3 de diciembre de 2011

Razones para escribir

Comentando a Joaquín Gerónimo. A las palabras del autor -“… yo os puedo asegurar que, a diferencia de otras organizaciones políticas, Juan Bosch fundó (el PLD, NH) sobre roca firme y con un profundo sentido de la historia, mirando hacia atrás y hacia delante”- expresamos nuestra adhesión, y, para no defraudarlo, formularemos correctamente el entuerto que representan



Razones para escribir hay bastantes. Muchas, sustentadas en el interés primordial que quien las tiene quiere proyectar. Hasta hace poco, eran exclusivas de los trabajadores de la palabra de los medios convencionales de comunicación que, por la naturaleza y el grado de compromiso -malo o bueno, útil o dañino-, se enmarcan en grupos claramente identificables

Están los periodistas, dentro de los que se encuentran muchos que informan la noticia como si fuese un baratillo de faltas ortográficas. Los hay con banderías políticas -muchos comprados por el gobierno, que podría ser el de turno; y otros comprados por la oposición, que también podría ser la de turno-.

Están los articulistas, que asumen responsabilidades mayores pues comprometen su pensar y/o accionar: algunos son intelectuales, otros filósofos, unos cuantos enganchados a analistas políticos y muchos pagados por el mismo gobierno de turno.
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más