«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

7 de julio de 2015

The New York Times no miente, insulta y adultera; es el gobierno

Es el gobierno el que miente y tergiversa. Más que criticar a The New York Times, que pocas veces ha actuado con justicia y sensatez con respecto a la República Dominicana, deberíamos agradecerle por quitarle la máscara a la mentira. En un país en el que casi la totalidad de la prensa ha sido comprada con dinero del pueblo se hace prácticamente imposible que alguno de los grandes medios se tire a la arena a defender las causas más justas


Roberto Rodríguez Marchena, vocero de la presidencia, manifestó que es un "atrevimiento y (una) frescura la sugerencia de intervenir a República Dominicana que hizo una abogada que ha demandado al país a través del periódico The New York Times… El artículo publicado en el periódico estadounidense… no es un editorial ni un reportaje elaborado por un periodista de dicho medio, sino un artículo de opinión de un tercero… La autora… no es periodista, es la abogada Roxanna Altholz, del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional y profesora de la Clínica de Derechos Humanos de Berkeley…".

Las verdaderas palabras usadas por Roxanna Altholz en su publicación en The New York Times, condensadas en un solo párrafo, son las siguientes. Citamos: «…una crisis de derechos humanos se está desarrollando en la isla de La Española, compartida por la República Dominicana y Haití…