«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

26 de noviembre de 2011

Soldado del Pueblo y Militar de la Libertad: ¡al Panteón Nacional!

Urge llevar al Panteón Nacional al más honesto y revolucionario de los militares dominicanos. Con el convencido conocimiento de la grandeza que adorna al coronel Rafael Fernández Domínguez, reconozcamos sus excepcionales virtudes y hagamos de él un prócer; ¡llevemos sus restos inmortales al Panteón Nacional!


Decíamos, el 31 de mayo de 2008, en un artículo publicado en este mismo foro titulado "El día de La Libertad", lo siguiente:

"Víctor Grimaldi y Hamlet Hermann se han caracterizado por realizar valiosas investigaciones científicas acerca de nuestra historia reciente. Coincidimos totalmente con ambos en que el día que debe ser declarado como el Día de La Libertad es el 24 de abril del 1965, 'por ser el verdadero símbolo de la libertad individual y nacional del pueblo dominicano' y 'por conmemorar la rebelión constitucionalista y la guerra patria de 1965', tal y como expresaran, en el orden establecido, participando por separado en actividades relacionadas con el 30 de mayo, día al que se le quiere recordar, por el magnicidio, como el precursor de la libertad del pueblo dominicano.

"… El 24 de abril de 1965… (es el, nh) acontecimiento más importante protagonizado por el pueblo dominicano en el Siglo XX, en una jornada popular y militar mediatizada por la usurpación del suelo patrio por las Fuerzas Armadas norteamericanas durante los años 1965 y 1966" - Víctor Grimaldi.

25 de noviembre de 2011

La dominicana, una sociedad para el crimen

Una necesaria ampliación a lo escrito en 'Facebook'. En primera persona, como muestra de solidaridad ante el dolor personal y colectivo...


En 1988, para septiembre, vislumbraba lo que iba a pasar, desde el punto de vista social y económico, en la República Dominicana (políticamente todo estaba definido: los peores gobiernos del PRD habían traído de vuelta los malos de Balaguer).
-Me anticipaba a la crisis en la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE), sobre la que advertí al entonces Secretario Técnico de la Presidencia, Guillermo Caram, en una visita que le cursé en su despacho del Palacio Nacional.

-Me anticipaba a "la escasez de todo" de los inicios de los noventa, que me obligó a cambiar el traje por los "jeans" en los vuelos a la República Dominicana pues, en cada uno, y por el nacimiento de mi hija, tenía que cargar hasta azúcar, la insignia del sistema productivo dominicano, que escaseaba como casi todo, desde la gasolina hasta la leche; desde el agua hasta la pasta de tomate; desde el aceite hasta la luz...

-Me anticipaba a la selva que se instauraría en el país si las drogas tomaban las calles dominicanas.

18 de noviembre de 2011

España, entre la espada y la pared

Tiempo de pedir reflexión a los españoles, que van a las urnas a decidir su futuro y algo más. No solo está en juego el futuro de España; está en juego, además, el futuro inmediato de la paz mundial


Las decisiones tomadas por José Luis Rodríguez Zapatero -jefe del Gobierno- y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), durante la crisis financiera que vive el mundo (creada por el capitalismo norteamericano), quizás no hayan sido las mejores, pero tampoco las peores. ¿Se han preguntado en algún momento cuál sería la situación actual de España si el Partido Popular (PP) hubiese estado gobernando?

No hay que ser adivino para saber la respuesta: los parados serían muchísimos más que los actuales; la salud y la educación hubiesen recibido duros golpes con los recortes que hubiese implementado la derecha; las pensiones estarían en este momento severamente afectadas; y los derechos conquistados por el pueblo español, durante el ejercicio del poder por parte de los socialistas, entrarían en una etapa de desconocimiento que mantendría en zozobra a toda la sociedad.

9 de noviembre de 2011

Sara Pérez, una extraordinaria dominicana

Comentario a "Una Respuesta al Profesor José Tavárez", escrito de Sara Pérez del 9 de noviembre publicado en Acento.com.do


Sara, lo de hoy traspasa los niveles más altos de exquisitez que el regaño haya podido alcanzar en los medios escritos. Aunque, visto de manera formal, se pierde el encanto que el ambiente natural que lo acoge -el dominicano- le proporciona. Por tanto, y como expresión genuina de tu respuesta, se puede gritar que este es “uno de los boches más extraordinarios que ha recogido la prensa nacional” (entiendo que con la globalización no está muy lejos de convertirse en una joya universal, dada la esencia “digital” del periódico).

Lo bueno de esta manifestación -la criolla, no la genérica- es la espontaneidad con que se hilvanan las palabras para adherirle cinismo, ironía y sarcasmo a la observación que, como respuesta, se produce en el mismo ambiente en que se origina la nota. De haberte llegado “subrepticiamente”, estaríamos hoy leyendo sobre algún otro tópico… quizás erótico… quizás político.

Como la filosofía no es mi fuerte, permíteme complementar tus palabras con dos observaciones que me proporciona el raciocinio, que es lo que aprendí a desarrollar en mi querida UASD de los inicios de los setenta y lo que he podido perfeccionar con el discurrir de los años.