25 de abril de 2010

Comentarios al capítulo II del libro "Trujillo, mi padre en mis memorias", de Angelita Trujillo (II de VII)

Trujillo nació de segunda (II de VII). La "Princesa Angelita", que hoy se codea con los "de primera", reconoce que el sanguinario dictador no provenía de "esa alcurnia", signando, inadvertidamente, sus verdaderas raíces, pero carece de la entereza para explicar la procedencia de los cientos de millones de dólares que sus familiares depositaron en bancos europeos y los métodos criminales con los que su padre gobernó la nación



Antes de emitir comentario alguno sobre el capítulo II, queremos hacer una observación que se desprende de la lectura del capítulo I y que, por olvido, no quedó plasmada en la primera entrega.

Las palabras nada agradables que Angelita Trujillo emite sobre el Dr. Joaquín Balaguer, el odio que le guarda al profesor Juan Bosch por la descripción que hiciera de su padre en "Trujillo, causas de una tiranía sin ejemplo" y "Póker de Espanto en el Caribe", y la magnitud del liderazgo de ambos, nos mueve a pensar que la autora de "Trujillo, mi padre en mis memorias" esperaba desde hace tiempo por la muerte de tan influyentes figuras para hacer realidad lo que ella llama "exposición de todo el acervo que atesoro de mi progenitor" (Pág. 41).

El capítulo II nos entusiasmó por el título que la hija del déspota usa: "Vida y Trayectoria". Esperábamos por la evolución socioeconómica de su procreador, y por ende de su familia, pero muy poco duró el júbilo. Comienza diciendo que su padre "trabajaba como Guardia Campestre en el Central Boca Chica" y que "sin abolengo alguno" escaló posiciones en la "Policía Nacional que organizaba la Fuerza de Ocupación americana". Cuatro líneas más tarde ya Trujillo es juramentado "Presidente de la República".
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más