha nacional más peculiarmente americana, fue celebrada por primera vez en 1621 por los pobladores de la Colonia de Plymouth. Estos colonizadores, que más tarde fueron llamados Peregrinos, salieron de Inglaterra porque deseaban separarse de la Iglesia establecida y adorar a Dios a su propia manera. Después de salir de Inglaterra, los Peregrinos se establecieron en Holanda en 1608.

Finalmente en 1620 se embarcaron en el "Mayflower" buscando libertad de culto en el Nuevo Mundo. Con todo y que su destino original era la Colonia de Jamestown, Virginia, una tormenta los sacó de su ruta y en noviembre de 1620 llegaron al norte de Plymouth, Massachusetts. El primer invierno fue de grandes penurias para los colonizadores, ya que más de la mitad de la colonia murió de hambre y por enfermedades. Sin embargo, aquellos que sobrevivieron continuaron luchando y en la primavera sembraron su primera cosecha de maíz.

Squanto, un indio guerrero, se hizo amigo de ellos, y enseñó a los colonizadores cómo sembrar y cultivar el maíz, y los ayudó a establecer buenas relaciones con las tribus indias vecinas. En el otoño de 1621, después de una buena cosecha, el Gobernador Bradford proclamó "un día de dar gracias al Señor para que podamos de una manera más especial regocijarnos después de haber recogido el fruto de nuestro trabajo".

En un gesto de amistad, los Peregrinos invitaron a los indios vecinos para juntos celebrar una fiesta, en la que compartieron pavos y gansos, maíz, langostas, almejas, calabacitas, calabazas y frutas secas.

Debido a una pobre cosecha y problemas con los indios, no fue posible celebrar el Día de Acción de Gracias el siguiente año. Sin embargo, en 1623 el Gobernador Bradford proclamó julio 30 como el Día de Acción de Gracias para celebrar el final de un largo periodo de sequía.

Después de 1623, la celebración del Día de Acción de Gracias fue irregular y generalmente con una base regional. Sin embargo, en 1789, poco después de que las trece colonias se habían unido, el Presidente George Washington presentó un Acuerdo al Congreso para celebrar un día nacional de "dar gracias y oración pública". Se aprobó la resolución y en noviembre 26 de 1789 se celebró el primer Día Nacional de Acción de Gracias. En la proclamación correspondiente George Washington instó a los americanos a dar gracias a Dios por su protección, por la victoria en la lucha, por la libertad y por la paz y prosperidad en el nuevo país.

Durante los siguientes años aún no había una celebración nacional anual de esta festividad. Sin embargo, en 1846, la Sra. Sarah Hale, editora del Godey’s Lady Book, una revista para mujeres, lanzó una campaña para hacer del Día de Acción de Gracias una fiesta nacional. Después de 9 años logró su meta y el Día de Acción de Gracias fue señalado una fiesta nacional, justo antes de empezar la Guerra Civil.

El día 3 de octubre de 1863, el Presidente Abraham Lincoln, expidió la primera proclamación del Día de Acción de Gracias desde 1789. Desde el tiempo de Lincoln, anualmente el Presidente ha proclamado el cuarto jueves de noviembre como el Día de Acción de Gracias.

El patrón general de esta celebración también se ha conservado igual desde el Siglo XIX. El menú, con cualquier variación regional, generalmente consiste de pavo relleno al horno, arándanos, algún platillo a base de maíz, camotes y pasteles de calabaza. Hoy día, el Día de Acción de Gracias, sigue siendo un día de fiesta durante el cual las familias americanas se reúnen para compartir los frutos de una abundante cosecha y para dar gracias a Dios por sus bendiciones en sus tierras.

MENU:

Pavo relleno al horno, cebollas a la crema, pastel de calabaza, salsa de arándano, calabaza de castilla, camotes, budín de ciruela, pastel de nuez picada, jugo de arándano, leche, café.

Pavo. Fue escogido por los inmigrantes ingleses para celebrar su primera cena de Acción de Gracias por la primera cosecha en su nueva tierra de libertad. Desde es primer día hasta la fecha, el pavo es un elemento esencial en esta celebración.

Maíz. El uso del maíz representa la supervivencia de las colonias. El cultivo del maíz fue muy importante para los Peregrinos y los nativos indígenas. Era el plato principal y se consumía en toda comida. Había muchas variedades de maíz: blanco, azul, amarillo y rojo.

Alguna cantidad de maíz se secaba para preservarlo y guardarlo como alimento para los meses de invierno. El maíz siempre se trillaba para hacer harina de maíz, la cual se podía usar para hacer pan, pudín, jarabe, o se podía mezclar con frijoles para preparar succotash (cocción de granos enteros de maíz).

Los Peregrinos no conocían el maíz antes de conocer a los indios. Los indios les dieron a los Peregrinos semillas y les enseñaron como cultivarlo. Actualmente los Estados Unidos de América cultivan más hectáreas de maíz que cualquier otro grano.

Calabaza. La calabaza es un alimento originario de América que alimentó a los nativos del territorio americano durante más de cinco mil años. También complementó la nutrición de los primeros colonos, quienes incorporaron este vegetal como un importante elemento de su dieta.

La mayoría de las calabazas de invierno se cosechan cuando están maduras, o sea, cuando la cáscara está dura y no se puede comer. Debido a la protección de la cáscara, estas calabazas pueden cosecharse en el otoño y guardarse por varios meses durante el invierno en un lugar fresco y seco. Muchas de las calabazas se encuentran disponibles durante todo el año aunque la época de mayor disponibilidad es durante el fin del verano, otoño e invierno, volviéndose más escasas en la primavera.

La salsa de Cranberry. Se sirvió en el primer Día de Acción de Gracias y se sigue sirviendo hoy en día. El cranberry es una baya ácida/agria, proveniente del continente norteamericano. Los colonizadores lo encontraron en forma silvestre a través de todo el noreste de los E.U. además de la zona centro-norte, cuando se expandieron hacia el oeste.

Originalmente le llamaban "craneberry", debido a la forma de la flor que era similar a la cabeza y cuello de una garza (crane), o porque frecuentemente observaban a las garzas comiendo esta fruta. Eventualmente se perdió la "e", resultando en el nombre de cranberry.

Ir arriba



Las profecías de Nostradamus

El más famoso de los profetas no bíblicos, Michel de Nostredame, más conocido por Nostradamus, nació en Saint Rémy, en el sur de Francia, en 1503. Adquirió notoriedad como médico asistiendo a las víctimas de la peste que estalló en Aix-en-Provence y Lyon en 1546-47, y sólo más tarde empezó a hacer profecías. Las primeras aparecieron en forma de almanaque de pronósticos meteorológicos en 1550, y en 1555 publicó la primera de sus diez colecciones de profecías (casi mil en total) bajo el título de Centurias. Murió en Salón, en la Francia meridional, en 1566.

Nostradamus escribió sus profecías en verso, y casi siempre en un estilo altamente simbólico. Esto, y el hecho de que prefiriera no darles ningún orden determinado, motiva que en muchos casos su interpretación sea una simple conjetura. No obstante, algunas de ellas parecen apuntar claramente a sucesos que aún no habían ocurrido cuando vieron la luz las Centurias.

La primera profecía que dio fama de adivino a Nostradamus fue la siguiente:
El león joven vencerá al viejo, en campo bélico por duelo singular; en su jaula de oro le sacará los ojos; dos heridas en una, después sufre muerte cruel.
Cuatro años más tarde, en julio de 1559, el rey Enrique II de Francia, que a veces usaba el león como emblema, tomó parte en un torneo. La lanza de su joven adversario atravesó el yelmo dorado del rey y lo hirió. Enrique murió tras larga agonía.

Pocas profecías de Nostradamus contienen algo tan preciso como una fecha, ni siquiera parcial. Pero parece haber anticipado la del gran incendio de Londres de 1666, al decir que tendría lugar "en tres veces veinte más seis".

La mayoría de las profecías de Nostradamus se refieren a grandes convulsiones políticas y a los asuntos de los encumbrados y poderosos. La Revolución Francesa parece ser el tema de varias estrofas, entre ellas la siguiente:
De gente esclava, canciones, cánticos y peticiones, cautivos los príncipes y señores en las prisiones. En el futuro por idiotas sin cabeza serán tenidas por divinas oraciones.
La primera frase es clara. En los "idiotas sin cabeza" de la segunda cree verse a los primeros jefes de la Revolución, que veían las peticiones del populacho francés como "oraciones" y que más tarde, corrompidos por su nuevo poder, fueron a su vez derrocados y guillotinados.

María Antonieta, juzgada y condenada a muerte por un tribunal revolucionario y un jurado elegido por sorteo, fue llevada a la guillotina en octubre de 1793. Nostradamus predijo que la reina sería "entregada a la muerte por los jurados por sorteo", un procedimiento desconocido en su época.

En una carta al rey Enrique II, Nostradamus predijo también 1792 como fecha clave en los asuntos de Estado. En septiembre de ese año, al culminar la revolución, Francia fue proclamada república. Parece que también las muertes de la reina María Antonieta y de Madame Du Barry, amante de Luis XVI, fueron vaticinadas por este notable adivino.

Como la mayoría de los profetas, Nostradamus parece haber tenido dotes especiales para pronosticar desastres y derrocamientos. Se dice que previó el destino de Napoleón, cuya estrella al frente del Imperio francés se extinguió con su encierro en la pequeña isla de Santa Elena en 1815, y la abdicación del rey Eduardo VIII de Inglaterra en 1936.

En dos de sus quatrains, Nostradamus llegó casi a nombrar a Adolfo Hitler, y describió con cierta precisión sus calamitosas hazañas. Según la primera,
La libertad no será recobrada. Un hombre negro, orgulloso, ruin e inicuo la ocupará. Cuando haya forjado los lazos de su alianza, Venecia será vejada por Hister.
La segunda estrofa es aún más expresiva:
Las bestias enloquecidas por el hambre cruzarán los
ríos, la mayor parte de los contendientes estarán contra Hister. Encerrará al jefe en jaula de hierro, cuando el hijo de Germania no respete ley alguna.
El contenido de estos versos es notablemente acertado. La libertad fue víctima de un hombre malvado, de corazón negro y cabellos negros. No cabe duda de que Venecia se vio, como el resto de Italia, "vejada" por su antiguo aliado. Las tropas de Hitler cruzaron ríos y otras fronteras como bestias voraces, aun cuando la mayoría de los países estaban en contra suya. La última frase es oscura, pero puede referirse al bloqueo naval alemán de Gran Bretaña, que, antes de Pearl Harbor, encabezaba en solitario la batalla del mundo libre por la supervivencia (Erika Cheetham, The Prophecies of Nostradamus, tomado de diversos pasajes).

