Este sitio usa cookies, propias y de terceros, que servirán para definir con más propiedad las estadísticas y el contenido de la página.
Al continuar la navegación está aceptando las mismas. OK Más información
Derechos de autor: Ing. Nemen Hazim Bassa. Imágenes del tema de Storman. Con tecnología de Blogger.

jueves, 14 de julio de 2022

Cómo se convirtieron en tiranos, una serie documental de Netflix que retrata de cuerpo entero al tirano mayor - [ VI ] La Guerra Fría: comunismo "hasta en la sopa"...

En 1963 Juan Bosch sería derrocado en República Dominicana por las mismas razones que Jacobo Árbenz en Guatemala: comunistas pro soviéticos "infiltrarían su gobierno" [en el caso dominicano, esos "comunistas estarían preparando el ambiente para otra Cuba" (aludiendo al primer país socialista de América)]. La misma República Dominicana, en 1965, sería pisoteada por las botas de 42 mil intervencionistas yanquis. Tan numeroso contingente, armas de última generación y tecnología de punta no servirían al tirano mayor para derrotar a los valientes dominicanos, que resistirían hasta lograr la firma de un acuerdo negociado que pondría fin a una de las más hermosas gestas que recoge la historia latinoamericana


La tiranía mayor y sus viles intromisiones en todo el mundo. El imperio del mal...


Con el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945 se firmó un acuerdo que dividió a Alemania como nación [República Federal Alemana y República Democrática Alemana; exactamente lo mismo que sucedería con Corea en 1948 (República de Corea -Corea del Sur- y República Popular Democrática de Corea -Corea del Norte-) y Vietnam en 1954 (República de Vietnam -Vietnam del Sur- y República Democrática de Vietnam -Vietnam del Norte-)] y a toda Europa. Por un lado, el bloque capitalista, liderado por el tirano mayor (ya convertido en el más grande imperio), Reino Unido y Francia, y, por el otro, el bloque comunista, encabezado por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), fundada en diciembre de 1922 y conformada por Rusia, Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Ucrania y Bielorrusia, y, posteriormente, por Lituania, Letonia, Estonia, el este de Polonia, Besarabia y otros territorios que se irían anexando con la guerra.

El bloque capitalista crearía la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), integrada, desde su instauración (en abril de 1949), por las naciones de Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal y Reino Unido, y cuya finalidad era impedir la expansión del comunismo por toda Europa; ulteriormente ingresarían Grecia, Turquía, República Federal Alemana, España, Hungría, Polonia, República Checa, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumania, Croacia, Albania, Montenegro y Macedonia del Norte.

La URSS, cabeza del bloque comunista, erigiría el Pacto de Varsovia, al que de facto ingresarían Polonia, Checoslovaquia, República Democrática Alemana, Hungría, Rumania, Bulgaria y Albania, y cuyos objetivos fundamentales serían, entre otros, la defensa mutua y la contención contra la infiltración capitalista. Cerrando el año 1989, en una reunión con George H. W. Bush -cabeza de la tiranía mayor para la época-, Mijaíl Gorbachov [Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS)] pondría fin a dicho pacto, y, posteriormente, a la URSS, traicionando los intereses del pueblo soviético. "Antes de asumir el cargo de secretario general del PCUS [Gorbachov] había estado en Reino Unido. Se negó a visitar la tumba de Karl Marx; y en vez de ello se dirigió a la recepción de la reina". [Oleg Nazárov, miembro del Club Zinóviev].

Oliver Stone: «EE. UU. es como un perro dóberman, un asesino metódico con mucho dinero. Todo lo hace por el dinero, por el negocio de las armas... Está siempre dispuesto para la guerra; por eso se mantiene constantemente creando nuevos enemigos. Fabricamos enemigos para que la cosa siga funcionado; necesitamos una estrategia de tensión, porque hace que el mundo se mueva y que los fabricantes de armas estén contentos porque pueden venderlas... Mis compatriotas saben que Estados Unidos no es transparente».

