«A mí me inspira mi pueblo y su destino. A mí no me inspiran ni me preocupan el dinero y las riquezas. A mí me inspira, me seduce, el ejemplo de los hombres como Simón Bolívar, como San Martín, como Sucre, como Eugenio María de Hostos, como Máximo Gómez... de esos hombres libertadores que, como bien lo dice otro gigante de la América Nuestra, el Apóstol José Martí, “hacen pueblos y son más que hombres”» (Juan Bosch)
Ing. Nemen Hazim
Graduado Magna Cum Laude (MCL) en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD - 28/10/1977). Estudios complementarios en Estados Unidos, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Argentina y Uruguay. En República Dominicana fue Ayudante de Profesor en la UASD; Profesor y Director de las Escuelas de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica en la Universidad Central del Este (UCE); y Gerente de Turbinas de Gas y Motores Diésel en la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE). En Puerto Rico fue Encargado de Proyectos en Caribbean Electrical Industrial Services Corporation (CEISCO) y Co-dueño de Ingeniería Eléctrica y Mecánica (INGELMEC)...

2010-10-25

Obsesión de Franklin Mirabal con Pedro Martínez

Puritanismo estúpido de un mediocre de la prensa deportiva dominicana


Este será un extenso artículo en el que mostraremos cómo la mediocridad lleva a una persona a desconocer los méritos muy bien ganados por otra. Específicamente nos referimos a Franklin Mirabal, cuya obsesión con Pedro Martínez -uno de los mejores lanzadores del béisbol de Grandes Ligas de todos los tiempos- lo ha llevado a dejarlo fuera en "Los cien grandes", última revista de su autoría.

2010-10-16

La guagua va en reversa

La triste realidad de un tema de Juan Luis Guerra


¡Qué pena que nuestro país, la República Dominicana, sólo sirva para enriquecer a los políticos y que los políticos sólo sirvan para joderlo!

2010-10-10

Comunistas, perredeístas y Juan Bosch

Enemigos, compañeros y discípulos de Juan Bosch


Desde el 1985, uno o dos años después de haber dejado la militancia en el PLD –aunque no la adhesión y la colaboración-, y mostrándose como una paradoja, comenzamos a leer los escritos del profesor Juan Bosch, más allá de los pequeños folletos que elaboró para el desarrollo de los Círculos de Estudios, primero en el PRD y luego en el PLD.