Ir arriba



Las asombrosas predicciones de Cyrano

El escritor francés Savinien Cyrano de Bergerac, al que la obra teatral de Edmond Rostand ha inmortalizado por el tamaño de su nariz y su destreza como espadachín, debería en realidad ser recordado como divertido autor de relatos de ciencia ficción, excelente dramaturgo, investigador curioso y, quizá, también como profeta.

Sus dos novelas sobre viajes a la Luna y al Sol (que suelen imprimirse en un mismo volumen) fueron publicadas póstumamente en 1656 y 1662, respectivamente. En ellas, pocos años después de que Galileo se retractó ante la Inquisición, describía Cyrano la órbita de la Tierra y otros planetas alrededor del Sol y el débil campo gravitatorio de la Luna, y proponía, entre siete ocurrentes métodos de viaje interplanetario, el de la propulsión por cohete. También afirmaba, trescientos años antes que Erich von Dániken, que los dioses y seres mitológicos que abundan en la historia de la Tierra son en realidad viajeros del espacio exterior, en este caso habitantes de la Luna (aunque originarios del Sol) que podían cambiar de forma a voluntad.

También, de modo aún más notable, Cyrano describió los siguientes ejemplos de tecnología lunar: casas construidas sobre enormes tornillos que permitían ocultarlas en el suelo en las épocas frías (aunque el tornillo retráctil es algo que aún no han probado los constructores modernos); otras que se movían con las estaciones, impulsadas por velas henchidas por fuelles; artilugios para registrar y reproducir el habla, y bulbos radiantes que hacían la noche lunar tan brillante como el día.

Aunque muchos autores de ciencia ficción han anticipado avances tecnológicos, ninguno se adelantó en ese campo a Cyrano, quien previó inventos eléctricos y electrónicos como el fonógrafo y el magnetófono, las viviendas transportables y los focos eléctricos. Sin duda habrá quienes lo igualen, pero tendremos que esperar otros doscientos o trescientos años para saberlo (Sam Moskowitz, Explorers of the Infinite, págs. 23-27).

Ir arriba



Saludo fatal

Si una persona sueña que va a morir en determinada situación y después tiene buen cuidado de evitarla, no hay modo de saber si la advertencia era falsa o si el destino se ha visto burlado. Sin embargo, a veces el destino hace la advertencia y se niega después a que lo burlen.

Una noche de julio de 1750, Robert Morris, padre de la persona de igual nombre que se ocupó de los asuntos financieros de la Revolución norteamericana, soñó que iba a ser muerto por el fuego de cañón de un barco que pensaba visitar. El sueño lo preocupó tanto que sólo subió a bordo tras la promesa del capitán de que no se dispararía ningún cañón sino hasta que él estuviera a salvo otra vez en tierra.

Hizo la visita, y al terminar el capitán dio instrucciones de que no hubiese salvas de saludo hasta que él indicase que el bote de remos había devuelto a Morris sano y salvo a la orilla. Pero, mientras el bote estaba todavía al alcance del cañón del barco, se posó una mosca en la nariz del capitán, quien levantó la mano para espantarla. Su gesto fue interpretado como señal de que debía hacerse el disparo de saludo, y así se hizo. Un fragmento de la explosión alcanzó a Morris y lo hirió fatalmente (Journal of the American Society for Psychical Research, abril de 1970, pág.193).

Ir arriba



La visión de Swedenborg

Emanuel Swedenborg (1688-1772) tenía la misma fama en su Suecia natal como vidente que como científico y teólogo místico. Un ejemplo bien comprobado de esas dotes, investigado por el filósofo alemán Kant, ocurrió el 19 de julio de 1759 en la ciudad portuaria de Goteborg, en la costa suroccidental de Suecia. Era un sábado hacia las cuatro de la tarde, y Swedenborg acababa de regresar de un viaje a Inglaterra cuando se sintió inquieto y sobresaltado. Se excusó con sus amigos y salió a dar un paseo.

Al volver les contó que había tenido la visión de un incendio que había estallado cerca de su casa, a cientos de kilómetros de allí, y estaba asolando la ciudad donde vivía. Siguió preocupado hasta las ocho, hora en que informó a sus amigos que el fuego estaba ya extinguido.

No tardó en difundirse la noticia de la visión, y pidieron a Swedenborg que la refiriese en persona al gobernador. El lunes por la mañana llegó a Goteborg un mensajero real con noticias del incendio, que confirmaron la visión de Swedenborg hasta en el último detalle (The Unexplained: Mysteries of Mina Space and Time, Vol. 1, No. 4).

Ir arriba



La verdad sigue a la ficción

Edgar Alian Poe publicó en 1838 una historia macabra titulada "La narración de Arthur Gordon Pym, de Nantucket". En ella, tres supervivientes de un naufragio, a punto de morir de hambre y sed, matan y se comen a su compañero Richard Parker, que perdió al echar a suertes.

En 1884 tres supervivientes de un naufragio fueron juzgados por la muerte de un cuarto. A la deriva y a punto de morir de hambre, habían matado a su compañero, un grumete llamado Richard Parker, y se lo habían comido (Alan Vaughan, Incredible Coincidence, págs. 22-23).

Ir arriba



El asesinato de Hart Northey

Esta historia del asesinato de un hermano fue recogida por el periodista inglés William T. Stead (1848-1912), director de la Pall Mall Gazette y fundador de la Review of Reviews. Stead, defensor de las reformas sociales, se interesó en sus últimos años por el esoterismo. El episodio le había sido comunicado por amigos íntimos de George Northey, hermano de Hart, el asesinado.

Desde su infancia, a los dos hermanos los había unido un gran afecto. Habían vivido en St. Eglos, un lugar de Cornwall (Inglaterra) situado a unos quince kilómetros del Atlántico y no lejos de la antigua ciudad- mercado de Trebodwina.

George y Hart no se habían separado nunca hasta que el primero se hizo marino; en la misma época, Hart se inició en los negocios de su padre. En febrero de 1840, estando su barco fondeado en Santa Elena, tuvo George un extraño sueño que relató de la siguiente manera:
"Soñé que mi hermano Hart estaba en el mercado de Trebodwina y yo con él, sin despegarme de su lado mientras hacía tratos. Aunque podía ver y oír cuanto pasaba a mi alrededor, estaba seguro de que no era mi presencia corporal la que así lo acompañaba, sino mi sombra, o más bien mi yo espiritual, pues él parecía no darse cuenta de mi presencia.

"Sentía que mi ser, presente de ese extraño modo, presagiaba algún peligro oculto que lo acechaba, y yo sabía que mi presencia no podía evitarlo, pues no podía hablar para prevenirlo...

"[Tras reunir una considerable suma de dinero, el hermano inicia el regreso a caballo]. Mi terror iba creciendo a medida que Hart se acercaba a la aldea de Polkerrow, hasta que me acometió un auténtico frenesí, al verme incapaz de avisar de algún modo a mi hermano y evitar que siguiese adelante...

"De pronto advertí dos oscuras sombras que cruzaban el camino... Aparecieron dos hombres, en los que al instante reconocí a dos conocidos cazadores furtivos que vivían en un bosque solitario cerca de St. Eglos... Ambos le dieron cortésmente las buenas noches. Él contestó y entró en conversación con ellos acerca de un trabajo que les había prometido.

"Al cabo de unos minutos le pidieron dinero... El mayor de los dos hermanos, que estaba junto a la cabeza del caballo, dijo:

'Señor Northey, sabemos que viene del mercado de Trebodwina con mucho dinero en los bolsillos; somos gente desesperada y no va a irse de aquí hasta que tengamos ese dinero, de modo que dénoslo'.

"Mi hermano, sin responder, le dio un latigazo y espoleó al caballo contra él.

"El más joven de los rufianes sacó al instante una pistola y disparó. Hart cayó muerto de la silla y uno de los villanos le atenazó la garganta durante unos minutos, como para asegurarse de su muerte y exprimir cualquier partícula de vida que pudiera quedarle a mi pobre hermano.

"Los asesinos ataron el caballo a un árbol del huerto y, tras desvalijar el cadáver, lo arrastraron aguas arriba, escondiéndolo bajo un saliente de la orilla. Después taparon cuidadosamente las marcas de sangre del camino, escondieron la pistola en el techo de paja de una cabaña abandonada cercana a él y, soltando al caballo para que pudiese volver libremente a casa, se fueron a la suya a campo traviesa."
El navío de George Northey zarpó de Santa Elena al día siguiente, rumbo a Plymouth. Durante la travesía, George Northey no dejó de alimentar la firme convicción de que su hermano Hart había sido asesinado y que aquella visión le había mostrado el crimen y a los asesinos. Cuando al fin llegó a puerto y se reunió con su familia, comprobó que su hermano Hart había, efectivamente, corrido la suerte que él ya conocía.

El crimen había causado gran horror e indignación, y las autoridades no habían ahorrado esfuerzos para descubrir a los asesinos y llevarlos ante la justicia. Se sospechó de dos hermanos llamados Hightwood. Registraron su casa, donde encontraron ropas manchadas de sangre, pero ni rastro de la pistola; aunque el más joven de los hermanos admitió que tenía una, dijo que la había perdido.

Ambos fueron detenidos y llevados ante los magistrados. Las pruebas contra ellos no eran muy convincentes, pero su modo de conducirse denotaba culpabilidad. Se dispuso que fueran juzgados en la primera sesión judicial que tuviese lugar en Trebodwina. Ambos confesaron, con la esperanza de salvar la vida, pero fueron condenados a la horca. No obstante, quedaban dudas acerca de la pistola.

Fue entonces cuando George Northey llegó de Santa Elena y declaró que la pistola se hallaba entre la paja del techo de la vieja cabaña cercana al sitio donde su hermano Hart había sido asesinado.

Una vez encontrada el arma donde él había dicho, le preguntaron cómo lo sabía.

"Vi cómo cometían el crimen en un sueño que tuve esa noche", declaró (William T. Stead, More Ghost Stories, págs. 35-36).

Ir arriba



El sueño de Mark Twain

A finales de la década de 1850, el joven Mark Twain y su hermano Henry trabajaban juntos en los barcos que entonces surcaban el Mississippi entre San Luis y Nueva Orleáns. Una noche, estando en casa de su hermana en San Luis, Twain tuvo un sueño de una viveza desusada, en el que vio el cadáver de su hermano dentro de un ataúd de metal en el salón de su hermana. El ataúd descansaba en dos sillas, y sobre el pecho de Henry habían puesto un ramo con una flor carmesí en el centro.

Twain se despertó convencido de que su hermano había muerto y estaba expuesto en aquel salón. Se vistió y pensó hacer una visita al cadáver, pero decidió dar antes un paseo. Salió de la casa y sólo cuando ya había recorrido media cuadra se dio cuenta de que había estado soñando. Entonces regresó y contó el sueño a su hermana.

