«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

8 de octubre de 2002

Pedro Martínez: el mejor

Disputa "Cy Young" Liga Americana. Pedro supera en casi todos los departamentos a Derek Lowe y a Barry Zito, siendo este último el favorito de parte de la prensa deportiva norteamericana y de algunos "títeres" dominicanos que no tienen idea de que las estadísticas están disponibles en un gran número de direcciones en la Internet


Los lectores se han acostumbrado a leer artículos y/o ensayos políticos publicados por quien firma este trabajo; si las expectativas con respecto al presente son las mismas queremos pedir disculpas pues hoy vamos a presentarles algo completamente diferente en el contenido, aunque en el análisis la conducta será la misma.

Como puede observarse en el titular, estaremos hablando de Pedro Martínez, nuestro estelar lanzador que en Grandes Ligas milita con el equipo Medias Rojas de Boston, pero estaremos hablando con estadísticas, para que el lector pueda concluir, como nosotros, por qué PEDRO ES EL MEJOR.

Primero vamos a presentar una comparación entre los principales contendores al premio "Cy Young" para la temporada 2002 (Liga Americana) que acaba de concluir en su etapa regular, premio que se otorga en cada liga al mejor lanzador.

PEDRO MARTÍNEZ

5 de marzo de 2002

Profesor Juan Bosch

El populismo desvirtúa la esencia del PLD. Lo más importante en estos momentos es fortalecer al PLD, recuperar la dignidad, la disciplina y sobre todo la convicción ideológica que se requiere para que desde el mismo poder se le brinde al pueblo los frutos de sus enseñanzas


A las 8:12 p.m. del martes 5 de marzo del presente año 2002 mi hija Yelena me llamó para que me sentara a su lado en el sofá de la sala a ver una película de Jennifer López titulada “The Wedding Planner”. Su entusiasmo me obligó a aceptar la invitación sin hacer comentarios. Justo a las 8:15 p.m., tres minutos después, asomó a mi memoria el recuerdo de la compra de unos libros que hice el sábado 2 de marzo mientras buscaba por enésima vez la edición en disco compacto del Himno Nacional dominicano que, según me han dicho, contiene ocho interpretaciones diferentes.

En el afán desmedido por encontrar el CD, y ante la información negativa recibida por uno de los encargados de Cuesta, Centro del Libro, en el Centro Comercial Nacional, decidí revisar lo nuevo que se ha escrito en República Dominicana sobre Ud. y los acontecimientos relacionados con el golpe de Estado de 1963 y la Revolución de Abril de 1965. Es norma que cuando visito mi país, que es el suyo, traiga a mi residencia en San Juan, Puerto Rico, todo material de lectura que me refresque su historia, sobre todo la reciente, en la que su figura jugó un papel estelar que quizás, si el tiempo lo permite, podamos analizar.