«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

28 de octubre de 1997

Responsabilidad histórica de la vigencia de Balaguer

PRD y PLD: responsables históricos del protagonismo político de Balaguer y el trujillismo. Entre ambos se encargarán de que el Dr. Joaquín Balaguer pase a la historia como el padre de la democracia dominicana...


Al abandonar el profesor Juan Bosch la sede del Comité Ejecutivo Nacional del PRD el 14 de noviembre de 1973, y decidirse a formar un partido que se llamaría Partido de la Liberación Dominicana, cuya fundación se haría efectiva el 15 de diciembre de ese mismo año por la decisión de sesenta y cuatro personas reunidas en un congreso llamado Juan Pablo Duarte, serían varias las oportunidades que se le presentarían al pueblo dominicano en lo que respecta a la conformación de una alianza táctica que agruparía el grueso de los simpatizantes de ambas organizaciones para desplazar de una vez y para siempre la influencia política del doctor Joaquín Balaguer, el peso específico de los reformistas que ostentan cuotas de poder y los vestigios de un trujillismo que al día de hoy se niega a desaparecer del panorama político dominicano y que todavía ejerce sus influencias en las decisiones más importantes que manifiesta el desarrollo “natural” de la sociedad dominicana.

Para 1974 era prácticamente imposible la realidad de una alianza por razones muy obvias: las condiciones no estaban dadas para que el país pudiese salir democráticamente del Dr. Balaguer y, además, era muy reciente la separación del profesor Bosch del Partido Revolucionario Dominicano; las heridas apenas comenzaban a sangrar.