«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

28 de junio de 2015

Explicación a las groserías y desviaciones de los funcionarios

La mediocridad, la poca ética y la falta de respeto de los funcionarios peledeístas. Pasarán siglos para que quienes gobiernan la República Dominicana aprendan a respetar al pueblo; lo harán cuando dejen de lado el tigueraje que surge de la arrogancia y la prepotencia que proporciona un medio castrado cuando ambas son utilizadas para aplastar a todo aquel que se ve precisado a indagar sobre las acciones que resultaren de un ejercicio cuestionable


No tiene nada de raro que el Dr. Euclides Gutiérrez Félix se refiera a Junot Díaz, escritor domínico estadounidense ganador del premio Pulitzer, profesor de Escritura Creativa en el Instituto Tecnológico de Massachusetts –MIT, por sus siglas en inglés- y editor de la revista Boston Review, como «un pájaro que lo que viene aquí (República Dominicana) es a eso (‘pajarear’, tener sexo con otros hombres; es lo que quiere decir quien debería estar hablando como intelectual, no como “Pancho, el que despluma pollos”)». ¿Por qué no tiene nada de raro? Por precisiones históricas, desde el punto de vista sociopolítico, acerca de la bravura del pueblo dominicano que él mismo se ha encargado de enarbolar. (Paréntesis míos, nh).