«Me puse al lado de los indios y me derrotaron. Me puse al lado de los negros y me derrotaron. Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron. Me puse al lado de los obreros y me derrotaron. Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron. ¡Esa es mi victoria!» [Darcy Ribeiro, intelectual y político brasileño]

10 de noviembre de 2019

La traición en todos los acontecimientos de importancia en República Dominicana

No hay que ser experto para saber que en los comicios de mayo de 2020 habrá segunda vuelta, y que en la primera existe la posibilidad de que Leonel Fernández supere a uno o ambos candidatos. ¿De qué manera habrá que explicar a quienes propician un acuerdo con el expresidente del PLD que este es tan responsable de todos los males que afectan la sociedad dominicana como Danilo Medina? ¿No fue él quien lo engendró?



El 27 de febrero de 1844 se fundó, como Estado con características propias, la República Dominicana, gracias a la iniciativa de un patricio que lo dio todo por proporcionarnos la dominicanidad. Ese prohombre se llamó Juan Pablo Duarte, y con él concurrieron, en tan hermosa epopeya, Francisco del Rosario Sánchez, Ramón Matías Mella y otros patriotas que sufrieron idénticas calamidades que quienes fueron consagrados como "Padres de la Patria".

1 de noviembre de 2019

Del Partido Revolucionario Moderno y La Fuerza del Pueblo. Quien considerándose honesto pacta con la corrupción, la inmoralidad y el engaño artificioso, traiciona a sus fieles seguidores y a su patria

Pactar por una supuesta diversidad en el gobierno con aquel que se burló de Juan Bosch, destruyó al PLD, saqueó las arcas del Estado y degradó la moral social es una traición desmedida por parte de quienes se pasaron 20 años condenando sus desafueros: ningún danilista o leonelista debe ser premiado con el perdón de sus pecados. Quienes lo hicieren tendrán que rendir cuentas ante la Historia


Desde San Juan, Puerto Rico, a 410 kilómetros de distancia de la capital dominicana, pero con la información en la web de los medios noticiosos, las redes sociales y los organismos del Estado (no todos, como es lógico), hicimos el siguiente análisis:

«Hasta la fecha en la que Leonel Fernández se marchó del 'Partido de la Liberación Dominicana' [(PLD) = A] y creó 'La Fuerza del Pueblo' [(LFP) = B] -con una abstención de un 23% y los votos nulos y de las agrupaciones minoritarias en un 6%-, el Partido Revolucionario Moderno [(PRM) = C] tenía cerca de un 27% del electorado, por lo que el PLD poseía un 44%. Al irse Leonel y comprar otra organización, supuestamente de izquierda (¡aunque no lo creas, Magino!), ese 44% se ha repartido entre A y B (ambas agrupaciones son moradas, aunque una se disfrace de rosa); en este momento las simpatías de los tres partidos políticos deben estar en el orden que sigue: