15 de mayo de 2011

Leonel Fernández, el anti todo

Los valores perdidos en una sociedad que en los años sesenta y setenta vivió su época de gloria. Nos hemos dejado coger de pendejos por un ególatra que lo único que persigue es su enamoramiento personal, plano en el que se sumerge para igualar en su totalidad al despreciable de Joaquín Balaguer, a quien ha reivindicado sólo por obtener los votos rojos, perversa acción de la que se cansó de escribir cuando era un simple mortal



Cuando uno recibe educación y valores en el hogar: civismo, comportamiento, respeto y amor al prójimo; cuando uno recibe instrucción de calidad en las escuelas y colegios: preparación académica, sentido común, recursos teóricos y disciplina; cuando uno recibe formación integral en una universidad como la Autónoma de Santo Domingo (UASD): conocimiento, capacidad, conciencia social, compromiso y solidaridad; cuando uno se forma políticamente en un partido de cuadros como el de la Liberación Dominicana: ideología, liderazgo, toma de decisiones y práctica revolucionaria; y, además, si uno se forja bajo la dirección de un líder de la categoría de Juan Bosch: dignidad, intelecto, verticalidad, patriotismo e integridad; está uno obligado a cuestionarse lo siguiente:
¿Por qué Leonel Fernández ha patrocinado un préstamo de 130 millones de dólares del que a la fecha no se conoce uso ni paradero?
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más