Pocas semanas más tarde, Twain y su hermano coincidieron en Nueva Orleáns, pero tomaron barcos diferentes para volver a San Luis. Henry viajó en el Pennsylvania, cuyas calderas estallaron no lejos de Memphis, causando muchas víctimas. Henry resultó malherido y fue llevado con grandes dolores a Memphis, donde murió pocos días más tarde. Aunque la mayoría de las víctimas del accidente fueron enterradas en ataúdes de madera, algunas mujeres de Memphis, compadecidas del joven, reunieron dinero para un ataúd de metal. Así, cuando Mark Twain fue a ver por última vez a su hermano, encontró el cadáver en un ataúd de metal, tal como lo había visto en su sueño. Faltaba el ramo, pero mientras Twain estaba junto al cadáver entró una mujer en la habitación y colocó sobre el pecho de Henry un ramo de flores blancas. En el centro tenía una rosa roja (Journal of the American Society for Psychical Research, 64:187-88, 1970).

Ir arriba



El sacerdote de Bel

El doctor Hermann V. Hilprecht estaba cansado. Era a mediados de marzo de 1892 y llevaba semanas trabajando en su nueva obra. Ya habían llegado las pruebas y faltaba poco para que aquel nuevo fruto de su cerebro saliese al mundo. Su título completo era La expedición a Babilonia de la Universidad de Pennsylvania, Serie A: Textos cuneiformes, Vol. 1, Parte 1: Antiguas inscripciones babilónicas, en especial de Nippur, y Hermann Hilprecht, profesor de Asiriología de la Universidad de Pennsylvania, no estaba plenamente satisfecho. Dos pequeños fragmentos de ágata inscritos, que creía eran trozos de anillos, se habían resistido a todos sus esfuerzos por traducirlos. Había numerosos fragmentos parecidos en el templo de Bel, en Nippur; pero en este caso ni siquiera había podido examinar los originales, sino sólo un dibujo.

A pesar de esas dificultades, al cabo de semanas de estudio Hilprecht había asignado a los fragmentos una fecha comprendida entre 1700 y 1140 a.C, el periodo kasita de la historia babilónica. En uno de ellos creyó poder descifrar el carácter cuneiforme KU y atribuyó la pieza, de modo muy provisional, al rey Kurigalzu. El otro tuvo que añadirlo, muy a su pesar, al copioso grupo de fragmentos kasitas sin clasificar. Las pruebas finales de su comentario a esas piezas sin clasificar esperaban ahora su aprobación. No podía hacer nada más, y a regañadientes firmó las hojas. Era ya casi medianoche, estaba agotado y se fue a la cama.

Se quedó dormido casi inmediatamente y tuvo un sueño extraño. Se le apareció una figura alta, delgada y vestida con una sencilla túnica. Parecía el fantasma de un sacerdote de la era babilónica, un hombre de unos 40 años.

"Ven conmigo", dijo el personaje, haciendo señas al profesor. Juntos viajaron por el tiempo hasta llegar a la cámara del tesoro del templo de Bel, donde entraron en una estancia de techo bajo y sin ventanas. Su único mobiliario era un gran cofre de madera, y tenía el suelo cubierto de fragmentos de ágata y lapislázuli.

El sacerdote se volvió hacia él y le dijo:
"Los dos fragmentos que has publicado por separado en las páginas 22 y 26 deben ir juntos. No son anillos. Su historia es la siguiente: El rey Kurigalzu (hacia 1300 a.C.) envió cierta vez al templo de Bel, entre otros objetos de ágata y lapislázuli, un cilindro votivo de ágata con inscripciones.

"Más tarde, nos ordenó hacer unos pendientes de ágata para la estatua del dios Ninib. Quedamos desolados, ya que no disponíamos de ágata en bruto para hacerlos. A fin de cumplir la orden del Rey, no nos quedó más remedio que cortar el cilindro votivo en tres partes, haciendo así tres anillos, cada uno de los cuales contenía un fragmento de la inscripción original.

"Los dos primeros sirvieron de pendientes para la estatua del dios. Los dos fragmentos que tanto trabajo te han dado forman parte de ellos: si los pones juntos tendrás la prueba de lo que te digo. Pero el tercer anillo no lo encontrasteis durante vuestras excavaciones y nunca lo encontraréis."
Dicho esto, el sacerdote desapareció. Hilprecht se despertó e inmediatamente contó a su mujer lo sucedido.

Al día siguiente, domingo, volvió a examinar los fragmentos. ¡El sueño era cierto! Juntándolos, pudo leer la inscripción original: "Al dios Ninib, hijo de Bel, su Señor, ofreció esto Kurigalzu, pontífice de Bel".

Todavía estremecido de emoción, el profesor Hilprecht hizo partícipe de la experiencia a su amigo y colega el profesor William Romaine Newbold y le enseñó el relato del sueño, escrito cuando todavía estaba fresco en su memoria. Juntos estudiaron detenidamente la traducción y las notas tomadas al descubrir los fragmentos. De pronto Newbold planteó un problema: según las descripciones del arqueólogo John P. Peters, los dos fragmentos tenían colores diferentes. ¿Cómo podían haber formado parte de una misma pieza?

El profesor Hilprecht admitió la dificultad y decidió examinar los fragmentos ese verano, cuando visitase el museo de Estambul, donde se guardaban.

El viaje a Estambul lo hizo por cuenta del Comité de la Expedición a Babilonia, para catalogar y estudiar los objetos de las excavaciones de Nippur allí conservados. Refirió su sueño a Halil Bey, el director del museo, y le preguntó si podía examinar los fragmentos. Halil Bey accedió de muy buen grado.
Encontré uno de los fragmentos en una caja y el otro en otra muy apartada [escribió Hilprecht]. Cuando los reuní, la verdad de mi sueño quedó demostrada ad oculos [ante mis ojos]. ¡Habían pertenecido a un mismo cilindro votivo!

Como estaban hechos de un ágata finamente veteada, la sierra del lapidario había dividido accidentalmente el objeto de tal modo que la veta blancuzca de la piedra aparecía sólo en uno de los fragmentos, y la superficie gris, más extensa, en el otro. Eso hacía explicable la descripción tan discordante que el doctor Peters había hecho de ambos fragmentos.
Es posible que el profesor Hilprecht hubiese resuelto en su subconsciente el enigma de los fragmentos durante sus horas de estudio y recurrido al impresionante sueño para ofrecer el hallazgo a su atención consciente. Probablemente el subconsciente de Hilprecht era lo bastante inteligente para construir un cilindro votivo con dos pequeños fragmentos de ágata.

¿O acaso el sacerdote de Bel viajó a través de 32 siglos para guiar al último guardián de sus antiguos tesoros? (Sylvan Muldoon, Psychic Experiences of Famous People, págs. 136-40).

Ir arriba



Noticias anticipadas

En 1896, Madame de Ferriém, una conocida médium alemana de la época, tuvo la visión de un inminente desastre. Su descripción de lo que veía es curiosamente rápida y selectiva, como si estuviese asistiendo a la proyección de un noticiero acelerado:
¡Cuánta gente hay a la entrada de la mina! ¡Y qué blancos están! ¡Como cadáveres! ¡Eso es lo que son, sólo cadáveres! Sí, van saliendo. Bueno, los sacan. Es tan negra toda la región... Sólo hay pequeñas cabañas por todas partes. La gente que veo habla un idioma diferente... Ahora sacan a uno con un cinturón de hebilla reluciente. Pronto será Navidad... ¡Qué frío hace! Hay uno que tiene una lámpara con un enrejado de alambre alrededor. ¡Ah, es una mina de carbón...! Ahora entiendo lo que dice uno de ellos. Dice: "¡Los médicos vienen de Brüx!". ¡Oh! Es un lugar de Bohemia... son bohemios. Las mujeres y los niños llevan pañuelos a la cabeza... ¿Serán médicos esos que dan fricciones? Muchos llevan brazaletes con cruces... Mira, un rosario... "En las minas de carbón de Dux" está diciendo, pero lo que yo leo es Brüx. Lo veo en su brazalete... Sí, son del Departamento de Sanidad.
Tres años después, en 1899, un diario alemán publicó la visión de Madame de Ferriem. Al año siguiente, en septiembre de 1900, centenares de personas murieron en una explosión ocurrida en una mina de carbón de Dux, cerca de Brüx, en Checoslovaquia. Un mes después, durante un octubre inusitadamente frío, aún seguían rescatando cadáveres de la mina. El único error de Madame de Ferriem fue creer que el desastre ocurría en Navidad. (Ambas localidades estaban, como había dicho ella, en Bohemia, la antigua región del oeste de Checoslovaquia. Dux se llama ahora Duchkov, y el nombre de Brüx ha sido cambiado por Most) (Herbert R. Greenhouse, Premonitions: A Leap Into the Future, págs. 50-51).

Ir arriba



"Futilidad" y el futuro

En 1898 publicó Morgan Robertson una novela que tenía por temas el orgullo, la codicia y la estupidez. Se titulaba El naufragio del Titán o Futilidad, y describía el viaje inaugural de un lujoso trasatlántico llamado Titán que, aunque considerado insumergible, choca con un iceberg y se hunde, con enorme pérdida de vidas.

En 1912, el Titanic, un lujoso trasatlántico que todos consideraban que no podía hundirse, hizo su travesía inaugural, chocó con un iceberg y se hundió, causando un gran número de víctimas. Veamos las semejanzas entre ambos casos:

Semejanzas..........Titán/Titanic
Mes del naufragio..........Abril/Abril
Pasajeros y tripulación..........3,000/2,207
Botes salvavidas..........24/20
Tonelaje..........75,000/66,000
Eslora..........243 m/268 m
Hélices..........3/3
Velocidad al chocar..........25 nudos/23 nudos
(Martin Ebon, Prophecy in Our Time, pág. 11).

Ir arriba



La muerte del Archiduque

El asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo (Yugoslavia) el 28 de junio de 1914, fue una de las causas inmediatas de la Primera Guerra Mundial. En la madrugada de ese día, el obispo José Lanyi, antiguo tutor del Archiduque, se despertó de un terrible sueño.
Soñé que había ido muy temprano a mi escritorio para ver el correo. Encima del montón de cartas había una con orla negra, un sello negro y las armas del Archiduque. Inmediatamente reconocí su letra, y vi a la cabeza del azulado papel de cartas una fotografía, como las de las postales, en la que aparecían una calle y un estrecho callejón. Sus Altezas estaban sentados en un coche, con un general frente a ellos y un oficial junto al chofer. A ambos lados de la calle había una gran multitud.