Lo que haría Estados Unidos después de finalizada la guerra merece los peores calificativos que puedan otorgarse a la intromisión en los asuntos internos de otras naciones. Con las bombas atómicas que había lanzado en Hiroshima y Nagasaki (Japón), el imperio del mal vio las puertas abrirse para, como amo y señor del mundo, hacer lo que le viniese en ganas. No obstante, la URSS le plantaría cara: el 22 de agosto de 1949 detonaría su primera bomba atómica, acción con la que igualaría fuerzas con la mayor tiranía que ha conocido el hombre, situación que vio repuntar lo que se había dado a conocer como Guerra Fría, expresión que pasó a ocupar la atención mundial cuando Harry Truman, el 12 de marzo de 1947, pronunció el discurso que definió su doctrina: "La gravedad de la situación que enfrenta el mundo hoy requiere mi comparecencia ante una sesión conjunta del Congreso; la política exterior y la seguridad nacional de este país están involucradas", palabras que aludían a la supuesta expansión del comunismo y de la misma Unión Soviética.

La tiranía mayor temía que la agitación política que vivía Europa -después de la guerra-, con los partidos comunistas compitiendo por el poder, pudiera desembocar en la conversión al comunismo estalinista de los países de Europa Occidental. Con la aparición de la CIA (Central Intelligence Agency), en 1947, EE. UU. organizó en Europa "atentados falsamente atribuidos a la izquierda y a la extrema izquierda para desacreditarlas ante los electores. Esa estrategia perdura hoy en día como medio de propiciar el miedo hacia el Islam y de justificar guerras por el petróleo". La CIA y el M16 [o SIS (Secret Intelligence Service), agencia de inteligencia británica fundada en 1909] crearon ejércitos secretos anticomunistas al servicio de la OTAN (conocidos como Gladio en Italia y Red «Stay-Behind» en otras naciones) para operar, aliados al terrorismo de extrema derecha, en todas las naciones de Europa Occidental, provocando disturbios, encarcelamientos y asesinatos de dirigentes de izquierda que apelaban a formas no violentas en su lucha por la instauración de regímenes más humanos. "La principal misión era atentar, sabotear, secuestrar e incluso asesinar a todo aquello o aquel que pudiese estar vinculado con los soviéticos".

Los Ejércitos Secretos de la OTAN (I y II)/Por Daniele Ganser
Tribuna de Nemen Hazim: Ejércitos Secretos de la OTAN I y II

¿Qué hizo el imperio del mal en Europa Occidental?

Desde 1950, Estados Unidos instauró una poderosa red de espionaje que operaba tanto dentro como fuera de su propio país "y al margen de todo control democrático". Truman, el genocida que explotó las únicas dos bombas atómicas que se han lanzado sobre humanos (para "sacar de circulación" unos pocos cientos de soldados japoneses), estaría sorprendido, "incluso horrorizado, ante el peso y la influencia que había adquirido el sector de inteligencia" que él mismo había engendrado: «Cuando creé la CIA, no pensé ni por un instante que se especializaría en propiciar golpes tan bajos en tiempo de paz», diría poco tiempo después de salir de la presidencia.

La Operación Gladio se fundó el 26 de noviembre de 1956 «para defender a Europa de la invasión del Pacto de Varsovia; oficialmente la red era clandestina y estaba preparada para entrar en acción como fuerzas de sabotaje "cuando llegara el momento"». Por vía del terrorismo, los ejércitos secretos de la OTAN [Gladio (Stay-Behind)] sometieron a los países europeos que estaban ocupados por EE. UU. "Tenían que domesticar a socialistas excesivamente ambiciosos como François Mitterrand, Willy Brandt y Olof Palme. El primer ministro socialdemócrata de Suecia, Palme, se oponía a la Guerra de Vietnam y mantenía buenas relaciones con la Cuba de Castro, con Allende en Chile y el bloque comunista de naciones. En 1986, Olof Palme fue asesinado en las calles de Estocolmo. Nunca se encontró a su asesino".

