«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

12 de septiembre de 2009

Perdón, Dr. Balaguer

¡Qué injustos fuimos! Le pedimos perdón, Dr. Balaguer, porque quien gobierna su nación, que criticaba todo lo que Ud. hacía -como nosotros-, hizo algo peor a lo que Ud. cuando puso su cargo a disposición del jefe del Estado norteamericano; Leonel Fernández exoneró de culpas a cualquier soldado norteamericano que lesione la soberanía o que le quite la vida a uno o a millones de dominicanos


Perdón por difamarlo e injuriarlo por la “siembra de varilla y cemento” que caracterizó sus gobiernos.

Perdón por criticar tan groseramente sus célebres palabras “la corrupción se detiene en la puerta de mi despacho”.

Perdón por insultarlo cuando expresó que “la Constitución es un pedazo de papel”.

Perdón por todos los improperios que escaparon de nuestra boca cuando dijo “estoy ciego, sordo y mudo”, al ser citado por el caso Orlando Martínez.

Perdón por odiarlo tanto, hasta el punto de abandonar nuestro país para no soportarlo más como jefe del Estado dominicano.