Dos muchachos se adelantaban y disparaban contra Sus Altezas. El texto de la carta era el siguiente:

"Querido Dr. Lanyi: Excelencia, deseo informarle que mi esposa y yo hemos sido víctimas de un asesinato político. Nos encomendamos a sus oraciones. Saludos cordiales de su Archiduque Francisco. Sarajevo, 28 de junio, 3:15 de la mañana".
Temblando y bañado en lágrimas, salté de la cama y miré el reloj, que marcaba las 3:15. Inmediatamente fui a mi escritorio y anoté lo que había leído y visto en mi sueño. Al hacerlo, conservé incluso la forma de ciertas letras tal como las había escrito el Archiduque. A las seis menos cuarto de esa mañana entró mi criado en el despacho y me vio sentado, pálido y rezando el rosario. Me preguntó si estaba enfermo y le dije: "Avisa inmediatamente a mi madre y al huésped. Voy a decir en seguida misa por Sus Altezas, porque he tenido un sueño terrible". Mi madre y el huésped vinieron a las siete menos cuarto. Conté a mi madre el sueño en presencia del huésped y del criado. Después fui a la capilla de la casa. Pasé el día lleno de temor y aprensiones. A las tres y media un telegrama nos trajo la noticia del crimen.
Al sueño del obispo Lanyi se le escaparon dos detalles: el asesino fue sólo uno, y el oficial no iba sentado junto al chofer, sino de pie en el estribo, debido a un anterior y fallido atentado con bomba contra el Archiduque (Keith Ellis, Prediction and Prophecy, págs. 101-02).

Ir arriba



¡Hombre al agua!

A J. B. Priestly, el novelista y dramaturgo inglés, le fascinaban los enigmas filosóficos y psicológicos del tiempo, y reunió muchos relatos de sus amigos sobre el tema. Uno de ellos se lo contó sir Stephen King-Hall, otro escritor que había sido muchos años oficial de la marina.

El acontecimiento que sir Stephen recordaba tan vivamente tuvo lugar en 1916, durante la Primera Guerra Mundial. Servía entonces a bordo del Southam (?) y el día en cuestión estaba de guardia. Cuando el navío y el convoy al que daba escolta se acercaban a una pequeña isla frente a la costa escocesa, sir Stephen tuvo la premonición de que un hombre estaba a punto de caer por la borda. Se apresuró a dar órdenes para disponer el rescate, pero, como aún no había ocurrido tal cosa, hubo inmediata contraorden del comodoro, que le preguntó: "¿Qué diablos hace usted?". Sir Stephen continuaba así su relato:
Estábamos frente a la isla. Yo no sabía qué responder. Navegábamos a 20 nudos y rebasamos la pequeña isla en unos segundos. ¡No ocurrió nada!

Mientras me esforzaba por decir algo, nos llegó el grito de "¡Hombre al agua!" dado en el Nottingham (el buque que nos seguía a unos cien metros), que entonces estaba a su vez frente a la isla. Treinta segundos más tarde se oyó el "¡Hombre al agua!" del Birmingham (el tercer buque de la formación, que entonces pasaba frente a la isla).

Retrocedimos a toda velocidad, arriamos un bote casi al instante y recogimos a ambos hombres.

Entonces pude explicar al fin a una oficialidad asombrada por qué había hecho lo que hice [Angus Hall, Signs of Things to Come, pág. 17].

Ir arriba



Veinte años de adelanto

A mediados de agosto de 1918 un periodista estadounidense, Eugene P. Lyle, hijo, escribió un artículo titulado "La guerra de 1938", que apareció en septiembre en Everybody's Magazine. En esa época la Primera Guerra Mundial tocaba ya a su fin; en julio había sido frenada la ofensiva alemana y el 8 de agosto los alemanes habían sufrido grandes pérdidas en Amiens. Pershing estaba al mando de las tropas estadounidenses y todo hacía prever que la paz no podía tardar. Y, en efecto, la guerra terminó con la firma del armisticio el 11 de noviembre, menos de dos meses después de que Everybody's publicase su curioso artículo.

En él, Lyle advertía que, a menos que Alemania fuese aplastada de tal modo que no le quedasen esperanzas de renacer, se alzaría para imponer de nuevo al mundo una guerra de monstruosas proporciones. "Nuestros soldados, al salir de las trincheras", escribía Lyle, "advierten a los políticos: '¡Que Dios os ayude si no nos dejáis acabar nuestro trabajo!'"

El artículo se desarrolla a base de flash backs que, desde la guerra de 1938, retroceden a los años inmediatamente posteriores a la Primera Guerra Mundial.

Alemania acepta la derrota, se arrepiente y expresa su deseo de unirse a la familia de las naciones. Los aliados, hartos de la guerra, se muestran encantados y toman en serio sus palabras. Pero son engañados. Alemania empieza a rearmarse, subrepticiamente pero a gran escala. Acumula materias primas para la guerra: nitratos de Chile, cobre de México, hierro de Suecia... "¡Alemania debe ser no sólo eficiente, sino autosuficiente!", dicen sus políticos, que someten al país a un estado de racionamiento permanente.

Pasan los años y cunden los rumores del gran arsenal que Alemania ha reunido en secreto, y de las nuevas armas que han desarrollado sus científicos. Aún más alarmantes son las versiones de que los clubes de tiro pangermánicos han servido para el entrenamiento de jóvenes soldados altamente disciplinados, cuyas "pruebas deportivas" son maniobras paramilitares en las que intervienen 50,000 hombres. Sumándose a todas esas advertencias, "proliferan los aeroclubes. A la pericia en el vuelo se añade el simulacro de combates, regido por normas que obligan a adquirir destreza en la lucha real".

Al final, Alemania tiene un ejército de 20 millones de hombres equipado y listo para la acción. Europa, totalmente desprevenida, cae en tres semanas. Inglaterra es ocupada mediante una invasión aerotransportada, y sólo quedan Estados Unidos y los dominios británicos de ultramar para hacer frente al enemigo lo mejor que puedan: "¡Es la Noche, la Noche prusiana, la Consumación!", escribía siniestramente Lyle.

Lyle erraba algunos puntos al escribir su guión para los próximos veinte años. Por ejemplo, no previó que sería precisamente la dureza del tratado de Versalles lo que sumiría a Alemania en las condiciones sociales y económicas que, según muchos historiadores contemporáneos, favorecieron el auge de Hitler y el militarismo alemán. Tampoco acertó del todo con la fecha del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, a menos que consideremos la capitulación inglesa y francesa ante Hitler en Munich, en 1938, como el acontecimiento que hizo la guerra inevitable. Y, aunque Lyle previo de manera notable lo que iba a ser la "batalla de Inglaterra", se equivocó en su resultado. Por lo demás, aunque a Hitler le costó más de tres semanas someter a la Europa continental, ocupó Polonia en tres semanas en 1939, y en 1940 Francia fue invadida y vencida en seis semanas.

Lyle fue extrañamente preciso en otros detalles. Alemania almacenó armas y materias primas; soldados y pilotos fueron entrenados en "campamentos juveniles", "clubes de tiro" y "aeroclubes"; los científicos alemanes desarrollaron nuevas armas, y la falta de preparación de las futuras víctimas de Hitler era deplorable.

Si se hubiera hecho caso de las dotes proféticas de Eugene Lyle, el mundo podría ser hoy un lugar muy diferente (American History Illustrated, noviembre de 1976, págs. 35-43).

Ir arriba



Quiromancia

En 1925, el "conde" Louis Hamon, célebre quiromántico y vidente que usaba en esta profesión el nombre de Cheiro, formuló la siguiente predicción acerca del príncipe de Gales, Eduardo: "Está dentro de lo posible... que sea víctima de un amor devastador. Si así ocurriese, predigo que el príncipe lo abandonará todo, incluso la posibilidad de ser coronado, antes que perder el objeto de su afecto" .

En 1936 murió el rey Jorge V, y el príncipe de Gales se convirtió en Eduardo VIII. Su abdicación 325 días más tarde (y más de diez años después de la profecía de Cheiro) en aras de su futura esposa, la dos veces divorciada Wallis Simpson, fue debida, según dijo, a no poder renunciar a la mujer que amaba.

Cheiro previno también al conocido periodista inglés William T. Stead que en modo alguno debía viajar por mar a mediados de abril de 1912.

Sorprendentemente, pues era notorio su interés por lo esotérico (ver la pág. 21), Stead ignoró la advertencia, adquirió un pasaje en el Titanic y se ahogó el 14 de abril.

Antes, en 1905, Cheiro había leído el futuro del poderoso y odiado Rasputín, el Monje loco de Rusia, al advertirle: "Preveo para usted un fin violento dentro del palacio. Estará amenazado por el veneno, el puñal y las balas. Finalmente, veo las aguas heladas del Neva cerrándose sobre usted". Once años más tarde la profecía se cumplió (Para la historia de su muerte, ver la pág. 272.). (Ornar V. Garrison, The Encyclopaedia of Prophecy, págs. 77-78; Herbert B. Greenhouse, Premonitions: A Leap Into the Future, págs. 102-03).

Ir arriba



Presentación para la prensa

En 1932, dos periodistas alemanes, el reportero J. Bernard Hutton y el fotógrafo Joachim Brandt, fueron enviados a realizar un reportaje en los astilleros de Hamburgo-Altona. Un ejecutivo los guió por las instalaciones, y al caer la tarde su misión ya estaba terminada. Cuando abandonaban los astilleros, ambos oyeron el zumbido de un avión sobre sus cabezas, y pronto el ruido de los cañones antiaéreos ahogó todos los demás. Se había hecho de noche, y los dos hombres no tardaron en ver estallar las bombas a su alrededor. El lugar se convirtió en un infierno, y lo que al principio habían tomado por un ejercicio de entrenamiento resultó una incursión aérea en toda regla.

Regresaron para preguntar al guardia de la puerta si podían hacer algo, pero les dijo en tono amenazador que se ocupasen de sus asuntos, de modo que regresaron a Hamburgo.

Aunque el cielo había estado oscuro durante todo el ataque, se sorprendieron al encontrar Hamburgo en plena actividad, en el curso de un atardecer normal. Detuvieron el coche y se voltearon para contemplar los astilleros. Estaban intactos, y pudieron verlos, sin el menor daño, a la luz ya declinante.

Cuando revelaron las fotografías de Brandt —quien no había dejado de disparar su máquina durante todo el ataque—, no apareció en ellas nada extraño, y el director, tras oír su relato, los acusó de acudir al trabajo borrachos.

Poco antes de estallar la Segunda Guerra Mundial, Hutton se instaló en Inglaterra. Allí, en 1943, leyó en un periódico el relato de una afortunada incursión nocturna de la Royal Air Forcé contra los astilleros de Hamburgo. Buscó más detalles del ataque, que le confirmaron lo que ya sospechaba: la escena de destrucción que Brandt y él habían presenciado en la primavera de 1932 era real. Sólo que ellos la habían visto once años antes de que sucediera (J. Bernard Hutton, On the Other Side of Reality, págs. 171-75).

Ir arriba



Vuelo al futuro

Víctor Goddard, piloto de la Royal Air Forcé, se había perdido. Mientras volaba sobre Escocia, lo había sorprendido una tormenta, y necesitaba encontrar un punto de referencia. Descendió con su biplano Hawker Hart por entre las nubes, esperando encontrar más abajo tiempo despejado y quizá vislumbrar Drem, un campo de aterrizaje abandonado que creía que se encontraba en la vecindad.

