19 de febrero de 2019

¿Dictadura o Petróleo? Las garras del imperio sobre Venezuela - 3ra Parte

Salida de los “ricos” y bloqueo de EE. UU. El espejo de Allende en Chile. Lo bueno que dejan las acciones de Estados Unidos, si es que hay algún sedimento positivo, es que, aún con separación de tres o cuatro décadas, los hechos, tal y como sucedieron, salen a relucir documentados con carácter oficial gracias a las desclasificaciones que constantemente hacen los cuerpos que estructuralmente dan sustancia al imperio.



Hace algún tiempo escribimos acerca de lo fácil que resulta para cualquier ciudadano del mundo ser de derecha: sólo tiene que nacer y ya; no es necesario que estudie, se prepare o cultive su mente. El derechista es como los animales, a quienes irracionalmente llamamos irracionales. Por ejemplo, el perro, para vivir, sólo tiene que ser perro: no necesita ir a la escuela para aprender a leer y escribir; no requiere de religiones que lo acerquen a Dios o a cualquier representación divina; no necesita graduarse de ingeniero, ni de médico, ni de abogado; en fin, el perro sólo tiene que nacer para ser perro, vivir como perro y, por supuesto, morir como perro. Así mismo es el simpatizante o activista de derecha: sólo requiere nacer, y, con el transcurrir del tiempo, y su continua alienación, va añadiendo nuevas "cualidades": adulador, servil, etc. Arroparse con una bandera de su nación, cantar el himno norteamericano y pedir para su país la intervención de las tropas imperialistas es la más grande de las aberraciones.
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de merrymoonmary. Con tecnología de Blogger.
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más