«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]
Ing. Nemen Hazim
Graduado Magna Cum Laude (MCL) en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD - 28/10/1977). Estudios complementarios en Estados Unidos, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Argentina y Uruguay. En República Dominicana fue Ayudante de Profesor en la UASD; Director de las Escuelas de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica y profesor en la Universidad Central del Este (UCE); y Gerente de Turbinas de Gas y Motores Diésel en la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE). En Puerto Rico fue Encargado de Proyectos en Caribbean Electrical Industrial Services Corporation (CEISCO) y Co-dueño de la empresa Ingeniería Eléctrica y Mecánica (INGELMEC)...

Pulse si desea escuchar música relajante de fondo...

lunes, marzo 06, 2017

El PLD, la peor pesadilla que ha vivido República Dominicana

Los gobiernos del PLD han sido una desgracia para la sociedad dominicana. Las desviaciones de la sociedad hatera que quedó conformada a mediados del siglo XVI con la extinción del comercio azucarero resurgirían de nuevo en el Partido de la Liberación Dominicana como las cucarachas, que "por su aspecto y el peligro que representan son los insectos que despiertan más sentimientos de desagrado y fobia"


Desde que Cristóbal Colón puso sus pies en lo que hoy es República Dominicana, hemos vivido pesadilla tras pesadilla; y cada una ha servido, con carácter de exclusividad, para castrar la sociedad, diferente a lo que ha sucedido con otros países que, a pesar de sus grandes tragedias, han alcanzado elevados niveles de desarrollo y civilización. Las desgracias sufridas por estas naciones, aunque dejaron destrucción y millones de muertos, les permitieron, por haber padecido hambre, desolación y dolor, transitar por caminos de superación, integradores de valores humanos, que los han llevado a establecer, en la generalidad, sociedades de individuos rectos, probos e intachables.