Su instinto no lo había engañado. Drem no estaba lejos, y a partir de allí podría orientarse. Después, cuando se hallaba aproximadamente a cuatrocientos metros del campo de aterrizaje, sucedió algo extraordinario: "De repente", escribió más tarde, "la zona quedó bañada en una luz etérea, como la de un mediodía de verano". Drem no estaba desierto, abandonado y medio en ruinas. Era una auténtica colmena, en la que mecánicos con sus uniformes azules se afanaban en torno a aviones amarillos, que relucían al sol. Voló sobre ellos a una altura de no más de quince metros, sorprendido de que nadie mirara hacia arriba, y volvió a internarse en las nubes, ya seguro del rumbo. Era el año 1934.

En 1934 el campo de aterrizaje de Drem era una ruina abandonada.

En 1938, con la creciente amenaza de guerra, Drem volvió a abrirse como escuela de vuelo de las fuerzas aéreas, y el color de los aviones de entrenamiento británicos se cambió de plateado a amarillo.

Victor Goddard, al salir volando de las nubes, se había internado por un momento cuatro años en el futuro (Angus Hall, Signs of Things to Come, pág. 17).

Ir arriba



Un regalo enviado desde la tumba

Cuando la belleza y la fama de la señora Patrick Campbell empezaban a marchitarse (fue la creadora del personaje de Eliza Doolittle en el Pigmalión de George Bernard Shaw), la cuidó durante una enfermedad otra actriz, Sarah Allgood. La señora Campbell, agradecida, regaló a su colega una acuarela que representaba una garza.

Después, la señora Campbell marchó a Francia y la señorita Allgood a Hollywood, donde alquiló una casa. Era el año 1940. La primera persona con la que soñó Sarah Allgood en su nueva casa fue la señora Campbell, quien le dijo: "¿Encontraste el regalo que te envié desde la tumba? Mira detrás del cuadro". A la señorita Allgood el sueño la dejó confusa, pues no tenía razón alguna para creer que la señora Campbell no siguiese viva. De todos modos, miró detrás del cuadro de la garza, donde encontró una caricatura de su amiga, hecha por sir Max Beerbohm, que valía unos 2,000 dólares de la época.

Sarah Allgood supo más tarde que la señora Patrick Campbell había muerto precisamente el día de su sueño inexplicable (Stuart Holroyd, Dream Worlds, pág. 127).

Ir arriba



La voz interior de Winston Churchill

Las incursiones aéreas eran algo tan común en la vida de Londres durante la Segunda Guerra Mundial que muchos londinenses se volvieron, si no del todo indiferentes al peligro que suponían, sí al menos bastante despreocupados. El primer ministro Winston Churchill, hombre de ánimo templado que había afrontado con frecuencia el fuego enemigo en sus años en el ejército, era tan belicoso como cualquiera en la capital, y estaba incluso menos dispuesto que la mayoría a permitir que lo inquietasen las bombas de Hitler. En cualquier caso, se suponía que encarnaba la inflexible resistencia de Gran Bretaña ante el enemigo, y se tomaba muy en serio su papel; pero cuando su voz interior le dijo que el peligro era real e inminente, la escuchó y —figuradamente, por supuesto— saltó en busca del escondite con toda presteza.

Una noche estaba reunido con tres ministros de su Gabinete en el 10 de Downing Street, la residencia tradicional del primer ministro, en Londres. La ciudad se hallaba en pleno ataque aéreo, pero no se había permitido que eso interrumpiese su cena. De pronto Churchill abandonó la mesa y fue a la cocina, donde se atareaban la cocinera y una doncella. En una de las paredes había un gran ventanal. Dijo al mayordomo que pusiera la comida en una charola caliente en el comedor, y ordenó al personal de servicio que fuera inmediatamente al refugio. Después volvió junto a sus invitados.

Tres minutos más tarde cayó una bomba detrás de la casa y destruyó por completo la cocina, pero el primer ministro y sus invitados resultaron milagrosamente ilesos.

Uno de los medios de que Churchill se valía para impartir confianza era visitar personalmente las baterías antiaéreas durante los ataques nocturnos. En una ocasión, tras contemplar durante un rato a los artilleros en acción, volvió a su coche, quizá con la intención de visitar otras dos o tres dotaciones antes del amanecer.

La puerta del lado donde solía viajar permanecía abierta para él, pero por una vez la ignoró, dio la vuelta al coche, abrió la otra puerta y entró. Pocos minutos más tarde, mientras rodaban por las calles en tinieblas, explotó cerca una bomba que levantó el automóvil y lo desplazó peligrosamente sobre dos ruedas, a punto de volcar. No obstante, por fin se enderezó y continuó su camino. "Debe de haber sido el peso de mis carnes sobre ese lado el que lo hizo bajar", diría más tarde Churchill.

Cuando su mujer le preguntó por su escaramuza con la muerte, al principio dijo que no sabía por qué en esa ocasión había elegido deliberadamente el otro lado del coche. Pero después añadió: "La verdad es que sí lo sé. Algo dijo '¡Alto!' antes de que yo llegase a la puerta que me esperaba abierta. Entonces me pareció que me decían que debía abrir la puerta del otro lado, entrar y sentarme allí, y eso es lo que hice" (The Unexplained: Mysteries of Mind Space and Time, Vol. 2, No. 14).

Ir arriba



Premoniciones inconscientes

Según un estudio efectuado en los años cincuenta por W.E. Cox, en los trenes que van a sufrir un accidente viaja menos gente que en los demás. Pero como los accidentes ferroviarios son una incógnita hasta que ocurren, Cox se vio obligado a reconocer que muchas personas evitan, de manera consciente o inconsciente, tomar un tren el día en que éste sufre un accidente.

Cox obtuvo de las compañías ferroviarias el número de pasajeros que viajaron en un determinado tren el día en que éste sufrió un accidente, los seis días anteriores a él y ese mismo día de la semana, de las cuatro semanas precedentes. Por ejemplo, el Georgian, tren que une Chicago y el este de Illinois, tuvo un accidente el 15 de junio de 1952. Ese día sólo iban en él nueve pasajeros. Durante los seis días anteriores al accidente el número de pasajeros había sido de 68, 60, 53, 48, 62 y 70. Una semana antes, el 8 de junio, había transportado 35 viajeros, y en los otros tres días estudiados 55, 53 y 54. En los diez días examinados, el promedio de viajeros del Georgian fue de 55.8. Sin embargo, el día del accidente ese número descendió en un 84 por ciento.

Otro ejemplo de lo que Cox llama "accident-avoidance" (prevención de accidentes) aparece en las cifras que reunió acerca del tren No. 15 de la línea Chicago - Milwaukee - St. Paul - Pacific, que descarriló el 15 de diciembre de 1952 con 55 personas a bordo. En cinco de los siete días anteriores elegidos por el método de Cox hubo más de 100 viajeros en el tren, y en los otros dos al menos 30 pasajeros más que el día del accidente. El promedio de pasajeros en los diez días sin accidente fue un 50 por ciento mayor que el día del descarrilamiento (Journal of the American Society for Psychical Research, 50:99-109, 1956).

Ir arriba



Una cita con el destino

En 1954 Eva Hellstrom, fundadora de la Sociedad Sueca de Investigaciones Parasicológicas, soñó que ella y su marido volaban sobre las calles de Estocolmo. Al mirar hacia abajo, vio un accidente de tráfico: un tren verde acababa de estrellarse contra un tranvía azul.

En esa época todos los trenes de Estocolmo iban pintados de color café; de modo que cuando, pocos meses más tarde, empezaron a funcionar nuevos trenes verdes, Eva Hellstrom estuvo segura de que su sueño iba a cumplirse. Había dibujado la posición de los dos vehículos y anotado en su diario: "El accidente ocurrirá cuando el tren de Djursholm y el tranvía número 4 se encuentren en Valhallavágen. En ese lugar han ocurrido accidentes entre coches y trenes, pero que yo sepa nunca con un tranvía..."

El 4 de marzo de 1956, casi dos años después del sueño, un tranvía azul, el No. 4, y el tren verde de Djursholm chocaron en Valhallavágen. La posición de los vehículos accidentados era precisamente la que mostraba el dibujo de Eva Hellstrom (Stuart Holroyd, Dream Worlds, págs. 123 y 127).

Ir arriba



Doble visión

Las apariciones precognitivas son raras, y cuando suceden pocas veces son compartidas. Pero eso es lo que les ocurrió a Paul McCahen y su esposa, de Inglewood (California), al anochecer del 4 de septiembre de 1956. Habían llegado ese día temprano al Gran Cañón, y al oscurecer vieron a una mujer, acompañada por un hombre y un muchacho que llevaba el equipaje, entrar a la cabaña contigua. La señora McCahen se sorprendió al reconocer a la mujer, una tal señora Nash con la que había coincidido un año antes como miembro de un jurado. Se lo dijo a su marido, y también que al señor Nash le faltaba un brazo. Suponiendo que la señora Nash estaría cansada del viaje, la señora McCahen decidió esperar a la mañana siguiente para hablarle.

"Al día siguiente", escribió en su informe a la Sociedad de Investigaciones Parapsicológicas de los Estados Unidos, "la vi sentada en la veranda y fui a hablar con ella. Conocí a su marido y les presenté al mío, y mantuvimos una agradable charla hasta que le dije que la había visto la noche anterior, aunque no le dirigí la palabra. Los Nash se miraron asombrados y dijeron que acababan de llegar en un autobús de turistas...".

El señor McCahen confirmó la historia de su esposa y añadió que la fantasmal señora Nash no estaba a más de 4 ó 5 metros de ellos cuando su mujer se la mostró.

La experiencia de los McCahen es rara no sólo por ser compartida, sino por haberse registrado sin el concurso de ningún tipo de presión emocional. La señora McCahen y la señora Nash apenas se conocían y hacía un año que no se veían. Ningún peligro amenazaba a ninguna de las dos, y el señor McCahen no había tenido la menor relación previa con la familia Nash (Martin Ebon, Prophecy in Our Time, pág. 142).

Ir arriba



Visto en una bola de cristal

La noche del 16 de enero de 1969, Joseph DeLouise entró en un bar de Chicago y pidió un periódico. Quería leer la noticia del choque de dos trenes al sur de Chicago. Los clientes que estaban en el bar se extrañaron. ¿Qué choque? No habían oído a nadie comentarlo. Tampoco había venido nada en los periódicos. ¿Dónde había sido?

"En algún lugar al sur de aquí", dijo DeLouise, "dos trenes han chocado en medio de la niebla. Es el peor desastre ferroviario que hemos tenido desde la Segunda Guerra Mundial, hace veinticinco años. Hubo muchos muertos y heridos".

El cantinero puso la radio. Eran las once y no dieron noticias de ningún accidente ferroviario.

