«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

20 de julio de 1994

Juan Bosch y el PLD, la gran diferencia

Juan Bosch y el PLD ante los demás líderes y partidos políticos. Entre el Dr. Peña Gómez y el Dr. Balaguer no existe ninguna diferencia en cuanto a los métodos utilizados para la conquista del poder; de la misma forma, entre el PRD y el PRSC tampoco. Juan Bosch y el PLD hacen la diferencia...


Para la fecha en que este artículo se escribe no se define, aún, la crisis política por la que atraviesa la República Dominicana, generada en gran medida por lo que sería el último intento del Dr. Joaquín Balaguer y sus allegados de perpetuarse en el poder más allá de la eternidad. A más de dos meses de los últimos comicios la crisis se agudiza; anticipábamos la complejidad de la actual situación y más adelante, en este mismo artículo, pasaremos a explicar el porqué.

El actual es el último eslabón de una cadena que comenzaría en 1966, año en el que Balaguer conquistaría el poder gracias a la presencia de tropas extranjeras en territorio dominicano, al temor infundido a la ciudadanía, a la desaparición de urnas y a "otros recursos" que, con el correr de los años, iría asimilando la sociedad dominicana. Balaguer se constituiría en el mejor representante de los intereses norteamericanos y de la oligarquía dominicana de la época.

La cercanía de Cuba y su revolución, "la falta de determinación por parte de Juan Bosch para enfrentar el auge del comunismo" y "la influencia comunista" en la revuelta armada de 1965 -que provocaría la intervención militar norteamericana con sus decenas de miles de efectivos-, crearían una atmósfera de "ideologías extrañas", cuyo "producto más acabado" -el profesor Bosch- debía ser descalificado, aunque con ello el país pasara a convertirse en un caos.