«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

25 de octubre de 2010

Obsesión de Franklin Mirabal con Pedro Martínez

Puritanismo estúpido de un mediocre de la prensa deportiva dominicana. Específicamente nos referimos a Franklin Mirabal, cuya obsesión con Pedro Martínez -uno de los mejores lanzadores del béisbol de Grandes Ligas de todos los tiempos- lo ha llevado a dejarlo fuera en "Los cien grandes", una revista de su autoría


Este será un extenso artículo en el que mostraremos cómo la mediocridad lleva a una persona a desconocer los méritos muy bien ganados por otra. Específicamente nos referimos a Franklin Mirabal, cuya obsesión con Pedro Martínez -uno de los mejores lanzadores del béisbol de Grandes Ligas de todos los tiempos- lo ha llevado a dejarlo fuera en "Los cien grandes", última revista de su autoría.

Antes de pasar a analizar dicha publicación, hemos considerado prudente transcribir 85 artículos del Sr. Mirabal que aparecen en la página http://www.impactodeportivo.com.do. La reproducción de esa increíble cantidad de "escritos" -si es que se les puede llamar así- alusivos a Pedro Martínez se hará respetando la fidelidad de los mismos. Las faltas ortográficas y el irrespeto a los puntos, las comas y los acentos son de la exclusiva responsabilidad de su autor. Los puntos entre paréntesis expresan la omisión de uno o varios fragmentos del texto original. Los "escritos" no tienen fecha y se transcriben tal y como aparecen en la página -en el mismo orden-, siendo la de arriba la última publicación y la de abajo la más antigua.

16 de octubre de 2010

La guagua va en reversa

La triste realidad de un tema de Juan Luis Guerra. «Tú me prometiste una guaracha / para yo animar mi fiesta, / y me prometiste una maraca, ¡oye!, / de un iguano y fruta seca... ¡vaya usté a vé! / ¿Donde esta la fiesta, la guaracha? / ¿Dónde está la fruta seca? / ¿A dónde va el ordeño de la vaca? / Al bidón de las promesas. / Tira la palanca y endereza / que la guagua va en reversa...»


¡Qué pena que nuestro país, la República Dominicana, sólo sirva para enriquecer a los políticos y que los políticos sólo sirvan para joderlo!

¡Qué pena que nuestro pueblo, el dominicano, se deje coger de pendejo por los políticos y que los políticos sólo sirvan para coger de pendejo a los "pendejos del pueblo"!

¡Qué pena que nuestra sociedad, la dominicana, se deje humillar por los políticos y que los políticos sólo sirvan para burlarse de ella!

¡Qué pena!

Nemen Hazim
San Juan, Puerto Rico
16 de octubre de 2010

10 de octubre de 2010

Comunistas, perredeístas y Juan Bosch

Enemigos, compañeros y discípulos de Juan Bosch. La vida pulcra, honesta e impecable; la formulación de las extraordinarias teorías sociopolíticas; el cabal conocimiento de la sociedad dominicana y del exilio; la dignidad, entereza y firmeza de carácter; y los valores morales y éticos, se conjugan en la figura de Juan Bosch convirtiéndolo en paradigma


Desde el 1985, uno o dos años después de haber dejado la militancia en el PLD –aunque no la adhesión y la colaboración-, y mostrándose como una paradoja, comenzamos a leer los escritos del profesor Juan Bosch, más allá de los pequeños folletos que elaboró para el desarrollo de los Círculos de Estudios, primero en el PRD y luego en el PLD.

Recordamos que, mucho antes de esa fecha, para los primeros años de la década de los setenta, sentíamos “repulsión” por la orientación política de Juan Bosch y por su organización -el Partido Revolucionario Dominicano-. En esos años éramos, influenciados por la corriente “uasdiana”, “pichones de comunistas”, y nos manteníamos cacareando a Marx y a Engels sin haberlos leído con algún criterio científico.