Dos horas más tarde, a la una de la madrugada del 17 de enero, dos trenes de la Illinois Central chocaron de frente en medio de la niebla, 70 kilómetros al sur de Chicago. Hubo cuarenta y siete heridos y tres muertos. Era el peor desastre ferroviario ocurrido en la zona en los últimos veinticinco años.

DeLouise había hablado el 14 de diciembre de 1968 en un programa de radio de Gary (Indiana) y predicho que el choque ocurriría dentro de cinco o seis semanas.

¿Qué clase de hombre es Joseph DeLouise?

Trabaja como peluquero, no llegó a terminar la secundaria y, como muchos adivinos, utiliza una bola de cristal para hacer sus predicciones (ver pág. 302). Ha predicho muchos desastres por televisión y en la prensa.

El 25 de noviembre de 1967 predijo el hundimiento de un puente. Tres semanas después, el 16 de diciembre, se hundía el Silver Bridge, que cruzaba el río Ohio por Point Pleasant, en Virginia Occidental. Murieron treinta y seis personas y otras diez fueron dadas por desaparecidas.

El 8 de enero de 1968 DeLouise predijo que en el año que empezaba no habría disturbios importantes en el país, pero sí una auténtica "insurrección". El 7 de abril de ese año el gobernador de Illinois declaró que el brote de violencia desatado en Chicago era una insurrección, y fueron enviados allí por avión 5,000 soldados federales.

El 15 de diciembre de ese mismo año, predijo que la familia Kennedy se vería envuelta en una tragedia relacionada con el agua. Más tarde "vio" en ese contexto a una mujer que se ahogaba. El 18 de julio de 1969 Mary Jo Kopechne se ahogó en Chappaquiddick, en un accidente de automóvil en el que estuvo implicado el senador Edward Kennedy.

El 21 de mayo de 1969, DeLouise predijo que un jet se estrellaría cerca de Indianápolis. Morirían 79 personas y estaría implicado de algún modo el número 330. A las 3:30 de la tarde del 9 de septiembre de 1969, un DC-9 de las Allegheny Airlines chocó con un avión particular cerca de Indianápolis. Murieron los cuatro miembros de la tripulación y 78 pasajeros, así como el piloto del otro avión (Joseph DeLouise con Tom Valentine, Psychic Mission, tomado de diversos pasajes).

Ir arriba



El rapto del futuro

En 1972, la casa editorial Regency Press publicó una novela titulada El raptor negro, original de Harrison James, seudónimo de James Rusk, hijo. En ella un grupo de terroristas, comandados por un negro, secuestran a la hija de un hombre acaudalado, de conocidas simpatías derechistas. La hija, una estudiante llamada Patricia, es raptada cerca de su universidad. Su novio, que la acompaña, es golpeado por los raptores y se convierte en sospechoso. Al principio Patricia resiste a sus raptores, pero pronto sucumbe a su ideología y a su tenebroso encanto. Los secuestradores envían fotos instantáneas de ella a su padre y describen su acto como "el primer secuestro político" de los Estados Unidos. Al final, predicen, serán rodeados por la policía, atacados con gases lacrimógenos y exterminados.

Un mes después de que, en 1974, Patricia Hearst (estudiante e hija del acaudalado Randolph Hearst, de ideas derechistas) fue raptada de su apartamento, cercano a su universidad, por miembros del Ejército Simbiótico de Liberación (un grupo terrorista dirigido por un negro), el FBI visitó a James Rusk, hijo. Para entonces el antiguo novio de Patricia, Steven Weed, que estaba con ella cuando la raptaron y fue golpeado por los secuestradores, no era ya sospechoso, pero sí lo era James Rusk, hijo: el FBI había leído su novela.

Ir arriba



Un profeta sin empleo

Edward Pearson fue detenido el 4 de diciembre de 1978 por viajar en tren sin boleto de Inverness a Perth, en Escocia. Compareció ante un tribunal de Perth, donde fue calificado de "profeta gales en paro", y dijo que iba camino de Londres para advertir al ministro del medio ambiente que un terremoto iba pronto a afectar a Glasgow.

La historia de Edward Pearson apareció en el Courier & Advertiser de Dundee el 6 de diciembre, bajo el titular "El profeta iba sin boleto". Tres semanas más tarde, los lectores del Courier & Advertiser fueron sacudidos en sus camas por un terremoto que causó daños en edificios de Glasgow y otras partes de Escocia.

Los terremotos son un fenómeno muy raro en las islas Británicas (The Unexplained: Mysteries of Mind Space and Time, Vol. 1, No. 6).

Ir arriba



No hubo preguntas

Su hijo iba a nacer dentro de tres meses, pero Jaime Castell, un español empleado de hotel, oyó en sueños una voz que le decía que no llegaría a verlo. Convencido de que iba a morir pronto, Castell firmó una póliza de seguros por siete millones de pesetas, pagaderas sólo en caso de muerte y sin ningún beneficio.

Pocas semanas más tarde volvía del trabajo conduciendo tranquilamente a 80 kilómetros por hora cuando un coche que iba en dirección opuesta a más de 100 chocó con la divisoria de la autopista, saltó por los aires y fue a caer encima de su automóvil. Los dos conductores murieron instantáneamente.

La compañía de seguros pagó a la viuda de Castell sin demora, aunque normalmente la muerte de alguien que hubiera contratado un seguro de esa clase tan recientemente habría sido largamente investigada. "Este increíble accidente elimina cualquier sospecha", dijo un portavoz de la compañía; "una fracción de segundo de más o de menos en cualquiera de los dos sentidos y habría salido indemne" (The Unexplained: Mysteries of Mind Space and Time, Vol. 1, No. 6).

Ir arriba



La pesadilla que resultó cierta

David Booth tenía noche tras noche la misma pesadilla. Primero oía un ruido de enormes motores fallando; después veía el aparato, un avión de pasajeros perteneciente a la American Airlines, que hacía un viraje brusco, se ponía cabeza abajo y caía al suelo envuelto en llamas. La pesadilla se repitió diez noches seguidas, y para David, un oficinista de 23 años de Cincinnati (Ohio), se convirtió en una obsesión. "Nunca tuve la menor duda de que algo iba a ocurrir", dijo. "No era como un sueño, sino como si yo estuviese allí viéndolo todo; como ver la televisión".

El martes 22 de mayo de 1979 David telefoneó a la Federal Aviation Administration (FAA) al gran aeropuerto internacional de Cincinnati. Llamó también a la American Airlines... y a un psiquiatra de la Universidad de Cincinnati. El 26 de mayo, un reactor de pasajeros DC-10 de la American Airlines se estrelló en el aeropuerto internacional O'Hare de Chicago. Murieron doscientas setenta y cinco personas, en lo que fue el peor accidente aéreo de la historia de los Estados Unidos.

La Federal Aviation Administration había tomado lo bastante en serio a David Booth para tratar de confrontar su pesadilla con la información disponible, pero el resultado no bastaba para tomar medidas. "Fue muy extraño", dijo Jack Barker, del gabinete de prensa de la FAA. "Hubo diferencias, pero también muchas semejanzas. La mayor en cuanto a la compañía y el avión [la FAA había sospechado por la descripción de Booth que se trataba de un DC-10]... y que éste cayó invertido". La descripción onírica del lugar del accidente se parecía, efectivamente, al aeropuerto internacional O 'Hare, pero no lo suficiente como para que alguien pudiese sospechar de antemano que era allí donde iba a tener lugar la catástrofe (The Unexplained: Mysteries of Mind Space and Time, Vol. 1, No. 6).

Ir arriba



La llamada que no existió

Una mañana de 1979, hacia las cinco, Helen Tillotson fue despertada por un urgente golpeteo en la puerta de su apartamento de Filadelfia y por la voz de su madre que decía: "Helen, ¿estás ahí? ¡Déjame entrar!".

Cuando abrió la puerta, su madre, que vivía al otro lado de la calle, le preguntó por qué había ido a llamar a su puerta pocos minutos antes. Helen le explicó que se había acostado a las once y no había vuelto a despertarse. "¡Pero yo te vi! ¡Hablé contigo!", dijo la señora Tillotson, insistiendo en que Helen le había dicho que la siguiera a su casa sin hacer preguntas.

Entonces oyeron la explosión. La había provocado una fuga de gas en la cuadra de la señora Tillotson. Su apartamento quedó medio destrozado. "De haber estado durmiendo allí en ese momento", dijo más tarde el jefe de bomberos, "dudo que hubiese podido escapar con vida" (The Unexplained: Mysteries of Mind Space and Time, Vol. 1, No. 6).

Ir arriba



Predicción fatal

Durante una entrevista grabada el 23 de agosto de 1980 para ser transmitida posteriormente, el "dotado" Alex Tanous hizo una predicción que se cumplió antes de terminar el año.

La entrevista, hecha por Lee Speigel, presentado del programa Unexplained Phenomena, de la emisora NBC, tuvo lugar en la Sociedad de Investigaciones Parasicológicas de los Estados Unidos situada en la calle 73 Oeste de la ciudad de Nueva York, frente los apartamentos Dakota.

Speigel preguntó a Tanous si podía predecir algo que fuese a ocurrir dentro d los próximos meses y tuviese interés para los muchos fanáticos del rock que lo escuchaban. Tanous dijo:
"La predicción que voy a hacer es que una famosa estrella del rock tendrá una muerte intempestiva, y eso puede ocurrir a partir de este momento. Digo intempestiva porque hay en esa muerte algo extraño pero afectará a muchas personas a causa de su fama".
La entrevista grabada fue difundida el 5 de septiembre de 1980. El 8 de diciembre, John Lennon, el mundialmente famoso músico de rock, fue asesinado a la puerta de los apartamentos Dakota, donde residía. Dado que Tanous no había nombrado a nadie en concreto, Spiegel había hecho una lista de seis posibilidades. La encabezaba John Lennon (American Society for Psychical Research Newsletter).

Ir arriba



Lincoln y Kennedy

Dos de las muertes más trágicas y dramáticas de la historia estadounidense, los asesinatos de los presidentes Abraham Lincoln y John Fitzgerald Kennedy, presentan los siguientes paralelismos asombrosos:

[Un billete de 1 dólar, emitido en Dallas sólo dos semanas antes de que fuese asesinado allí JFK, es hoy conocido como el billete del asesinato de Kennedy. Al estar situado en Dallas el decimoprimero de los 12 distritos del Banco de Reserva Federal, el billete lleva la letra K, decimoprimera letra del abecedario, y el número 11 en las cuatro esquinas. El número de serie empieza con K y termina con A. Iniciales de Kennedy Asassination. El 11 significa también noviembre, decimoprimer mes del año, y dos 11 equivalen a 22, la fecha de la tragedia. El número de serie es 1963, el año en que ocurrió el asesinato].
1) Lincoln fue elegido presidente en 1860. Kennedy lo fue exactamente 100 años después, en 1960.