Italia, Francia, el mismo Reino Unido (aliado incondicional del tirano mayor), Luxemburgo, Portugal, España, Bélgica, Países Bajos, Alemania, Noruega, Dinamarca y Grecia serían los primeros campos de prueba para que el maligno imperio llevara a cabo su abominable política terrorista contra todo lo que oliese a comunismo, socialismo, leninismo, estalinismo, fidelismo, etc. Todas esas naciones europeas, marionetas de los norteamericanos, sufrieron el terrorismo de derecha implementado por los agentes de la CIA y el M16; dirigentes, candidatos, militantes y simpatizantes de izquierda fueron encarcelados, torturados, incapacitados y asesinados por el enfermizo temor de la tiranía mayor al contagio soviético. Cuando inició la década de los 90, muchos gobiernos expusieron los desafueros cometidos por los sanguinarios ejércitos de terror creados por Estados Unidos, pero, hasta hoy, ninguno ha sido capaz de abrir procesos judiciales que lleven a la cárcel a los responsables de tanto sufrimiento y tantas muertes.

¿Qué hizo la tiranía mayor en Asia?

China estuvo en la mira de Estados Unidos para la creación de un ejército terrorista, pero Mao Zedong, principal dirigente del Partido Comunista Chino, lo impidió con la toma del poder por vía de una revolución que culminó el 1 de octubre 1949 con la proclamación de la República Popular China. El intento para reproducir en Vietnam lo que hizo en Europa fracasó estrepitosamente con la derrota que la mítica figura de Ho Chi Minh y sus diminutos gladiadores infligieron a la poderosa escuadra militar norteamericana en una guerra que se prolongaría hasta 1975. En Corea, el imperialismo yanqui fracasó ante el ímpetu de los combatientes norcoreanos liderados por Kim Il-sung, jefe supremo de la República Popular Democrática de Corea desde su creación en 1948 hasta su muerte en 1994.

¿Qué hizo el imperialismo en Europa Oriental?

Varios países de Europa del Este -miembros del Pacto de Varsovia- descubrieron la existencia de los ejércitos Stay-Behind y los destruyeron: el Ministerio para la Seguridad del Estado de la República Democrática Alemana (Stasi) descubrió e infiltró los ejércitos terroristas de la OTAN desde los primeros años de la década de los 70. «Son ciudadanos de la República Federal Alemania (RFA) con un buen conocimiento de la zona en la que operan; actúan solos o en grupos de 3 o 4 para efectuar misiones en un radio de 40 kilómetros a partir del lugar donde residen. Entre 16 y 20 unidades, con cerca de 80 agentes, se mantienen en contacto regular con la inteligencia de la RFA», que actúa bajo las órdenes de EE. UU. y la OTAN.

Omar Torrijos: «Desde el triunfo de la Revolución, Cuba ha estado sometida a un incesante y cruel bloqueo que es una verdadera vergüenza para todo el hemisferio. Es lógico que Cuba agudizara su proceso revolucionario en estas condiciones. Los norteamericanos deben convencerse de que los cubanos son un pueblo que nunca se dejará pisotear. El triunfo de la Revolución Cubana esparce el sentimiento libertario en los pueblos de la región; sin la inspiración de ese proceso, Panamá no se habría sentado de tú a tú con los norteamericanos».

¿Qué hizo el tirano mayor en América?

América -la de todos, no la estadounidense- fue violada tantas veces por los rufianes imperialistas gringos que el récord que exhibe es insuperable entre las cortesanas más reconocidas a nivel mundial. En Guatemala, en 1954, Jacobo Árbenz trabajaba para sacar a su país del atraso económico y social en el que estaba inmerso mediante la aplicación de políticas de corte progresista; con la reforma agraria pretendía hacer productivos los terrenos cultivables, de los cuales la multinacional United Fruit Company, perteneciente a la tiranía mayor, poseía más del 50% de los mismos (¡sólo el 3% sembrados!), pero EE. UU. necesitaba sentar un precedente con el pretexto de la "sovietización" de Guatemala: la CIA ejecutaría su primer golpe de Estado bajo un plan encubierto "que sirvió como laboratorio para futuras invasiones en Latinoamérica". En 1955, el imperio del mal apoyaría en Argentina otro golpe de Estado, esta vez contra el gobierno democrático del presidente electo Juan Domingo Perón. En 1961 invadiría Cuba, por bahía de Cochinos, en una operación que resultó en una aplastante derrota conferida por las tropas revolucionarias cubanas encabezadas por Fidel Castro.

