9 de marzo de 2011

Los errores de Miguel Vargas

La reconsideración: único camino que le queda a Miguel Vargas Maldonado. Si Vargas Maldonado tiene a su alrededor amigos que lo quieren, deberían convencerlo de que reconsidere su posición y pase a ser un ente aglutinador dentro de su partido para la consecución del poder



Hipólito Mejía aprendió la lección de que la política se ejerce con el cerebro, no con el corazón; aprendió que esa actividad, a la que Juan Bosch definió como un arte, se ejerce con sangre fría, no con las emociones.

Sin embargo, con Miguel Vargas pasó todo lo contrario; las emociones lo llevaron a cometer error tras error. A las 8:00 PM del domingo 6 de marzo del presente año, apenas dos horas después de cerradas las urnas de las elecciones primarias celebradas por el Partido Revolucionario Dominicano, Alfredo Pacheco, director nacional de campaña del precandidato Miguel Vargas Maldonado, proclamó, con la anuencia de su líder -lo decimos categóricamente, pues de no haber sido así lo lógico era que no permitiera tal acción o que lo desmintiera, cosa que no ha hecho al día de hoy-, que este había ganado con un 59% de los votos, contra un 41% adjudicado a Hipólito Mejía.

Publicamos en “Facebook”, a las 8:22 PM de ese mismo día, lo siguiente (y aún lo mantenemos publicado): “Las declaraciones del vocero de Miguel Vargas, Alfredo Pacheco, de que están ganando 59% a 41%, son muy sospechosas, sobre todo después que la Comisión Nacional Organizadora reiterara que nadie podía dar números ni declararse ganador”.
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más