2) Ambos lucharon a fondo por los derechos civiles de los negros.

3) Ambos fueron asesinados un día viernes, en presencia de sus esposas.

4) Las esposas de ambos habían perdido un hijo mientras vivían en la Casa Blanca.

5) Ambos murieron a consecuencia de una bala que les penetró en la cabeza por detrás.

6) Lincoln murió en el teatro Ford. Kennedy halló la muerte en un Lincoln convertible fabricado por la Ford.

7) A los dos los sucedieron vicepresidentes llamados Johnson, que eran demócratas del Sur y antiguos senadores.

8) Andrew Johnson había nacido en 1808; Lyndon Johnson en 1908, exactamente 100 años más tarde.

9) El primer nombre del secretario privado de Lincoln era John, y el último del secretario privado de Kennedy, Lincoln.

10) John Wilkes Booth nació en 1839 (según algunas fuentes). Lee Harvey Oswald en 1939, cien años después.

11) Ambos asesinos eran hombres del Sur de ideas extremistas.

12) Ambos fueron muertos antes de poder comparecer a juicio.

13) Booth disparó a Lincoln en un teatro y huyó a un granero. Oswald disparó a Kennedy desde un almacén y huyó a un teatro.

14) Tanto Lincoln como Kennedy tienen siete letras.

15) Andrew Johnson y Lyndon Johnson tienen ambos 13 letras.

16) John Wilkes Booth y Lee Harvey Oswald tienen los dos 15 letras.

Además, la primera propuesta pública de que Lincoln fuese candidato republicano a la presidencia (en una carta a la Gazette de Cincinnati, 6 de noviembre de 1858) incluía también a un tal John Kennedy como vicepresidente (John P. Kennedy, antiguo secretario de Marina) [Martin Gardner, The Incredible Dr. Matrix, págs. 42-45].

Ir arriba



Test de... ¿inteligencia? (Tomado de PsicoActiva.com y adaptado para el Foro)

Si realmente eres inteligente, debes demostrarlo. A continuación encontraras un test mental, que debe ser contestado en menos de 15 segundos y del cual podrás evaluar tu nivel de inteligencia.

Si te consideras un 'sabelotodo', intenta contestar correctamente las 5 preguntas de este test... Al final, podrás encontrar las respuestas correctas (No bajes para que no veas las respuestas).
1. Algunos meses tienen 30 días; otros 31. ¿Cuántos meses tienen 28 días?

2. Un granjero tiene 17 ovejas y se le mueren 9; ¿Cuántas ovejas le quedan?

3. Tienes que entrar en una habitación fría y oscura y sólo tienes un fósforo. Hay una lámpara de aceite, una vela y una hoguera esperando para ser encendidas. ¿Qué encenderías primero?

4. ¿Cuántos animales de cada especie llevó Moisés en el Arca?

5. Si conduces un autobús con 43 personas desde Santiago y paras en Valdivia: suben 7 personas y bajan 5; en Osorno recoges 4 y bajan 8. Luego, al llegar a Puerto Montt, 20 horas después de haber partido... ¿Cómo se llama el conductor?
Respuestas:
Compara tus respuestas con las correctas:
1.- 12 meses. Todos los meses tienen 28 días o más.

2.- 17 ovejas, aunque 9 muertas... pero ovejas al fin.

3.- Primero encenderías el fósforo... ¿o no?

4.- Ninguno, no era Moisés. El del Arca fue Noé.

5.- El conductor eres tú. ¿Tuviste que releerlo para entenderlo?
Calificación:

Si contestaste 5 buenas, eres inteligente

Si contestaste 4 buenas, eres medianamente inteligente

Si contestaste 3 buenas, no eres muy listo

Si contestaste 2 buenas, eres tonto

Si contestaste 1 buena, eres medio bruto

Si no contestaste ni una, das para ser político
.

Ir arriba



Supersticiones
(Tomado de Planeta Sedna y adaptado para el Foro)


Cuando se formula un deseo, se dice una mentira o se encuentra uno ante un peligro, es costumbre cruzar los dedos, concretamente el mayor sobre el índice. El gesto, que evoca una cruz, conjura la mala suerte y aleja las influencias maléficas, según los supersticiosos. Desde los primeros tiempos del cristianismo se creía que, replegando el pulgar bajo los otros dedos, se alejaba a los fantasmas y malos espíritus, o bien haciendo esa operación con las dos manos y dejando que el pulgar asome entre el índice, dedo consagrado a Júpiter, y el mayor, dedo del pecado dedicado a Saturno. No obstante, algunos autores piensan que, aunque el simbolismo de la santa cruz en este gesto resulta obvio, el origen primero es mucho más primitivo que la cruz cristiana y se remonta a los más antiguos tiempos paganos.

Ir arriba


La extraña tradición de llevar una pata de conejo en el bolsillo para atraer la suerte no nace de este animal, sino de la liebre. En las regiones medievales de Europa existía la creencia de que las brujas se transformaban en liebres para sorber la leche de las mujeres que habían dado a luz. ¿Pero cómo nace esta creencia? Antiguamente, las cabras, vacas, cerdos, liebres y otros animales de granja entraban libremente en la casa de sus amos, ya que la familia aprovechaba su calor corporal para protegerse del frío invernal. Los campesinos criaban liebres para comérselas y las cuidaban con esmero y cariño. De hecho, por ejemplo, los antiguos britanos pensaban que estos animales eran criaturas mágicas que incluso había que evitar ingerir.

Algunos tratados de la época mencionan que las mujeres embarazadas y durante la época de lactancia acostumbraban a sentarse en un rincón del hogar y ponerse en el regazo uno de estos nobles animales para que las calentara. A cambio, dejaban que la liebre tomara de su pecho. La tradición popular, como se ha mencionado, aseveraba que durante la caza de brujas, éstas se transformaban en liebres y se colaban en las casas de los campesinos para salvarse del peligro. Incluso había una manera de reconocer el engaño: si la liebre, una vez atrapada, resultaba difícil de despellejar o cocinar, entonces la bruja se había transformado en animal antes de morir. La idea de que la pata de liebre trae buena suerte nació de la primitiva creencia de que los huesos de sus patas curan la gota y otros reumatismos, así como los calambres. Pero, para ser eficaz, el hueso debía tener una articulación intacta. Por ser tan parecidos, la liebre y el conejo se unieron como frute de las supersticiones relativas a sus virtudes mágicas.

Ir arriba


El gesto actual de taparse la boca cuando bostezamos no obedece sencillamente a la intención de guardar las formas, esconder la dentadura o el deseo de no difundir los gérmenes, sino que tiene un significado más profundo.

En el libro Superstitions of Ireland, de Sperenza Wilde, se puede leer que hacer la señal de la cruz delante de la boca al bostezar impedía que el diablo se introdujese en el cuerpo y estableciera en él su morada. Es por esta razón por lo que las madres cerraban la boca del bebé o hacían la señal de la cruz delante de ella cuando lo veían bostezar. De esta costumbre ancestral deriva el gesto actual de taparse la boca.

Ir arriba


La tradición dice que, para que el día no se tuerza, hay que apoyar en primer lugar el pie derecho. La respuesta a esta costumbre podría hallarse en el mundo de los pescadores. Durante el siglo XIX, ningún pescador en su sano juicio subía a bordo por babor, es decir, el costado izquierdo del barco, aunque resultara incómodo hacerlo por estribor. Parece ser que la superstición nace de la noción de que cualquier cosa zurda era antinatural, idea que se basa en que la mayoría de los seres humanos son diestros.

Por regla general, todo lo que se refiere a la derecha es calificado de favorable por los supersticiosos, quizás alentados por la tradición bíblica, que dice que la derecha corresponde al camino del Paraíso y es la posición en la que están sentados los elegidos por Dios.

La izquierda representa el reverso de la moneda. Los romanos, por ejemplo, hacían presagios observando el vuelo de los pájaros: los que lo hacían hacia este lado eran de mal agüero. De hecho, en latín, izquierda se dice sinester, que dio origen al adjetivo siniestro.

Ir arriba


Antiguamente, la gente crédula buscaba en las sombras que proyectaban los troncos que ardían en la chimenea la imagen de una silueta humana sin cabeza. Esto significaba que la persona que la proyectara moriría antes de la próxima víspera de Navidad. Éste era el plazo para los cristianos, pero en épocas anteriores se utilizaron otras fechas celestiales o estacionales.

No cabe duda de que las sombras ocupan una parte importante de los miedos relacionados con el cuerpo, ya que su presencia o ausencia, como le sucedía al personaje de ficción Peter Pan, estaba relacionada originariamente con creencias religiosas y paganas.

Las interpretaciones más antiguas del cuerpo y el alma afirmaban que la segunda podía, bajo determinadas circunstancias, abandonar la envoltura carnal y alejarse de camino a la otra vida. Para las culturas más primitivas, el alma estaba conectada a las sombras, cuando no eran la misma cosa. Una de las circunstancias en las que la persona podía perder el alma sucedía cuando un vampiro se acercaba por detrás y clavaba la sombra de la víctima en la pared. De este modo, el ente maligno tomaba posesión del cuerpo.

La sombra de los difuntos también había que protegerla de posibles infortunios. En la Europa medieval existía la creencia de que, si una persona moría por la noche y su espíritu —o lo que es lo mismo, su sombra— se alejaba, podía correr el riesgo de que cruzara por una extensión de agua -un río, un lago- y no pudiera llegar a la otra vida. En este caso, la sombra volvía al cuerpo de su dueño y se convertía en un muerto ambulante, una variedad de vampiro. De ahí nació la costumbre de algunos de tapar los barriles que contienen agua de lluvia y el afán de ciertos pueblos por construir puentes.

Ir arriba


Durante muchos siglo antes del cristianismo, lo pueblos célticos de Europa rendían culto a los árboles por considerarlos los templos de la santidad. Se recurría al árbol si la mala suerte visitaba a un hombre bajo la forma de demonio o si iba a librarse una batalla. En estos y otros casos el sacerdote celebraba una serie de ritos y ensalmos en las llamadas enramadas sagradas, equivalentes a las modernas iglesias.

Hay, además, quien dice que las supersticiones referentes a la madera también nacen del material con el que está hecha la cruz de Jesús. Resultado de estas creencias es nuestra costumbre de tocar madera como signo de la buena suerte, ya que ésta atrapa al espíritu maligno y lo hace caer a tierra.

Ir arriba


Ningún supersticioso tendría jamás la osadía de abrir un paraguas dentro de una casa. El origen de este temor se remonta a la época en que los reyes orientales y africanos lo usaban sólo a modo de sombrilla para protegerse de los rayos solares. Debido a su conexión con el astro rey y porque también su forma simboliza el disco solar, abrirlo en un lugar sombreado, fuera de los dominios del Sol, era considerado un sacrilegio.