Arriba Juan Bosch y el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, líder político, el primero, y líder militar, el segundo, de la Revolución de Abril de 1965 . Abajo, un dominicano, con los puños, desafía a un invasor yanqui portando su fusil

En 1963 Juan Bosch sería derrocado en República Dominicana por las mismas razones que Jacobo Árbenz en Guatemala: comunistas pro soviéticos "infiltrarían su gobierno" [en el caso dominicano, esos "comunistas estarían preparando el ambiente para otra Cuba" (aludiendo al primer país socialista de América)].

La misma República Dominicana, en 1965, sería pisoteada por las botas de 42 mil intervencionistas yanquis. Tan numeroso contingente, armas de última generación y tecnología de punta no servirían al tirano mayor para derrotar a los valientes dominicanos, que resistirían hasta la firma de un acuerdo negociado que pondría fin a una de las más hermosas gestas que recoge la historia latinoamericana.

Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia sufrirían, entre 1973 y 1985, bajo el Plan Cóndor [estrategia de Estados Unidos en la Guerra Fría para América Latina para impulsar las dictaduras y suprimir los sectores políticos de izquierda. «El gobierno de Estados Unidos proporcionó planificación, coordinación, formación sobre la tortura, apoyo técnico y suministró ayuda militar a las juntas militares durante las administraciones de Johnson, Nixon, Ford, Carter y Reagan»], golpes de Estado financiados y apoyados por Estados Unidos que dieron lugar a sangrientas dictaduras. En Chile, el tirano mayor envió tropas encubiertas para derrocar al presidente Salvador Allende, hecho que se materializó en septiembre de 1973 bajo las directrices de uno de sus asesinos predilectos: Augusto Pinochet.

Ernesto 'CHE' Guevara: «Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica... Puedo predecir que la Revolución cubana es invencible, porque tiene un pueblo y porque tiene un gobernante como el que dirige a Cuba».

Las dictaduras de Alfredo Stroessner en Paraguay, Jorge Rafael Videla en Argentina, cívico-militar en Uruguay (apadrinada por Juan María Bordaberry), Hugo Banzer Suárez en Bolivia y militar en Brasil (de 1964 a 1985 bajo las riendas de Humberto de Alencar Castelo Branco, Artur da Costa e Silva, Emílio Garrastazu Médici, Ernesto Geisel y João Figueiredo) fueron del total "agrado" de Estados Unidos, que las apoyó, financió, suministró armas y favoreció las detenciones, torturas, violaciones, desapariciones y asesinatos de personas consideradas por dichos regímenes como «subversivas del orden instaurado, o contrarias a su política o ideología», lo que en el argot imperialista significa "contrarias a los intereses de la tiranía mayor", que, según se ha descubierto, provocó 50,000 asesinatos, 30,000 desapariciones y 400,000 encarcelamientos.

Consulta: Agresiones históricas de Estados Unidos [Luis Suárez Salazar]; Los Ejércitos Secretos de la OTAN I [Daniele Ganser]; Los Ejércitos Secretos de la OTA II [Daniele Ganser]; BBC Mundo; El Confidencial; Yahoo!Noticias; El Salto; ctxt... [Citas en itálicas y "«'comillas'»"]

Continuación...
[ VII ] Hegemonía: monstruos y terrorismo de Estado del imperio del mal (1ra parte)...

Anteriores...
[ V ] Segunda Guerra Mundial: consolidación del más poderoso imperio...
[ IV ] Nacimiento del más poderoso imperio; asentamiento de la tiranía mundial...
[ III ] Etapa inicial de la consolidación de la tiranía mundial...
[ II ] Nacimiento y formación de la más intolerante tiranía que ha conocido la humanidad...
[ I ] Pasos fundamentales para una tiranía...

Ing. Nemen Hazim Bassa
San Juan, Puerto Rico
14 de julio de 2022
Usamos cookies para darte un mejor servicio.
Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más