«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

22 de mayo de 1998

Análisis al proceso electoral

Resultados no son los que se esperaban. Es muy poco lo que tiene que hacer el PLD para encontrar de nuevo el camino, no "el nuevo camino"; el PLD tiene que ser únicamente el de hace 10 años, tiene que ser necesariamente el partido ortodoxo que llenó de gloria su existencia y por el que luchó gran parte de su vida el profesor Juan Bosch


Diversas son las razones que llevaron al Partido de la Liberación Dominicana a obtener una votación que no le permitirá conformar un congreso como originalmente fue concebido durante la campaña previa a los comicios. Antes de pasar a analizar dichas causas queremos presentar un cuadro detallado de lo que reflejan los números finales de esta contienda, proyectado en términos generales, para llegar a interesantes conclusiones que, a nuestro modo de ver, se derivan del evento pasado.

Primero pasemos a analizar la Gráfica #1, Comportamiento Con Base en el Total, que se anexa a la presente. De esta gráfica se desprenden resultados importantes: primero, la abstención, mostrada en un porcentaje extraordinario, que se corresponde casi con la mitad de la población votante y, segundo, la inclusión del porcentaje de los aliados del PRD en el porcentaje total de este, que bajo una nueva realidad dejarán, a partir de los certámenes venideros, de ser los aliados naturales de un PRD sin Peña Gómez, quien se constituía en el elemento catalizador de dichas alianzas.

De la abstención podemos decir lo siguiente:

22 de febrero de 1998

¿Para qué?

Las deformaciones de la baja pequeña burguesía. “La pequeña burguesía, en su movilización a otros horizontes, ha arrastrado hábitos, costumbres y patrones de comportamiento similares a los que le sustentan en la patria de origen...


Quizás compartiendo la misma preocupación, tanto el que dirige el periódico Hablando, como quien suscribe, habíamos conversado acerca de la elaboración de un artículo que tratara el comportamiento de los dominicanos en el exterior. La conversación al respecto habría de producirse una semana antes de que por los medios radiales la idiosincrasia característica de la baja pequeña burguesía se manifestara en todo su “esplendor”.

Hemos hecho un intento agotador por llevarles a nuestros lectores las razones principales del comportamiento en cuestión; hemos realizado varios ensayos, pero llegamos a la conclusión de que todo lo que podamos decir en estos momentos se ha manifestado en ocasiones anteriores con mucha propiedad, sobre todo con la abierta exposición que hace el profesor Juan Bosch en muchos de sus libros acerca de la conducta típica de la pequeña burguesía.

El caso de la doble posición, que consiste en vivir al mismo tiempo en dos niveles, uno social y otro económico; el de la apariencia política, en el que los hombres y mujeres se hacen pasar por revolucionarios y a la vez fungen como agentes del servicio secreto para delatar planes delineados en la organización revolucionaria;

27 de enero de 1998

Extraños valores

La norteamericana, sociedad de extraña moral. Mientras Clinton hace lo que es una “costumbre” en la mayoría de los seres humanos adultos -incluyendo los de su país-, su pueblo, su sistema, y su prensa convierten un problema de faldas en algo monstruoso, reacción que no manifiestan frente al genocidio contra el pueblo iraquí o frente al criminal bloqueo al que tienen sometido al pueblo cubano


Mientras el presidente de los Estados Unidos Bill Clinton hace acopio de la ecuanimidad y la sensatez requeridas en este determinado momento del acontecer político internacional -dos virtudes de tal magnitud conjugadas en uno de los tantos jefes de Estado que ha tenido la nación más poderosa del planeta Tierra-, la violación de una disposición legal propia de una “sociedad manipulada por la hipocresía” podría inducir a que tales “cualidades” se inviertan hacia una salida no deseada por parte del mandatario norteamericano en lo que respecta a los dos tópicos de mayor relevancia internacional de estos tiempos: la crisis de Irak, con la negativa de su gobierno -que por derecho propio le corresponde- a que los lugares considerados de seguridad nacional sean inspeccionados por los que conforman el grupo que representa la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y la eliminación del bloqueo a Cuba.

Es muy preocupante que en el mismo momento en que se busca una solución diplomática a la situación de Irak y el Jefe de la Iglesia Católica está de visita en Cuba reuniéndose con Fidel Castro para buscar soluciones alternas a los problemas del embargo y de la neo liberalización económica