Es probable que la superstición se reforzara cuando los paraguas llegaron a Europa y empezaron a ser empleados casi exclusivamente por los sacerdotes en los oficios de los difuntos, sin otro fin que protegerse de las inclemencias del tiempo.

Ir arriba


La excepcional resistencia y fortaleza del gato, capaz de salir indemne de situaciones en las que otros animales perecerían con toda seguridad, llevó a la idea de que este felino tenía más de una vida.

No hay duda de que sus hábitos nocturnos, sus ojos refulgentes en la oscuridad, su sobresaliente agilidad y su pose majestuosa contribuyeron a que nuestros antepasados sintieran una especial admiración, e incluso veneración, por este animal. Se cuenta que, por ejemplo, Mahoma se cortó la manga de su vestimenta para no perturbar el sueño de su gato que dormía sobre ella. El profeta veía en él “una criatura digna del mayor respeto y de un tratamiento afectuoso”.

La razón de que a los gatos se les otorgue popularmente hasta siete vidas tiene posiblemente un origen esotérico. Existen muchas culturas para las que los números poseen una significación concreta. En nuestro caso, el siete fue considerado en la Antigüedad un número de la buena suerte.

Ir arriba


La antiquísima costumbre de vestir de negro en los funerales, muy extendida en toda la cultura occidental, pretende significar una manifestación de respeto hacia el difunto. Sin embargo, la procedencia de esta tradición no está tan clara. Distintos estudios antropológicos coinciden en señalar como su posible origen el miedo ancestral de los vivos a ser poseídos por los espíritus de los muertos. Así, en los ritos funerarios, los hombres primitivos pintarían sus cuerpos de negro para impedir, al quedar camuflados, que el alma del fallecido encontrara un nuevo cuerpo donde asentarse.

Esta hipótesis es corroborada por el hecho de que los habitantes de ciertas tribus africanas cubran su piel con cenizas blancas en los funerales, escondiendo así el color negro de su epidermis a la vista de los espíritus. Algo parecido sucede también en la India, donde tradicionalmente el color del luto es blanco, en contraposición a la tez morena de sus habitantes.

Ir arriba


Las supersticiones relativas al espejo se cuentan entre las más citadas en todo el Occidente cristiano, quizás por su uso adivinatorio. La catoptromancia, es decir, el arte de adivinar por el espejo, procede de Persia y, aunque tuvo un relativo éxito durante la antigua Grecia y la Edad Media, fue duramente perseguida por la Iglesia.

Es probable, sin embargo, que estas supersticiones obedezcan a la idea de que nuestro reflejo es otra versión del original y, si causamos desperfectos en el espejo, nos hacemos daño a nosotros mismos. Así, dañar el espejo es hacer lo mismo con el alma, y aquí es donde entra la superstición de que la rotura de un espejo trae mala suerte durante siete años. Este período se debe a la creencia de que el cuerpo experimenta un cambio en la constitución fisiológica cada siete años.

Ir arriba


Procedente de Italia, la creencia de que las herraduras atraen la buena suerte era muy tenida en cuenta por la gente de los pueblos. Clavada o colgada en una puerta, este objeto atraería las energías del cielo. La herradura simboliza la fuerza del caballo y su enorme utilidad, al menos en tiempos pasados, en las labores del campo y en las guerras. Vuelta al lado derecho y en posición horizontal representa la C, inicial de Cristo.

Otra leyenda atribuye a San Dunstan el haber otorgado a la herradura, colgada sobre la puerta de una casa, un poder especial contra el mal. Herrero de profesión pero que llegaría a ser arzobispo de Canterbury en el año 959, Dunstan recibió un día la visita de un hombre que le pidió unas herraduras para sus pies, unos pies de forma sospechosamente parecida a pezuñas. Dunstan se dio cuenta de que se trataba de Satanás y explicó que, para realizar su tarea, era necesario encadenarlo a la pared. Así, el santo procuró que su trabajo resultara tan doloroso que el propio Diablo encadenado le pidió misericordia.

Dunstan se negó hasta que el diablo juró no entrar nunca en una casa donde hubiera una herradura colgada sobre la puerta. Pero no podía colgarse de cualquier forma; sus extremos debía estar hacia arriba, pues de lo contrario su reserva de suerte se vaciaba.

Ir arriba


Mala suerte, si esto le ocurre al manipular el salero, a menos que se apresure a tomar una pizca y arrojarla por encima del hombro izquierdo “directamente a la cara del diablo”. Porque éste es el sitio desde el que Pedro Botero, es decir, el diablo, espera paciente a que nuestra naturaleza pecadora renuncie al alma para siempre. La sal arrojada no tiene otro fin que cegarlo temporalmente, para que el espíritu tenga tiempo de volver a quedar afianzado por la buena suerte. Desde la Grecia antigua, la sal ha tenido un gran poder simbólico: procede de la Madre Tierra, del mar; las lágrimas y la saliva son saladas; y conserva, condimenta y enriquece los alimentos.

Ir arriba


La oreja es objeto de numerosos simbolismos entre las civilizaciones orientales y africanas: representa desde la inteligencia cósmica del mito hindú de Vaishvánara, hasta la sexualidad para las tribus dogon y bambara, de Malí. Curiosamente, entre los chinos, las orejas largas son signo de sabiduría e inmortalidad. Se dice que las orejas de Lao-tse medían unos 17 centímetros. Se apodaba, además, orejas largas.

Muy probablemente, nosotros hemos heredado de alguna forma esta costumbre supersticiosa. Tirando de las orejas, manifestamos el deseo de que la persona felicitada tenga larga vida y adquiera cada vez mayor sabiduría.

Ir arriba


Los egipcios y griegos veían en el estornudo un augurio. Así, era bueno estornudar por la tarde, mientras que hacerlo al levantarse de la cama o de la mesa podía ser nefasto. Aquel que había estornudado al nacer era tenido por dichoso. El estornudo hacia la izquierda era un signo de mal agüero, pero de bueno, hacia la derecha. En todos los casos, los griegos exclamaban ¡Vivid! y ¡Que Zeus te conserve! Por su parte, los romanos empleaban la expresión, ¡Salve!, ante tal circunstancia; y serían los primeros cristianos quienes sustituyeron la invocación a dioses paganos por el suyo.

Se dice que durante la epidemia de peste que hubo en Roma en el año 591, bajo el pontificado de Gregorio I, lo afectados morían estornudando, y que de tal circunstancia proviene el ¡Dios te bendiga!, que más tarde se simplificaría diciendo ¡Salud!, ¡Jesús! o expresiones semejantes.

Ir arriba


Es superstición entre los actores, sobre todo de teatro, no salir a escena con ropa amarilla, ya que puede conducir al fracaso o a cosas aún peores. La razón de este miedo escénico reside en el dramaturgo y actor francés Jean-Baptiste Poquelin (1622-1673), llamado Moliére.

En febrero de 1673, Moliére estrenó el ballet-comedia El enfermo imaginario, que toma por blanco de su sátira a los médicos. Pocos días después del estreno, en plena representación, el dramaturgo se sintió indispuesto, y murió unas horas más tarde en su domicilio. En la representación, Moliére vestía ropas de color amarillo.

Ir arriba


En el mundo del misticismo, los gatos son portadores de un poder mágico infinitamente superior al del hombre. Con toda probabilidad, esta antigua creencia deriva de la adoración a la diosa egipcia Bubastis, que tenía forma de gato. Los egipcios estaban convencidos de que los gatos poseían alma, y prueba de ello son los restos momificados de estos felinos, que se cuentan por miles, hallados en las excavaciones arqueológicas.

En la Edad Media, las brujas convirtieron al gato negro en un elemento imprescindible para efectuar sus rituales y hechizos. Hoy en día, los supersticiosos temen al gato negro que se cruza en su camino. Este hecho representa con claridad el conflicto que existía entre la Iglesia, la cruz y las prácticas paganas de la brujería.

Ir arriba


Esta y otras supersticiones asociadas a las escaleras están relacionadas con el miedo al patíbulo. Antiguamente, debido a la gran altura que éste solía tener, había que usar una escalera de mano para colocar la soga en la posición correcta, así como para retirar después el cadáver del condenado. Cualquiera que pasara por debajo de la escalera corría el peligro de encontrarse con el muerto. De ahí viene la superstición.

Ir arriba


Desde tiempos remotos, el número 13 ha sido fatídico, debido principalmente a la muerte violenta que sufrieron varios dioses decimoterceros de la Antigüedad y, ¡cómo no!, a la suerte del decimotercer invitado en la Última Cena de Jesús. Por otro lado, el viernes adquirió en el mundo sajón su reputación de día nefasto, debido a la muerte de Jesús. Obviamente, la coincidencia del número 13 y del día viernes no puede ser de peor agüero.

Ir arriba


En la actualidad, se adornan las sepulturas con flores como muestra de afecto, pero la intención original no era otra que la de proporcionar algo vivo con el fin de dar felicidad. La corona circular, colocada sobre la tumba o la puerta principal del cementerio, encerraba simbólicamente el espíritu y le impedía volver.

Ir arriba

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?
Laura Plitt
Tomado de "BBC Mundo, Medio Ambiente"

"La gallina, hasta que alguien diga lo contrario".

Así respondió, medio en broma medio en serio, el científico Mark Rodger a la clásica pregunta: ¿qué fue primero, el huevo o la gallina? Si bien éste no es el tema sobre el cual gira el estudio de este investigador británico, casi sin quererlo su trabajo ofrece una nueva mirada a este ejercicio de lógica básica.
Según descubrieron Rodger y sus colegas de la Universidad de Warwick y Sheffield -ambas en Inglaterra-, una proteína hallada en los ovarios de las gallinas, la ovocledidina-17 (OC-17), cumple una función vital en la formación de la cáscara de huevo.
"Nuestro estudio nos hace detenernos por un momento y pensar si el huevo del que salió la primera gallina fue realmente un huevo de gallina. Tuvo que haber un embrión que se transformó en la primera gallina, pero el 'huevo' que pusieron sus progenitores no tendría el aspecto de un huevo de gallina tal y como lo conocemos hoy día", explica Rodger a BBC Mundo.

Aunque muchos le hayan dado vueltas y vueltas a la pregunta, en términos científicos la cuestión no es necesariamente un gran dilema y, según el investigador, "nunca tendrá una respuesta definitiva, en el sentido de que no se puede verificar de acuerdo a métodos científicos". "No es una pregunta bien planteada, pero sí un buen ejercicio de lógica que es interesante considerar", agrega.

(...)

La conclusión más importante, destaca el equipo, "es que ahora nuestros modelos de computadora son lo suficientemente buenos para analizar algo tan complejo como la formación biológica de un material y brindarnos información sobre el proceso". Y para aquellos a los que la pregunta sobre el huevo y la gallina les quitaba el sueño, esta investigación ya les dio la respuesta que tanto buscaban.

Ir arriba