«A mí me inspira mi pueblo y su destino. A mí no me inspiran ni me preocupan el dinero y las riquezas. A mí me inspira, me seduce, el ejemplo de los hombres como Simón Bolívar, como San Martín, como Sucre, como Eugenio María de Hostos, como Máximo Gómez... de esos hombres libertadores que, como bien lo dice otro gigante de la América Nuestra, el Apóstol José Martí, “hacen pueblos y son más que hombres”» (Juan Bosch)

1998-05-22

Análisis al proceso electoral

Resultados no son los que se esperaban


Diversas son las razones que llevaron al Partido de la Liberación Dominicana a obtener una votación que no le permitirá conformar un congreso como originalmente fue concebido durante la campaña previa a los comicios. Antes de pasar a analizar dichas causas queremos presentar un cuadro detallado de lo que reflejan los números finales de esta contienda, proyectado en términos generales, para llegar a interesantes conclusiones que, a nuestro modo de ver, se derivan del evento pasado.

Primero pasemos a analizar la Gráfica #1, Comportamiento en Base al Total, que se anexa a la presente. De esta gráfica se desprenden resultados importantes: primero, la abstención, mostrada en un porcentaje extraordinario, que se corresponde casi con la mitad de la población votante y, segundo, la inclusión del porcentaje de los aliados del PRD en el porcentaje total de éste, que bajo una nueva realidad dejarán, a partir de los certámenes venideros, de ser los aliados naturales de un PRD sin Peña Gómez, quien se constituía en el elemento catalizador de dichas alianzas.

De la abstención podemos decir lo siguiente:

1.‑ Una cantidad significativa de votantes inscritos no acudiría a las urnas porque la característica primordial del certamen así lo reflejaría. Era de esperarse que estas elecciones, que no ponían en juego la candidatura presidencial, tendrían una participación menor por parte de los que tienen el derecho de, bajo un sistema democrático, decidir cada cierto tiempo los destinos de la conducción política del Estado.

1998-02-22

¿Para qué?

Las deformaciones de la baja pequeña burguesía


Quizás compartiendo la misma preocupación, tanto el que dirige el periódico Hablando, como quien suscribe, habíamos conversado acerca de la elaboración de un artículo que tratara el comportamiento de los dominicanos en el exterior. La conversación al respecto habría de producirse una semana antes de que por los medios radiales la idiosincrasia característica de la baja pequeña burguesía se manifestara en todo su “esplendor”.

Hemos hecho un intento agotador por llevarles a nuestros lectores las razones principales del comportamiento en cuestión; hemos realizado varios ensayos, pero llegamos a la conclusión de que todo lo que podamos decir en estos momentos se ha manifestado en ocasiones anteriores con mucha propiedad, sobre todo con la abierta exposición que hace el profesor Juan Bosch en muchos de sus libros acerca de la conducta típica de la pequeña burguesía.

El caso de la doble posición, que consiste en vivir al mismo tiempo en dos niveles, uno social y otro económico; el de la apariencia política, en el que los hombres y mujeres se hacen pasar por revolucionarios y a la vez fungen como agentes del servicio secreto para delatar planes delineados en la organización revolucionaria; el camino de la corrupción, que es el camino idóneo para alcanzar estatus económico, social y político; las prácticas del chisme y la calumnia, muy utilizadas por aquellos que tienen acceso a los medios de comunicación y que sirven para destruir reputaciones y acciones de buena voluntad; la revelación como neopatriotas, definición que se ubica en los que hacen patria comercializando las gestas más valiosas de nuestra historia; la práctica de la mentira, comúnmente usada para aparentar documentación, sabiduría y prestigio social... son muchas de las “cualidades” de la pequeña burguesía.

1998-01-27

Extraños valores

La norteamericana, sociedad de extraña moral


Mientras el presidente de los Estados Unidos Bill Clinton hace acopio de la ecuanimidad y la sensatez requeridas en este determinado momento del acontecer político internacional -dos virtudes de tal magnitud conjugadas en uno de los tantos jefes de Estado que ha tenido la nación más poderosa del planeta Tierra-, la violación de una disposición legal propia de una “sociedad manipulada por la hipocresía” podría inducir a que tales “cualidades” se inviertan hacia una salida no deseada por parte del mandatario norteamericano en lo que respecta a los dos tópicos de mayor relevancia internacional de estos tiempos: la crisis de Irak, con la negativa de su gobierno -que por derecho propio le corresponde- a que los lugares considerados de seguridad nacional sean inspeccionados por los que conforman el grupo que representa la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y la eliminación del bloqueo a Cuba.

Es muy preocupante que en el mismo momento en que se busca una solución diplomática a la situación de Irak y el Jefe de la Iglesia Católica está de visita en Cuba reuniéndose con Fidel Castro para buscar soluciones alternas a los problemas del embargo y de la neoliberalización económica -tal y como quedó plasmado por las últimas palabras pronunciadas por el Papa al momento de su despedida en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, el 25 de este mes-, se dé a conocer a la luz pública la noticia de que el presidente Clinton cometió adulterio, como si esto fuera el fin de la humanidad.
Ing. Nemen Hazim
Graduado Magna Cum Laude (MCL) en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD - 28/10/1977). Estudios complementarios en Estados Unidos, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Argentina y Uruguay. En República Dominicana fue Ayudante de Profesor en la UASD; Profesor y Director de las Escuelas de Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica en la Universidad Central del Este (UCE); y Gerente de Turbinas de Gas y Motores Diésel en la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE). En Puerto Rico fue Encargado de Proyectos en Caribbean Electrical Industrial Services Corporation (CEISCO) y Co-dueño de Ingeniería Eléctrica y Mecánica (INGELMEC)...