28 de octubre de 2012

Una explicación necesaria al supuesto sabotaje en la CDE

La constante y perjudicial forma de actuar de las autoridades del país. No se puede seguir aplaudiendo cuando regresa la energía eléctrica; no se puede seguir siendo indiferente ante los desmanes que han cometido los políticos, sobre todo los últimos. Los dominicanos no pueden seguir siendo conformistas y pasivos… es hora de que despierten y luchen por lo que les han robado



Mucho tiempo ha transcurrido desde que asomó la idea de explicar el momento histórico que nos tocó vivir mientras ocupamos el cargo de gerente de Turbinas de Gas y Motores Diésel en la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE); quizás la razón que postergó estas palabras se enmarca en la negativa a hacer públicas las actividades relacionadas con la profesión, a la que hemos dedicado, ininterrumpidamente, 35 años.

Para que sea realidad, es necesaria una pequeña historia que facilite la comprensión de las posibilidades que el país tuvo de poseer una industria eléctrica rentable, funcional y eficiente al servicio de su desarrollo.

La República Dominicana siempre ha vivido bajo grandes deficiencias en el servicio eléctrico; se ha pretendido señalar la época de Trujillo como la única sin apagones… ¡y cuán vulgar es esa mentira!
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más